Cartas de lectores

04 Feb 2015
2

telam la gaceta / foto de inés quinteros orio (archivo)

La plaza Urquiza

Uno de los principales paseos públicos de nuestra ciudad, hace no mucho tiempo ha sido refaccionada y remozada en la totalidad de sus áreas para permitir que quienes la visitan a diario -en especial, los niños pequeños, las personas de avanzada edad, y/o discapacitados- puedan regocijarse en sus instalaciones, encontrarse con familiares y amigos, distraerse un poco, o simplemente recorrerla, acortando distancias. Pero, ahora tengo la siguiente duda: sus aceras y caminos interiores, ¿son parte de dicho paseo, o la pista de un club de patín, o de baile?

Federico Pablo Mirande D’Andrea

[email protected]


Mao

Es cierto, en este país, podemos hablar cuando queramos, más aún en el caso de la Presidenta de la Nación. Pero a veces, como nos decía jocosamente un profesor de la secundaria, es conveniente que “la habladora emita sonidos previa orden de la entendedera”. Cuando pretendidos efluvios revolucionarios mandan, pueden conducirnos a equívocos. En escala en Marruecos, en viaje a China, la titular del PEN, llevada por estos últimos, elogió a Mao señalando: “En 1949, El Gran Timonel… llegaba al final de la Larga Marcha de la Revolución y empezaba otra: convertir un país… de pobreza inenarrable, en lo que es hoy, la mayor economía mundial”. Creo que los chinos, nietos ya de aquella gesta, no creen esto. Llegado a Beijing, en un encuentro de Universidades enviado por el Ministerio de Educación de la Nación junto a otros rectores al evento, fuimos recibidos por una guía del gobierno chino, quien nos acompañó en el bus hacia el hotel. Advertida de nuestra admiración por lo que veíamos, nos dijo: “Dijo Mao: Para ser un buen chino, se deben cumplir tres cosas: hay que subir la Muralla, comer pato laqueado y asistir a la Opera de Pekín”. Frase simpática, carente –creo- de profundidad filosófica o política. Inmediatamente, dijo lo trascendente para la China de hoy. “Dijo Deng Xiaoping: No importa si el gato es negro o blanco, ¿caza ratones? ¡buen gato!” Para meditarlo ¿verdad? No vi en Beijing ni una estatua de Mao. No la va a encontrar, me dijo nuestra acompañante. Salvo la inmensa foto que preside la entrada a la Ciudad Prohibida, Mao… ausente. Ya en Shangai, en la mayor universidad de allí, alcanzo a ver en los inmensos jardines rodeados de pabellones, una estatua. ¿Mao? Pregunté. Sí, sáquese una foto, me dice la guía, porque pronto no la va a encontrar. “Me parece ingrato”, le dije; no me contestó. ¿Estará aún? Me pregunto ahora como ciudadano: ¿qué dirán los tuits ahora? ¿Que hubo error de tipeo, como el CV de Carlés, aspirante a la Corte, o como otro (cuyo nombre no recuerdo) que aspiraba a un alto cargo, que se nominaba como asesor de instituciones que nunca había asesorado? No quiero hablar del caso Nisman, sería bastardear un muerto grande. ¿Y el viraje verbal e ideológico de Francisco, que de principal jefe de la oposición se transformó en cuestión de horas en el Santo Padre? Me marea tanto carrousel idiomático e ideológico. Un poquitín de historia básica del lugar a visitar, sería conveniente ¿no?

