El Gobierno dictó conciliación obligatoria y no habrá paro del personal técnico de Aerolíneas y Austral

El sindicato rechaza las sanciones impuestas por la empresa a cinco trabajadores. Los vuelos operarán con normalidad.

08 Feb 2015
1

EN DISPUTA. Las diferencias entre el gremio y la compañía podrían poner el riesgo la puntualidad de los vuelos de mañana. ARCHIVO

BUENOS AIRES.- El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria "a partir de las cero horas de mañana" ante la medida de fuerza anunciada por la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) para este lunes, informó esta noche Aerolíneas Argentinas (AR). "Por lo tanto, todos nuestros vuelos mañana operarán con normalidad en sus horarios habituales", indicó la línea aérea a través de un comunicado.

Aerolíneas Argentinas consideró que el paro de APTA "es un claro ejemplo de irresponsabilidad y desinterés por los pasajeros".

"La medida insólita y desproporcionada tiende a suspender una medida disciplinaria que la empresa aplicó a tres trabajadores en la escala Córdoba que se negaron a asistir al curso de capacitación programado, por expresa indicación de sus representantes sindicales", agregó la información transmitida por DyN.

El comunicado de la empresa expresó que "es tan absurdo como incomprensible que el personal técnico se niegue a recibir la capacitación necesaria para realizar su trabajo con responsabilidad e idoneidad".

En horas de la mañana, APTA había dado a conocer la medida, dispuesta en rechazo a sanciones implementadas por la empresa contra cinco trabajadores, en el marco de un conflicto laboral en Córdoba.

La entidad gremial calificó como "injustificada" la suspensión de tres trabajadores de Austral y dos de Aerolíneas Argentinas.

El gremio afirmó que se trata de "una evidente maniobra de provocación laboral y gremial surgida desde el más alto nivel de Aerolíneas Argentinas y Austral", con el "inequívoco fin de no solucionar ningún conflicto, sino de agravarlo".

En ese sentido, explicó que el 5 de febrero mantuvo una reunión con representantes de la empresa, en la que se acordó resolver el conflicto "de manera conjunta, mediante el diálogo para llegar a una solución que conformara a todas las partes, a los efectos de reveer las sanciones".

"Sin embargo, intempestivamente y de mala fe, el señor Christian Landriscina, a cargo de la Gerencia de Area Producción, máxima autoridad en las Areas Técnicas de Aerolíneas Argentinas y Austral, designado y dependiente directamente del Gerente General Mariano Recalde, impartió directivas con el aval de dicho Gerente General", explicó el gremio en un comunicado.

APTA consideró que esas directivas fueron "contrarias a todo lo resuelto entre empresa y sindicato para resolver pacíficamente los problemas" y dijo que son "imposibles de aceptar laboralmente y que trabarían incluso de implementarse, todas las operaciones en la Escala Córdoba".

Asimismo, expresó que se trata de una "evidente maniobra de provocación laboral y gremial surgida desde el más alto nivel de Aerolíneas Argentinas y Austral, con el inequívoco fin de no solucionar ningún conflicto, sino de agravarlo".

El gremio advirtió que se busca generar "otros conflictos hasta ahora inexistentes. Como si a la empresa y al gobierno nacional, les resultaran redituables un perjuicio y escándalo de gran magnitud social, en contra de miles de pasajeros de ambas compañías aéreas".

El texto sostuvo que el consejo directivo de APTA "se ve obligado ante el escenario impuesto empresarialmente, para poder defender los derechos legítimos e intereses de sus representados, inlcuso, la viabilidad de sus operaciones en la Escala Córdoba, a disponer una medida de fuerza 9 de febrero".

El comunicado fue firmado por el secretario General de gremio, Ricardo Cirielli, y el pro secretario Gremial, Carlos Selenis.
Comentarios