Carrió: “Nisman sabía que estaba muerto”

La diputada chaqueña expresó su temor que “tras estas jugadas” el mundo “nos comience a ver como un Estado terrorista”. Criticó al Estado “mafioso” que la trata de “loca” por decir la verdad.

26 Ene 2015
1

CAPTURA DE PANTALLA

BUENOS AIRES.- La diputada nacional Elisa Carrió advirtió ayer que va “a controlar la causa” que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman y aseguró que tras presentar una denuncia por encubrimiento de un acto terrorista contra el Gobierno el magistrado “estaba solo, sabía que estaba muerto”.

“Este es un Estado mafioso, hace mucho que el poder me trata de loca y me destratan por decir la verdad”, añadió la legisladora y señaló que esta semana estuvo “todo el poder confundido y el pueblo azorado pero finalmente sabiendo la verdad”.

Carrió expresó su temor que “tras estas jugadas”, el mundo “nos comience a ver como un Estado terrorista”.

Irresponsabilidad

Además, sostuvo que “ha sido una irresponsabilidad de todos de hablar de suicidio, de homicidio” en el caso de la muerte del fiscal. “Yo voy a controlar la causa, hay que darle unos meses” a la Justicia para que avance en la investigación, sostuvo Carrió.

La legisladora consideró que tras presentar y hacer pública su denuncia contra la presidenta, Cristina Fernández, y sus funcionarios por aparente encubrimiento del atentado a la AMIA para favorecer a los iraníes acusados “Nisman estaba solo”.

Culpabilidad de Irán

“El gobierno kirchnerista, con (el funcionario de inteligencia Antonio) Stiuso, apoyaron la tesis” de la culpabilidad de Irán, recordó y apuntó que el religioso iraní MohsenRabbani es uno de los actores del atentado, uno de los amigos de (Luis) D’Elía”.

“Cuando a alguien que hace esa denuncia le quitan apoyo, en esa situación, sabe que estaba muerto”, remarcó.

Y señaló que Nisman sabía que “tenía una sola forma de vivir que era hablar. El único salvoconducto que Nisman tenía era hablar para salvar su vida y la de sus hijas”, resaltó.

En el programa “Almorzando con Mirtha Legrand”, Carrió sostuvo que hay mucha gente en el Gobierno que se formó en Beirut (capital de El Líbano) y que tiene relación con ese mundo. “Acá no sólo es (Luis) D’Elía y (Fernando) Esteche. Hay gente en el Gobierno que tiene vinculación con el terrorismo árabe”, remarcó Carrió, que aseguró que estos funcionarios (a los que no mencionó) pertenecían a la organización guerrillera Montoneros y se formaron allí “en los setenta”.

La diputada no quiso dar su hipótesis sobre la muerte del fiscal ocurrida el pasado domingo en su departamento de Le Parc, un día antes de presentar su denuncia por encubrimiento ante el Congreso.

Respecto del regreso anticipado del fiscal al país, Carrió aseguró: “se sabe que Gils Carbó iba por todo, él estaba muerto y tenía una sola forma de vivir: hablar para salvar su vida y la de sus hijas”.

A lo largo de la charla, recordó las épocas en la que se manejaba con custodia personal y trazó un paralelismo con lo sucedido en el caso de Nisman: “yo tuve custodia federal por tres años; a mí nunca me dejaron sola, estaban a lado mío”.

“Este no es un problema de custodias, acá hay órdenes. Uno pide que se retiren pero la custodia está”. A su vez, Carrió se refirió a la situación a nivel mundial y remarcó que su único miedo es “que seamos tratados como Estado terrorista. Cuando los poderes de inteligencia del estado se convierten en Estado terrorista, esto en medio de la crisis mundial es terrible”. (DyN)
Comentarios