Mario Alberto Marigliano

[email protected]


Inseguridad

La inseguridad ha tomado las calles en cada barrio, sin causar reacción por parte de Estado; en otras palabras, “ciudadanos aprendan a cuidarse solos” y aunque se desgarren las vestiduras invocando leyes y pseudas formalidades, muchos desde una visión pacifista, que entiendo es maravillosa, pero utópica en nuestro suelo, por lo menos durante estos gobiernos que cambiaron la educación por bolsones electorales. Pero lo cierto es que para salir de casa tenemos que cerciorarnos de no morir en el intento, y la realidad es la única verdad; si pudieran matarnos a todos los ciudadanos de bien, pues lo harían. Todos los ciudadanos de bien hacer y bien tener debemos aprender a defendernos y no morir como mansos corderos, porque los delincuentes matan, te resistas o no, aún cuando consiguieron lo que buscan y, lo que es peor, muy a menudo cuando no se llevan nada. El Estado ha demostrado que no quiere, no le interesa o es inepto o convenientemente garantista, pero nos ha dejado solos, en una clara violación a la Constitución; recordando los acontecimientos de diciembre de 2013, la gente tuvo que defenderse sola, de igual forma hoy nos queda organizarnos, tomar el control de cada barrio, instruirse en el uso de armas, tenerlas legalmente, actuar en la legítima defensa, patrullar nuestros barrios por turnos, pero no morir resignados a la barbarie. Crear un fondo solidario de asistencia económica con un pequeño aporte para ser destinado a los gastos legales de cualquiera que haya intervenido en un asunto de inseguridad. Es un estado autista y tal vez cómplice, pues el camino está limpio para delinquir, si no expliquen por qué aún seguimos con la Policía en régimen de 24 hs por 48hs. Deberían trabajar 8 hs como todas las policías del mundo, tres turnos diarios con los agentes cuidando al pueblo, no a las empresas privadas, bancos, ni comercios. Entrar al turno a cazar delincuentes, pues no importa que se abarroten las cárceles, así tal vez reaccionen las instituciones y sean empujadas a buscar las soluciones. Otro punto es que la única presencia en las calles es divisada de lejos por las balizas encendidas y pasó el tiempo y lo de la disuasión no va más, hay que hacer temer y respetar la Ley. Dejar de fabricar pobreza es el desafío y para ello invertir en educación es la salida. Todo siempre mal, no intenten justificar nada señores funcionarios, en esta provincia hay miles de empleados municipales y hay que pagar a empresas privadas para recoger la basura, arreglar calles, etcétera. Tenemos policía de tránsito y la otra policía controla los vehículos, en una clara puja por el control de dinero mal habido. Tenemos algo más de 8.000 agentes en las fuerzas policiales y hoy hay menos de 1.400 para cuidar a casi 2 millones de tucumanos, y de esos, efectivamente, ¿cuántos están en las calles? Por eso crecen las empresas de seguridad privada, casualmente, en manos de comisarios retirados. Les guste o no señores funcionarios, cuando la anarquía nos domine, esta vez, el verdadero pueblo irá por ustedes.

Jorge Marcelo Huaier

[email protected]


Inseguridad II

En calle Juramento al 1.100 y pasaje 1° y Mayo al 1.100 (Avenida Coronel Suárez altura 900 al 1.200) es “zona liberada”). También la plaza del Barrio Centenario contiguo que está concretamente abandonada junto a la capilla, con pastos altos y sucia. A toda hora, en especial a la siesta, no tan sólo hay arrebatos, golpes y robos a mano armada; ahora intentan robar en locales comerciales: almacenes, carnicería y farmacia. No hay patrullas ni consignas. Hace unos meses había una consigna a toda hora en la plaza y no ocurrían los hechos delictivos que existen hoy. ¿Porqué lo sacaron? No es la primera vez que denunciamos y la comisaría del lugar no hace nada. Libera la zona. Es hora que Seguridad Ciudadana tome cartas en el asunto, de lo contrario comenzaremos a cortar calles exigiendo protección.

