El paro del campo se desarrolla entre cruces de críticas - LA GACETA Tucumán

El paro del campo se desarrolla entre cruces de críticas

Mientras el Gobierno habla de “lock out”, las entidades reforzaron sus reclamos

12 Mar 2015
BUENOS AIRES.- Las entidades rurales calificaron hoy de contundente el comienzo del paro, que se extenderá hasta la medianoche de mañana y por lo que no se comercializarán granos ni hacienda en rechazo a la política del Gobierno. La Casa Rosada rechazó la medida, a la que caracterizó de lock out patronal.

La medida es apoyada por tres de los cuatro integrantes de la Mesa de Enlace: Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro). No cuenta con el aval de la Federación Agraria Argentina (FAA), que conduce el santafesino Omar Príncipe, aunque sí tiene el apoyo de algunas entidades de base federadas.

“El cese de comercialización ha sido contundente en toda la Argentina”, explicó ayer el presidente de la SRA, Luis Etchevehere, quien junto con sus pares de la Mesa de Enlace consideraron que la producción agrícola “está agonizando” por erróneas políticas.

El inicio de la protesta coincidió con el séptimo aniversario de la resolución 125 del Ministerio de Economía, por entonces dirigido por el actual diputado Martín Lousteau, que dispuso un esquema de retenciones móviles a las exportaciones de soja, trigo, maíz y girasol. Las retenciones a la soja eran de un 27% hasta octubre de 2007, pero fueron elevadas a 35% pocos días después del triunfo electoral de Cristina Fernández.

Los dirigentes rechazaron ayer, en conferencia de prensa, la calificación de ser una medida política o bien un lock-out patronal, asignada por funcionarios gubernamentales. Desde el sector avisaron que podrían avanzar con nuevas acciones en caso de no obtener una respuesta oficial.

Según Egidio Mailland, titular de Coninagro, es inaceptable que se diga que el cese de comercialización es una medida política contra el Gobierno; mientras que Rubén Ferrero, de CRA, salió al cruce de los dichos del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que calificó de lock out.

El Mercado de Hacienda de Liniers recibió pocos animales, unas 950 cabezas procedentes mayormente de campos bonaerenses y de Entre Ríos. (DyN)

Comentarios