Cartas de lectores

11 Feb 2015
2

la gaceta / foto de franco vera

Corte en la ruta 38

Utilizo este espacio para hacer pública mi queja respecto del corte en ruta N°38, a la altura del Barrio Santa Rosa - Aguilares, que se produjo el jueves pasado debido a las abundantes precipitaciones que azotaron el sur de la provincia. Ya pasaron varios días del incidente, y sin embargo, el gobierno no ha tomado cartas en el asunto. Es una ruta demasiado transitada y dicho corte perjudica a miles de personas. Es posible cruzarla caminando por medio de tablas que pusieron como especie de puente, lo cual es un peligro constante. ¿Que están esperando? ¿Que suceda un accidente, para hacer algo al respecto? Es una vergüenza que pasen los días y nadie del Gobierno haya brindado una solución ante semejante problema. Me parece una burla para la sociedad que los ha elegido para, justamente, resolver este tipo de problemas y mejorar nuestra calidad de vida. 

Andrea Alexandra Abrego
[email protected]


Estacionamiento pago ilegal

Quiero expresar mi desorientación respecto de la posición que toma la Municipalidad con las personas que cobran por estacionar en la calle. Muchos ciudadanos tucumanos somos víctimas de este sistema tributario que aceptamos pasivamente, sin quejarnos; pero esta vez se trata de una circunstancia que es necesario difundir. Mi madre y yo somos intimidadas por un cuidador de la calle Catamarca al 100, que ha rayado el auto de mi madre dos veces por mera antipatía y hasta nos insultó. Me comuniqué con la municipalidad y me contestaron secamente que los cobros en esa cuadra no están autorizados, sin embargo –al parecer- los avala una cooperativa que tiene un número telefónico inexistente. ¿Qué debo hacer entonces? ¿Llamar a la policía? ¿Por qué la Municipalidad, informada ya de esta situación, no toma medidas? Hice la denuncia policial, pues se trata de un proceder ilegal, pero quisiera expresar mi perplejidad acerca de la indiferencia del Concejo Capitalino para con este problema del estacionamiento pago: existe una cooperativa fantasma que recauda dinero y a la Municipalidad no le importa. ¿No hay ninguna regulación de esto? Tenemos que soportar los comportamientos de este hombre (y de muchos otros) en silencio? ¿No es algo que nos pasa a muchos y que merece una solución?.

Sofía Inés Corrado

[email protected]


Obesidad mórbida

Por este medio de este espacio me dirijo al ministro de Salud para poner en sus manos mi caso: padezco obesidad mórbida; no hace falta que le explique todas las enfermedades que sufrimos los obesos. Por prescripción médica, debido a mis enfermedades de base, debo hacerme una cirugía bariátrica, pero desde el mes de septiembre de 2014, mi expediente - N° 1-10627/2014-, se encuentra en el Subsidio de Salud sin que se autorice aún la cirugía. Yo completé todo el trámite administrativo con la respectiva auditoría médica. Ahora, bien, desde el 6 de diciembre pasado, el expediente corrió a la oficina de Asesoría Letrada, donde quedó hasta la fecha, sin que se expidan al respecto. Mi situación económica, como empleada pública, no me permite poner un abogado para presentar un recurso de amparo; además, y sobre todo, está en juego mi vida. ¿Será posible que se trate a los obesos como personas enfermas, que se los escuche, y no dejen morir por falta de atención? Mientras el expediente sigue sin trámite, mi salud se deteriora.

Andrea Balangione
[email protected]