Rosa Aguirre

[email protected]


La muerte de Nisman

Lamento mucho el fallecimiento del doctor Nisman. En lo que respecta a su vida como funcionario público y en especial su denuncia penal, existen personas que se ocupan de atacarlo o defenderlo y por eso el motivo de mi carta tratar de advertir de la imperiosa necesidad de respetar el don de la vida. Así, pienso que si Nisman se quitó la Vida, cometió un grave error, pues es un regalo de Dios. Y si fue asesinado, se cometió un grave error, pues se le quitó el regalo que Dios le dio. Lo más triste es que tanto en un caso como el otro tendrán que rendir cuentas ante Dios. Quizás uno dirá que quitarse la vida se justifica en virtud de una denuncia penal. Quizás él o los otros dirán que tienen el derecho a quitarle la vida por una denuncia penal. No existe justificación ante Dios para quitarse la vida o quitarle la vida a un hermano, salvo en propia defensa. Hay una ley que es la positiva, creada por nosotros los hombres para regular nuestra convivencia, que encuentra su fuente en el derecho natural y este en el derecho divino. Si no podemos cumplir con la Ley de Dios que se resumen en tan sólo diez mandamientos, en los que cada vez creemos menos, cómo podremos cumplir las leyes que nosotros mismos creamos en miles de artículos, etcétera, recordando que antiguamente a la violación de los mandamientos se les llamaba delitos. ¿Cómo sé que tendremos que rendir un día cuentas ante Dios de nuestros actos? En el Antiguo Testamento se narra la historia del Rey David, quien teniendo muchas mujeres, se fijó en una mujer prohibida, la esposa de Urías. Y así pergeñó en su adentro una forma de eliminar a Urías. Le dijo a Urías que fuera al frente de la batalla a morir por su Rey. David sabía que moriría. Urías fue y entregó su vida por un rey mentiroso, codicioso, vanidoso y traidor, creyendo que lo hacía por un fin elevado y por amor a su Rey. Cuando el Profeta le mostró al Rey David que su mentira había sido vista por Dios, le dijo que su castigo sería perder la vida de su hijo, el que esperaba con la mujer de Urías. El Rey David rogó ante Dios para que no se aplicara el castigo. Cuando el castigo se cumplió, prometió no pecar más. El Profeta le dijo a David que Dios le perdonaba su vida, en alusión a su vida eterna. Si recuperamos el respeto por la vida y su origen divino, podremos luego defenderla sin la necesidad de buscar justificativos para quitarla, como cuando, por ejemplo, un delincuente mata en un asalto y luego se justifica en la droga; o como cuando se aborta a un niño indefenso y luego se justifica en que la mamá fue violada, o cuando Isis mata y luego se justifica en el nombre de Dios. Es como le dijo Juan el Bautista a Herodes, a su esposa adúltera y a la hija de ésta: arrepiéntanse antes de que sea tarde.

Pedro Isaac Pabon

[email protected]


Cañería rota

Quiero hacer público mi reclamo a las autoridades de la SAT, puesto que luego de reiteradas oportunidades en las que lo he asentado y luego de aproximadamente un mes esperando, persisten en hacer la vista gorda, y a la fecha no tenemos absolutamente ninguna respuesta. Este reclamo les advierte de una rotura que ellos mismos provocaron a una cañería subterránea en la vereda de nuestra vivienda y que se dio por los trabajos que vienen haciendo para la instalación de los medidores de agua. Es importante señalar que dicha rotura fue advertida por nosotros y en ningún momento los obreros hicieron mención. De hecho, les hicimos notar la avería (porque “increíblemente” ellos no se percataron) y prometieron, más de una vez, hacer la reparación. A la par de este reclamo público, exhorto a los vecinos a que pongan especial atención a las obras que la SAT eventualmente realiza en sus propiedades ya que, como se ve, no se hace cargo, per se, de sus responsabilidades.

Martín Morales

San Juan 2.012

San Miguel de Tucumán


Sin agua en El Corte

Hace una semana que estamos sin suministro de agua en El Corte y zonas aledañas. La práctica de muchos años nos transformó en seres ahorrativos, que se bañan con dos litros y no transpiran para evitar pérdidas. Pero todo tiene un límite, y toda reserva se agota. Ahora debo mendigar en la SAT para que me arrimen agua con un camión, cual época de la colonia. Pero la factura que puntualmente me llega, no refleja esa falencia: casi pago lo mismo de agua que de suministro eléctrico. El 11 de febrero de 2014 presenté en la SAT una nota al respecto, sin tener respuesta hasta hoy.¿Será que la nota se perdió en el water?

