Francisco pidió por los inmigrantes cubanos varados en Centroamérica

El Papa alertó a los Gobiernos y advirtió que muchos son víctimas del tráfico de personas. Hay 5.000 personas entres las fronteras de Costa Rica y Nicaragua.

27 Dic 2015
1

ACCION. Bergoglio le pidió a las autoridades gubernamentales que busquen solucionar la situación de miles de cubanos que buscan llegar a Estados Unidos. REUTERS

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco instó hoy a los gobiernos de Centroamérica a que encuentren una solución urgente para ayudar a los miles de inmigrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos pero se encuentran varados entre Costa Rica y Nicaragua.

El Gobierno de Managua ha impedido que el creciente número de cubanos que intenta llegar a Estados Unidos y quedó retenido en Costa Rica cruce su territorio. Se estima que hay unos 5.000 cubanos en la frontera, informó Reuters.

Hablando desde su ventana frente a la Plaza de San Pedro, ante decenas de miles de personas congregadas para recibir su bendición dominical, Francisco dijo que muchos de los bloqueados son víctimas del tráfico de personas.

"Pido a los países de la región que reanuden generosamente los esfuerzos para encontrar una rápida solución a este drama humanitario", afirmó.

Centroamérica y México han registrado un aumento de inmigrantes procedentes de la isla de gobierno comunista, ya que el proceso de acercamiento entre Washington y La Habana abre la posibilidad de que los actuales derechos de asilo para los cubanos en Estados Unidos acaben pronto.

La semana pasada, el Gobierno nicaragüense propuso que el Ejecutivo estadounidense traslada por vía aérea a los migrantes directamente desde Costa Rica a Estados Unidos. Las autoridades costarricenses han intentado convencer tanto a Belice como a Guatemala de que permitan pasar a los cubanos en camino a México.

Se espera que la situación de los inmigrantes sea el asunto central del viaje que hará Francisco en febrero a México, donde oficiará una misa en Ciudad Juárez, a metros de la frontera con Texas.

Comentarios