Los servicios de inteligencia

Alperovich calificó al tema Nisman como grave: “Es gravísimo. Lo que yo creo y lo que quiero por el bien del país es que la Justicia actúe rápidamente, que la Justicia diga qué ha pasado con esto. Porque esto afecta la democracia, y creo que lo que debemos nosotros hacer es tratar de que la Justicia nos diga rápidamente qué ha pasado con esto”. Poca memoria, y bastante arbitrariedad, la del gobernador, cuando se refiere a la democracia, y, sobre todo, a la justicia en nuestra provincia. Como en el caso Nisman, donde están involucrados los servicios de inteligencia, ¿tiene conocimiento del funcionamiento de las “SIDE” tucumanas en nuestra provincia? ¿Se olvida de las amenazas telefónicas, en enero de 2014, a Alberto Lebbos, Roberto Delgado (periodista de LA GACETA) y funcionarios judiciales en el juicio que se lleva adelante por la causa Paulina? ¿No recuerda la represión al mismo Lebbos, y manifestantes, el 9 de julio de 2013, cuando vino la Presidenta de la Nación, donde se vio, claramente, el accionar de elementos civiles y parapoliciales? ¿Estuvo al tanto de la acción de personal civil filmando a los luchadores, en una de las movilizaciones de bancarios, donde, ante la indignación de los manifestantes, tuvieron que refugiarse en la Caja Popular, protegidos por un cordón policial? O cuando, un grupo de ex despedidos de la Caja Popular, repartían volantes, en la puerta de la institución, fueron fotografiados por personal no identificado, y ante el reclamo, por su actitud, se retiraron dando amenazas. Recientemente, la periodista Mariana Romero fue amenazada, telefónicamente, por una persona que se identificó como policía. La mencionada publicó una investigación sobre Franco Núñez, el joven que fue arrastrado por la correntada del Canal Sur, como consecuencia de la rotura de un puente peatonal, recientemente inaugurado. Conclusiones: para que haya democracia, la Justicia debe disponer una investigación inmediata, y el esclarecimiento de todos estos casos. También desmantelar este aparato ilegal de espionaje y represión. El silencio, y la falta de memoria, en estos momentos, no es saludable para las libertades democráticas.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]




Estudiantes tucumanos

Visto la enorme cantidad de estudiantes tucumanos que eligieron seguir carreras en facultades de Capital Federal y otras provincias, y ante la gran deserción por no poder sobrevivir con la escasa ayuda de sus padres, y sin trabajo, pregunto qué programas de becas, o planes inclusivos existen para estos chicos, a fin de ayudarlos a lograr sus sueños y profesiones. ¿Qué tipo de ayuda ofrecen la Casa de Tucumán y los representantes ante el Congreso?

Margarita Escasena
[email protected]


Democracia o dictadura

Sir Winston Churchill sentenció que la democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre, excluidos todos los demás. Esa sabia humorada liberal inglesa ponía los puntos sobre las íes, respecto de la encrucijada política que se les plantea a los pueblos en el período histórico posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando el sedicente “mundo libre” –¡asociado con Stalin!- derrotara a Hitler, Mussolini y a aliados. Entonces cristalizó la alternativa política (o antipolítica) fundamental: democracia o dictadura. Y las cosas siguen hoy, adentrados en el siglo XXI, igual que ayer… y tal cual lo relata la Biblia, cuando nos cuenta que Caín, que viene de matar a su hermano Abel, es interpelado por Dios por la suerte que había corrido éste. ¿Es que acaso yo soy el guardián de mi hermano?, replica el primer fratricida de la historia. Y allí queda planteado el dilema político de todos los tiempos: matar o cuidar al hermano; fratricidio o fraternidad; y, de vuelta, la alternativa de cómo convivir los unos con los otros con justicia y en paz: dictadura o democracia. Bien mirado eso es lo que nos viene pasando en nuestra corta historia a los argentinos, desde el fusilamiento de Dorrego por Lavalle, en 1828, hasta la muerte no tan dudosa de Alberto Nisman, en los días que corren del 2015. Esa fatídica dialéctica amigo-enemigo nos atraviesa hasta los tuétanos, y puebla la galería de odios y crímenes de las guerras fratricidas argentinas (y todas las guerras lo son): desde el odio entre unitarios y federales en el siglo XIX, al odio de kirchneristas y antikirchneristas en el siglo XXI. Y de ese laberinto trágico de las dictaduras y de la espiral de violencia y de los crímenes y guerras que pueblan nuestra historia, sólo se sale por arriba; por arriba de librar el único buen combate de nuestras vidas: el combate por la justicia, por la verdad, por la democracia y por la paz. La utopía, el sueño y la esperanza de encarnar una democracia republicana cabal depende de que los argentinos nos comprometamos a vivir al servicio de nuestros hermanos; eso está dicho en la amistad cívica o política de Aristóteles o en la parábola del buen samaritano del Evangelio. Y así termina también ese relato del Génesis que mencionábamos: Dios le hace una señal en la frente a Caín, “para que otros no te hagan lo que tú le hiciste a tu hermano”; y lo manda a fundar una nueva ciudad (una polis), para recrear una política de la fraternidad.