Miguel Röhmer-Litzmann

Pasaje Magallanes 2.051

Yerba Buena


Capitanich

Que un funcionario de alto rango de la Nación tuviera la actitud de romper en vivo páginas de un diario parece ser el gesto de un niño rebelde, gruñón, y de malos modales (Jaimito). Sarmiento dijo: “¡Bárbaros, las ideas no se matan!” O acaso estamos a las puertas de poner en vigencia nuevamente el dicho: “Alpargatas sí, libros no”. La estupidez no se estudia, la va adquiriendo cada individuo a través de sus actos. Hago constar que nunca he leído un ejemplar de “Clarín”.

Ramón Humberto Acosta

[email protected]


Capitanich II

Un viejo dicho dice: “Quien puede más puede lo menos”. La actitud del Jefe de Gabinete no es sólo indigna como lo señala el diario LA GACETA; es el reservorio de una actitud fascista de quien aún mintiendo pretende descalificar, vulnerando la libertad de prensa. Es inconcebible desde todo punto de vista la degradación del sistema republicano donde el partido gobernante, con la Presidenta a la cabeza, cambia de opinión como “el camaleón cambia de color”. Estamos frente a un peligro latente, volvimos a las negras páginas de nuestra historia en donde todos somos sospechados y controlados por “ese alguien” que se oculta en las sombras y el anonimato. Tenemos que estar alertas ya que estamos en presencia de personas tan inescrupulosas que mienten tanto y la única manera de que el pueblo esté en condiciones de revertir esta situación será en las próximas elecciones.

José Luis Avignone

[email protected]


Capitanich III

El jefe de gabinete Capitanich se habrá quedado con ganas de romper –además del diario “Clarín”- un ejemplar de la Constitución Nacional enla que se establece en el artículo 1º: “La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa, republicana y federal”. Han federalizado el unitarismo, desde el puerto. El funcionario agresivo se olvidó que es del interior, del Chaco, nada menos. ¿Viste?

Carlos Duguech

[email protected]


Barrio olvidado

Desde 2006 solicitamos mediante notas la pavimentación de las cortas calles del Barrio 1° de Julio, situado a la altura de avenida Francisco de Aguirre al 1.900, al norte de la capital. Tales peticiones jamás fueron atendidas y mucho menos solucionadas. Paso a detallar fechas y números de expedientes relacionados con estos pedidos: En mayo de 2006, se presentó en Mesa de entradas de Obras públicas de la Municipalidad, expte n°242-638. Luego en diciembre 07, febrero 08, expte n°459-260, diciembre 08, nota entregada en forma personal al director de Obras Públicas; junio 2013, nota en mesa de entrada dirigida esta vez al intendente; y por último, en diciembre 2014 cursé una nota al secretario de Gobierno municipal, pensando que al fin podríamos tener alguna solución y/respuesta, pero al parecer esta también fue cajoneada. Cabe señalar que entre las dos calles laterales y los tres cortos pasajes que forman el barrio, podría hablarse de 600 metros de pavimento, además estas ya cuentan con cordón cuneta. Pero, considerado que es un barrio no tenido en cuenta, o sea totalmente olvidado, nosotros los habitantes delvecindario también nos olvidaremos de los candidatos que seguramente llegarán con varias propuestas para las elecciones. Ya es sabido que antes de cada elección tendremos promesas que jamás se cumplirán.

