Los senadores del FpV repudian el desplazamiento de Sabbatella

El Gobierno dispuso que se audite la gestión del kirchnerismo al frente de la Afsca.

IMPEDIMENTO. Policías federales no dejaron ingresar a trabajadores del Afsca telam IMPEDIMENTO. Policías federales no dejaron ingresar a trabajadores del Afsca telam
28 Diciembre 2015
BUENOS AIRES.- Mientras el juez federal Daniel Rafecas quedó a cargo de la causa penal que se abrió contra el removido presidente kirchnerista de la AFSCA Martín Sabbatella, por supuestos delitos que habría perpetrado durante su desvinculación del organismo, el bloque de senadores del FpV consideró que el decreto de intervención roza la inconstitucionalidad, y lo calificó como una medida arbitraria e ilegal.

Además, el interventor de la Autoridad Federal de Servicios Audiovisuales (Afsca), Agustín Garzón, se hizo cargo del organismo y anunció que la Sigen comenzará una auditoría sobre el funcionamiento y estado actual del ente.

En tanto, el periodista Néstor Busso, miembro del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual (Cofeca), presentó ante el Juzgado Federal de Viedma sendos recursos de amparo, con pedido de cautelar, contra los decretos del Poder Ejecutivo Nacional de creación del Ministerio de Comunicaciones, asignándole facultades de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), y de intervención al propio organismo.

La Cámara Federal procedió al sorteo de la causa, que en la víspera de Nochebuena había recaído en el juez federal Julián Ercolini, quien ese día estaba de turno con la Policía Federal y tomó intervención momentáneamente en la denuncia, que lleva el número de identificación 4597/2015 y que recayó por sorteo, hecho en la Cámara Federal, en el juzgado federal tres.

El miércoles 23, fuera del horario judicial, el flamante interventor Garzón, se presentó en Comodoro Py para hacer una denuncia contra Sabbatella, con el fin de que se lo investigue por “incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad”.

Garzón hizo una exposición oral, en donde informó que había sido designado como interventor y que por los medios de comunicación se enteró que Sabattella no quería dejar el cargo, por lo que quería dejar asentado esta situación para que se investigara penalmente.

En tanto, ayer, la bancada de senadores del FpV, encabezada por Miguel Pichetto recibió a Sabbatella, y expresó su repudio por la medida. Pichetto estuvo acompañado por sus pares Liliana Fellner, Sigrid Kunath y Juan Manuel Abal Medina, y por el diputado santafesino Marcos Cleri.

Los legisladores calificaron al decreto como “una medida arbitraria e ilegal que afecta la Ley de Servicios de Comunicación” y recordaron que la constitucionalidad de la norma sancionada por el Congreso fue ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. (DyN-Télam)

Comentarios