Eduardo Ruiz Pesce
Acassuso 380 Yerba Buena


Desprecio por la naturaleza

En estos momentos en que ocurren las inundaciones y sus efectos en la población de la ciudad de Aguilares, no se puede soslayar en la mirada global, el total desprecio por la naturaleza, y por ende, también por el prójimo. Observando algunas de las causas no puedo menos que valorar la función de los árboles en Aguilares y todo lo que se hace en contra: si un ejemplar de estos molesta al letrero o vista del negocio, lo talamos y listo. Como ejemplo expongo el caso de las avenidas Sarmiento al 1.200, 20 de Junio y Diego de Villarroel, y todos los ejemplares que estaban a la vera de la ruta 38 y obstaculizaban el frente de una estación de servicio. Hoy podemos ver las consecuencias. Pienso que ha llegado el momento de que los funcionarios deben asumir sus responsabilidades públicas, para evitar que continúe esta despreciable costumbre.

Miguel Angel Barros
[email protected]


Orden vehicular en Famaillá

Deseo en este nuevo espacio, ratificar una carta que LA GACETA, gentilmente, publicó el año pasado, de mi autoría, referente a la conglomeración de vehículos que se produce los fines de semana en la ciudad de Famaillá, cuando se viaja desde San Miguel de Tucumán a la ciudad veraniega de Tafí del Valle y viceversa. Soy de la opinión que para la solución de dicho inconveniente podrían emplearse cualesquiera de estas alternativas: 1- Aumentar el tiempo del paso libre de los vehículos (luz verde). 2- Construir una rotonda para ordenar la circulación de los vehículos en ambos sentidos y evitar la filtración de otros por el camino lateral, donde también se han observado autos, camiones, motos y bicicletas que no respetan las normas de tránsito, empeorando la situación descripta precedentemente. Famaillá es una ciudad que crece a ritmo acelerado y como ciudadano tucumano me gustaría que su crecimiento se realice también en el control vial y en el ordenamiento de la circulación de los vehículos. De esta forma, el número de accidentes se reducirá en forma considerable.

Víctor Molina
[email protected]


Limpieza, barrido y alumbrado

Esta es una carta dirigida al intendente Luis Morghenstein, a cuya gestión debo primero agradecer la obra encarada para el servicio de cloacas en el municipio. Pero mi inquietud, en esta oportunidad, es para solicitarle un poco de limpieza, barrido y alumbrado público en El Colmenar. Voy a enumerar la falta de atención, ya que hace ya tiempo que no gozamos de esos servicios elementales, ni desmalezamiento en la avenida Juan Domingo Perón, altura 2.700 al 3.400. Si se molesta en concurrir al lugar, podrá apreciar la cantidad de basura en las veredas, y la falta de barrido en cordón cuneta. Creo que, como ciudadana, es mi deber hacerle conocer, ya que tal vez usted ni las autoridades competentes circulan por estos lugares. También quería hacerle conocer que en la calle Lucas Córdoba y avenida Juan Domingo Perón existe una parada de colectivos donde los yuyos y la basura se apoderaron del refugio, y la tierra arcillosa bajó al cordón cuneta, por lo que nosotros, los trabajadores y vecinos que esperamos el transporte colectivo, debemos arriesgar nuestras vidas bajándonos al pavimento, porque prácticamente no quedó vereda ni “refugio”. Tampoco allí hay luz, por lo que se ha convertido en un lugar oscuro, por ende inseguro, y sucio. Y ya que estamos por la zona, también, voy a remarcar el acceso a la avenida de Circunvalación, que va desde Villa Mariano Moreno a El Colmenar, invitándolo a que realice un simple trámite: pida que la concesionaria de ese tramo o por qué no, que la Municipalidad de Las Talitas se haga cargo del desmalezamiento y la limpieza en la zona del canal. Pero con una aclaración: limpiar es barrer y retirar la basura, y no amontonarla en un rincón.

