En Yerba Buena, 470 empleados serán titularizados - LA GACETA Tucumán

En Yerba Buena, 470 empleados serán titularizados

Eufórica sesión en el Concejo Deliberante.

27 Mar 2015
- ¿Que se están pintando los concejales que no aparecen?

- Ya va a empezar. Y se dará lo que ustedes vienen pidiendo. Así que quédense tranquilos -le contesta el concejal Antonio Caferro a un empleado de la Municipalidad de Yerba Buena que, desde el sector destinado al público, ha vociferado su pregunta. Así comenzó ayer la primera sesión del año del Concejo Deliberante, convocada para avalar un proyecto que incorpora a la planta permanente a los empleados contratados.

La iniciativa fue aprobada con el voto positivo de quienes la impulsaron, los toledistas Dora Bianco, Rolando Canseco, Luciano Villegas y Caferro; y de Mauricio Marcoccia, Marcelo Albaca y Antonio Pisano. Los opositores Mariano Campero (Acuerdo Cívico y Social) y Javier Jantus (Por Yerba Buena) sufragaron en contra. El macrista Pedro Albornoz Piossek estuvo ausente. En el temario se incluyeron dos expedientes: un homenaje a los combatientes de Malvinas y la titularización del personal, aunque en el documento no se especificó a cuántas personas se beneficiará.

“Aquellos agentes que se encuentran en carácter de personal contratado, tanto en el Ejecutivo municipal como en la secretaría del Concejo Deliberante, y que perciben una remuneración equivalente y/o equiparada a las categorías del escalafón general de la administración pública, quedarán titularizadas en la planta permanente”, reza el artículo primero. Luego, se fija que la intendencia y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales establecerán quiénes serán los trabajadores que se ajustan a los requisitos exigidos.

Jantus y Campero pidieron que se modifique ese último artículo. “Adelanto mi posición a favor, aunque con modificaciones sustanciales. Para ser titularizados deberán fijarse los siguientes requisitos: tener una antigüedad mínima de tres años o contar con tres contratos consecutivos, presentar un certificado de buena conducta y acreditar una efectiva prestación del servicio”, razonó Jantus.

Campero reforzó los dichos de su par, al argumentar que la propuesta de ellos establece requisitos objetivos, no subjetivos. No obstante, a la hora de votar, los justicialistas lo hicieron a favor del dictamen de mayoría. “Esta noche habrá un gran festejo. Vamos todos a la casa de Beatriz Rokjés de Alperovich, con el gobernador José Alperovich”, exclamó Bianco. La edil dijo, además, que se titulariza a unos 470 empleados; fue la única que dio un número preciso.

Pero fue Villegas quien acaparó los aplausos de los 250 municipales que se apretujaban en el recinto, al ritmo de las batucadas de sus bombos. Cuando se le concedió la palabra, se puso de pie, se quitó sus saco y corbata, desabrochó los botones superiores de la camisa y sacó un casco de esos que utilizan los obreros. “¡Hoy todos somos trabajadores municipales!”, arengó.

El año pasado, el gobierno del intendente Daniel Toledo quedó en el ojo de la tormenta al comprobarse que la madre y el hermano de la tucumana Marianela Mirra habían sido nombrados en la intendencia por Villegas -a decir suyo-. En esa ocasión, Jantus, Albornoz Piossek y Campero solicitaron a Toledo que divulgue la nómina de empleados. El listado nunca fue dado a conocer.

Comentarios