“‘Cita a ciegas’ explora las pasiones”

El dramaturgo Mario Diament está entusiasmado con que se estrene su obra en Tucumán

17 Abril 2015
“Todavía recuerdo la repercusión que tuvo el estreno de ‘Crónica de un secuestro’ en Tucumán, a comienzos de los 80. Me encantó la atmósfera, la reacción del público, la vibración intelectual de la gente”, afirma a la distancia Mario Diament. El escritor está radicado en Miami, Estados Unidos, desde donde se comunica con LA GACETA con motivo del estreno en la provincia de su obra “Cita a ciegas”, hecho que le interesa especialmente.

Diament divide su tiempo entre la dramaturgia, con una prolífica e incesante producción, y el periodismo como columnista del diario “La Nación” y docente de la Escuela de Periodismo y Medios de Comunicación de la Universidad Internacional de La Florida.

- ¿Qué lugar ocupa “Cita a ciegas” en su dramaturgia?

- Sin duda, es una de mis obras más importantes. Y la que inaugura un ciclo de obras fuertemente apoyadas en lo textual, como “Un informe sobre la banalidad del amor”, “Tierra del fuego”, “Por amor a Lou” y “Guayaquil-Una historia de amor”. Todas ellas abordan personajes históricos o se apoyan en sucesos reales.

- ¿Qué lo motivó a escribirla?

- Los motivos son siempre un misterio, pero creo que en este caso fue la curiosidad por explorar una situación que me parecía muy sugestiva y llena de potencialidad. Por otra parte, hacía tiempo que venía pensando que me gustaría trabajar sobre un personaje inspirado en Jorge Luis Borges.

- ¿El dramaturgo siempre vuelca un mensaje en su texto?

- El dramaturgo no siempre vuelca un mensaje en su texto. ¿Cuál es el mensaje de William Shakespeare, el de Lope de Vega o el de Harold Pinter? En mi caso, lo que me interesa es trabajar con situaciones y con ideas. El escenario es un lugar donde se exploran pasiones y se cuentan historias. Y “Cita a ciegas” hace ambas cosas. Explora la pasión en sus formas más diversas.

- ¿Estaba al tanto del estreno en Tucumán?

- Nadie puede estrenar una obra en la Argentina sin pedirle permiso al autor. Leonardo Goloboff y yo somos amigos epistolares, nunca nos hemos conocido personalmente. Él se entusiasmó con la obra y a mí me encantó la idea de que la hiciera en Tucumán.

- La obra tuvo una gran repercusión en cada lugar donde se estrenó, tanto del país como del exterior. ¿Por qué motivo?

- Quiero pensar que porque es una buena obra, capaz de conmover por igual al público de Buenos Aires que al de París, Estocolmo o Budapest. Espero que lo mismo suceda en Tucumán.

- ¿En qué proyectos artísticos está trabajando actualmente?

- En junio se estrena en Buenos Aires mi última obra, “Franz & Albert”, acerca de un encuentro de juventud entre Kafka y Einstein, dirigida por Daniel Marcove, que es el mismo de “Tierra del fuego”.

Comentarios