Una de agua o una de arena

La Confederación Argentina de Hockey le cedió a la asociación una carpeta sintética de arena. Pirlo aspira a que sea de agua. Buscan fondos para pagar la diferencia.

05 Abr 2015
La Asociación Tucumana de Hockey tendrá su sintético propio. En principio, se trata de una cancha de arena, pero los dirigentes de la ATAH armarán un proyecto para buscar la posibilidad de que esa superficie se transforme en una de agua.

En una reunión del Consejo Federal que se llevó a cabo en diciembre pasado, Rafael Pirlo, presidente de la Asociación Tucumana, y Jorge Gómez, dirigente salteño, se trató el tema. Ambos coincidieron en la necesidad que tienen las asociaciones del NOA de contar con canchas propias para impulsar el desarrollo de la actividad.

Algunas provincias cuentan con estadios construidos por el Estado que son cedidos a los clubes y seleccionados. Tal es el caso de Mendoza, que tiene su cancha y la administra un comodato. Otro es el de Córdoba, que también pertenece al Estado pero lo maneja la Federación Cordobesa.

Durante las vacaciones de 2014, la dirigencia tucumana recibió una nota firmada por el presidente de Consejo Federal, en nombre de la Confederación Argentina (CAH), comunicando que se le hará entrega de una cancha sintética a la Asociación Tucumana. Posteriormente y para reafirmar esa noticia, se recibió una circular de la CAH en la que se confirmaba la llegada del sintético, al que se agregará también la construcción de la base. La Confederación entregará el dinero para la obra, de acuerdo al lugar del país dónde será instalada, porque según la región, se hacen con distintos materiales.

Como sea
“Nuestra asociación no cuenta con un terreno para instalar una cancha. De todos modos queremos dejar en claro que no vamos a perder la posibilidad de tener ese sintético de arena”, advierte Pirlo.

“Trataremos de conseguir como sea donde colocar la carpeta. Ya sea golpeando muchas puertas, como lo estamos haciendo, o trabajando con los clubes para buscar la forma de tener la cancha propia. Si bien la cancha de arena es de una gran ayuda para el hockey tucumano, esa superficie nos mantiene hasta un determinado nivel en cuanto a lo deportivo. Entonces habría que ver la posibilidad de abonar una diferencia en cuotas por el sintético de agua con la empresa que nos provee la carpeta. Al pagar la Confederación la cancha de arena, la diferencia la abonaría nosotros. Pienso que lo podemos afrontar si hacemos una buena planificación. Para pagar el valor de la diferencia entre la de arena y la de agua se podría conseguir una financiación de hasta cuatro años”, señaló el presidente.

“Estamos convencidos de que tenemos que hacer lo que sea para lograrlo. Esta es nuestra gran oportunidad”, aseguró Pirlo.

Se manejan números
El proyecto puede ser considerado descabellado por algunos, pero los responsables de la Asociación Tucumana están convencidos que pueden afrontar el gasto. Los dirigentes ya están trabajando con profesionales haciendo números y buscando alternativas para cubrir los costos.

El primer paso que deben dar los dirigentes es adquirir un terreno y ya tienen uno en vista) Ese predio debe tener entre tres y cuatro hectáreas, porque se concentrará todo, incluidas las oficinas, en ese lugar. “Los clubes usarían la cancha todos por igual, en horarios rotativos y sin un costo adicional. Además, nos ayudará a liberar la programación de los partidos y que nuestros seleccionados se entrenen en su casa. Ese es uno de los puntos más importantes” resaltó Pirlo.

Comentarios