Pedro Fernando Sisneros

2°paralela de la Av. Fco. de Aguirre 1.923

San Miguel de Tucumán


Niño atropellado

El domingo, en calle Balcarce segunda cuadra de Lastenia, fue atropellado por una moto un vecinito de nuestro barrio. Nachito está en grave estado en el hospital del Niño Jesús. Nachito está peleando por su vida. La moto en cuestión, después de atropellar y arrastrar al niño, se dio a la fuga. Estos inhumanos están identificados pero no se encuentran detenidos, ni la moto secuestrada, porque según la Policía de Lastenia no hay elementos o pruebas o testigos suficientes para que actúen. Es muy común, en esta arteria, que los vehículos, en especial las motos, anden a grandes velocidades, poniendo en constante peligro a los habitantes. También es común que la Policía no intervenga. Hace unos dias, las vecinas, cansadas de la inseguridad reinante en esta población, se manifestaron frente a la comisaría y la única solución que el comisario les dio fue aconsejarles que presenten una nota en Seguridad Ciudadana para que les provean móviles. En Lastenia está la comisaría de la zona; al lado de ella, la Brigada de Investigaciones; al otro lado de la comisaría, la Unidad Regional Este y también la Policía Científica. Es decir que hay cuatro dependencias juntas y no hay móviles para brindar seguridad y en este caso, investigación del accidente que tiene al niño en grave estado. Los vecinos, además de hacer cadenas de oración vamos a realizar una marcha desde la casa del niño hasta las dependencias policiales arriba mencionadas y nos quedaremos allí hasta que los responsables sean puestos a disposición de la justicia. Necesitamos que el encargado de Seguridad Ciudadana salga de su letargo y actúe en consecuencia, que el gobernador deje por un momento su campaña política y dé instrucciones de que se cumpla la ley. Ya que en esta provincia no vuela ni un pájaro sin su consentimiento, que el fiscal de turno proceda y dé muestras de humanidad. No es sólo un niño más. Es nuestro vecinito querido de tan sólo siete añitos y la está peleando como un guerrero.

Graciela Ronveaux

[email protected]


Comisionado comunal

Según el Art 3 de la Ley 7.350, todo comisionado comunal debe propender entre sus funciones a: La construcción de obras y prestación de servicios públicos. Fomento de la cultura, las artes y la educación física. El control de la higiene y moralidad pública. La protección del medio ambiente y preservación de la riqueza y variedad ecológica. La recreación, turismo y deporte, etcétera. Lamentablemente en la mayoría de los casos vemos que estos objetivos no se cumplen. Digo esto por cuanto gracias a la difusión que LA GACETA les da a todas las anormalidades que diariamente denuncian los vecinos de las diferentes comunas de nuestra provincia, se puede inferir cómo se vive en la mayoría, por no decir todas. Sobre dichas quejas (que son variadas y de todo tipo) y haciendo una estadística, el mayor porcentaje se lo llevan: el mal estado de las rutas, las calles y cordón cuneta, las malezas y la suciedad por todos lados y el abandono de los espacios públicos. Y lo peor de todo, es que sobre estos reiterados y añejos reclamos, sobresalen nuestras Villas turísticas: San Pedro de Colalao, Tafí del Valle, El Mollar, San Javier, El Cadillal, Colalao del Valle, etcétera. Atento a todo esto, uno se pregunta: ¿qué hace un comisionado comunal durante el día, la semana, los meses y los cuatro años que dura en su gestión? Y lo más llamativo es que varios están desde hace más de 10 años y las quejas y/o reclamos siguen siendo los mismos. Siendo que los comisionados comunales responden a la Secretaría de Estado de Coordinación de Municipios y Comunas Rurales y/o el Ministerio de Interior, la otra pregunta sería: ¿Por qué estos estamentos no actúan o intervienen para revertir esta penosa situación? Todo suma y se acumula (para mal en este caso), y es esta mala gestión de los comisionados lo que lleva a que la mayoría de nuestras villas turísticas no estén cuidadas ni mantenidas como corresponde, por ello no debe sorprendernos que cada vez sean más los turistas que visitan el Noroeste Argentino y esquivan a Tucumán. La verdad que como tucumano, siento una terrible impotencia ante tanta desidia.

Rodolfo Emilio Castillo

[email protected]

Comentarios