Ana María Montes
[email protected]


BUROCRACIA DEL PAMI

Una vez más la burocracia del PAMI contribuyó a la muerte inútil de María Josefina Córdoba, una niña tucumana multidiscapacitada, cuidada con muchísimo amor por sus padres durante largos años. Además de las discapacidades, en los últimos meses a la pequeña, le diagnosticaron Síndrome de Barrett, que afecta al esófago con reflujos ácidos que sólo pueden solucionarse con una cirugía. Justamente, los médicos tratantes en Tucumán la derivaron al Hospital Italiano de Buenos Aires, debido a lo delicado de la intervención y al frágil estado de la paciente. Desde que se solicitó la derivación pasaron más de 20 días, que transcurrieron entre una gestión del PAMI-Tucumán, por medio de un expediente (022020150001344), unos correos electrónicos y mi gestión personal, en las áreas de turnos, derivaciones y gerencia comercial del Hospital Italiano. Todas infructuosas, en principio, por falta de camas en dicho nosocomio. No me importa el motivo, pero hay un hecho real: Josefina murió porque no fue atendida en tiempo y forma. ¿Hay culpas? ¿Es un “accidente”? ¿Alguien tiene que hacerse cargo? ¿Tiene importancia ahora? La eficiencia no se compra: se practica como parte del amor al prójimo. Cada uno debe saber cuál es su responsabilidad en las tareas que realiza y, sobre todo, si está en juego la vida de otro. ¿Alguna vez se “ablandará” y palpitará el corazón de la burocracia? Poco creíble... ¿no? Desde el cielo un nuevo angelito nos protege. Adiós querida Josefina.

Juan Carlos Cuasnicú
[email protected]


Fin del contrapunto

Aprovecho este espacio para aclarar dudas del lector Clímaco de la Peña (h), en su carta del 10/2. Si digo que sólo expone una lista de males de estadounidenses es porque en sus cartas de este año, ellos aparecen sólo como causantes o impulsores de males, y los no estadounidenses como víctimas o títeres de los primeros. No hay valoración aparente de aportes “yanquis” a la democracia, la libertad, el desarrollo, la medicina o lo que fuera positivo, ni de actos de otros como la Revolución Cultural china, la organización y financiamiento cubanos del terrorismo en América Latina ni la represión soviética a la democracia en Europa Oriental. De paso, explico: el “error” es algo incorrecto, no necesariamente algo casual o inocente. Por eso puede calificarse como error lo visto como negativo. En cuanto a la valoración diferencial de la matemática de Lucas y Nash habría que preguntarle a Walter Graziano, ya que él hace diferencias, yo no. Pese a lo debatible de la sofisticación matemática en modelos económicos, mi crítica en la carta de referencia fue al doble rasero de Graziano, no a Nash. Además, está claro allí que no fue el único motivo por el que dejé de leer el libro. Y por cierto, Lucas sí recibió el Nobel de Economía, en 1995, lo que no invalida los aportes de quienes no lo ganan, ni vuelve sagrada la palabra de quienes sí. Por último, como mis vacaciones ya terminaron, me veo obligado a abandonar este contrapunto. Vayan mis saludos.

Gustavo F. Wallberg

[email protected]


Falta de agua en Las Talitas

Es un crimen de lesa humanidad dejar a la población sin agua durante días, semanas, meses. Me pregunto si alguna vez serán juzgados como corresponden todos los responsables. Los vecinos de Barrio Gráfico 2 -sector 3- en Las Talitas sufrimos permanentes cortes de agua desde hace 15 años. El día sábado 7 de febrero se cortó el suministro, y a la fecha no obtuvimos soluciones. Ante la queja de los vecinos al 0810 de dicha empresa la única respuesta recibida es que se quemó la bomba que nos provee de agua. ¿Y cuándo se solucionará? Nadie sabe... No se puede vivir sin este elemento esencial, y a las autoridades de la SAT directamente no les interesa. Me pregunto si los adjudicatarios de las viviendas del barrio de Empleados Judiciales que construyeron al lado del nuestro sabrán las vicisitudes por las que tendrán que pasar. El problema no se soluciona jamás. Le quitan agua a uno para darle a otro. Las autoridades mundiales tratan de concientizar a la población sobre el cuidado del agua. Aquí sugiero que comiencen por concientizar a la gente de la SAT, que derrocha miles de litros de agua potable que corre incesantemente por las calles de la castigada población de Las Talitas.

Ana María Fuentes
[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios