Un senador de la UCR pide asepsia para la Justicia

Cimadevilla duda en votar a Gil Lavedra.

04 Ene 2015
1

BUENOS AIRES.- El senador radical Mario Cimadevilla admitió la posibilidad de rechazar una eventual candidatura de su colega partidario Ricardo Gil Lavedra en la Corte Suprema, al advertir que el tribunal no debe estar integrado por quienes en un momento estuvieron comprometidos con polémicas políticas que el mismo cuerpo debe resolver.

“Creo que hay que darle un poco de asepsia a la Justicia en ese sentido”, alertó Cimadevilla al ser consultado sobre cuál sería su postura si el Gobierno nacional propusiera al ex diputado radical para ocupar la vacante que quedó en la Corte a partir de la renuncia de Eugenio Zaffaroni.

El titular de la UCR y senador nacional, Ernesto Sanz, ya había anticipado en noviembre pasado que el radicalismo no votaría al reemplazante de Zaffaroni “ni aunque sea Gil Lavedra”, en consonancia con la idea de la oposición de que ese cargo lo cubra la nueva administración nacional que asume a fines de 2015.

En declaraciones a radio Mitre, Cimadevilla puso en duda la posibilidad de avalar a Gil Lavedra como miembro del máximo tribunal de Justicia del país, ante la hipótesis de que la Casa Rosada propusiera su nombre.

“No dudo que Gil Lavedra tendría méritos o tiene conocimientos o experiencia pero yo no sé si lo votaría para la Corte”, sostuvo Cimadevilla, en referencia al prestigioso constitucionalista radical.

El senador argumentó al respecto: “yo no tengo ningún problema que hombres de la política puedan ir a la Corte; de hecho, hombres de la política que han ido a la Corte terminaron teniendo actuaciones destacadas, por caso el doctor (Juan Carlos) Maqueda”.

Contra Zaffaroni


Por otra parte, la diputada nacional por Unión PRO Laura Alonso dijo que “es público y notorio” que al ex juez de la Corte Suprema Zaffaroni lo une una amistad con el vicepresidente Amado Boudou, y criticó la defensa del magistrado al funcionario al señalar: “no ayuda a construir un liderazgo distinto”. Según Alonso, las declaraciones de Zaffaroni “ponen en crisis la ética y la integridad que un país republicano debería exigir a sus funcionarios públicos”, y aseguró que las causas que se le imputan a Boudou no son un tema del pasado porque tiene que ver con ser ejemplo.

El magistrado, que renunció al cargo a fines de octubre, dimisión que se hizo efectiva el 31 de diciembre, consideró en un reportaje con Página 12 “un poco exagerado” que el vicepresidente esté procesado por un “formulario 08 de hace 20 años” para la transferencia de un vehículo.

La diputada macrista recordó: “Zaffaroni lo invitó a su cumpleaños y hasta le recomendó té de tilo y flores de Bach hasta que todo baje. Aunque ya no es más juez de la Corte Suprema, no es cualquier ciudadano, incluso estuvo bajo la lupa de la investigación judicial”. En este sentido, agrego: “Zaffaroni no contribuye con sus declaraciones y con calificar como exagerado que hace 20 años Boudou truchó los papeles de un auto; no sólo fue eso, truchó domicilios y sociedades comerciales donde tiene intereses”. (DyN)

Comentarios