El PJ desafió a Amaya a confrontar con el alperovichismo

El congreso del Partido Justicialista se encolumnó tras la fórmula Manzur-Jaldo y votó pedirle a Rojkés que persiga otra vez la presidencia

18 Dic 2014
El congreso del Partido Justicialista (PJ) desafió al intendente de la capital, Domingo Amaya, a ir a internas, respaldó a Beatriz Rojkés para un nuevo período al frente del partido y se alineó tras la fórmula integrada por Juan Manzur y por Osvaldo Jaldo, para suceder al gobernador, José Alperovich.

Las decisiones se tomaron durante un breve encuentro, que se realizó ayer en la sede del PJ (Virgen de la Merced 157). El mitin había sido convocado para ratificar la fecha de la elección de recambio de autoridades del partido, que se realizará el próximo 8 de marzo. Pero los 67 congresales presentes (sobre un total de 100) aprovecharon la ocasión para intervenir, sobre distintas cuestiones políticas.

El primero en hablar fue el comisionado rural de Villa Carmela, Alejandro Sangenis (h). “Estoy convencido de que todos los que estamos aquí acompañaremos la fórmula Manzur-Jaldo; estos compañeros tienen demasiados méritos. No debemos olvidarnos de cómo estábamos en 2003, la salud era una enferma en estado vegetativo, y el ministro, que ayer era una expectativa, hace rato que es una realidad. Y qué puedo decir de Jaldo, un compañero del interior, que demostró virtudes y capacidad para gobernar: no pongamos en riesgo el trabajo de 12 años; que Tucumán siga creciendo, con nuestro conductor, Alperovich”, señaló. Luego le dedicó unas palabras a los amayistas, cuyos representantes no asistieron al congreso. “El peronista que no se allana a las reglas del juego debe dejar las bancas, debe renunciar”, desafió.

Contra el amayismo también se despachó el dirigente Mario Humoller; pero este no sugirió que se vayan, sino que los convidó a subirse al ring de la interna del PJ. “Convoco a los que nos están de acuerdo a someterse a esta compulsa interna. Que sean las bases peronistas las que determinen cuál es el proyecto que debe conducir el partido”, arengó. En 2007, el alperovichismo, que por entonces estaba enfrentado con el sector liderado por el ex vicegobernador Fernando Juri, compitió en las internas con estos y los venció.

Aunque sin mencionarlos, el presidente del Congreso, el intendente de Monteros, Alberto Olea, se refirió a los seguidores de Amaya con duros términos: “no hay peronistas disidentes; eso no existe en el PJ, porque nuestro movimiento es verticalista. Aquel que no está de acuerdo con la conducción es directamente un traidor”.

Una vez votada, por unanimidad, la fecha de la elección interna del PJ, el legislador José “Gallito” Gutiérrez mocionó que el congreso le pida a Rojkés de Alperovich que vuelva a presentarse. La senadora preside el PJ local desde 2007; actualmente, está cumpliendo su segundo mandato. “Le pidamos entre todos que acepte una nueva postulación, para un nuevo período”, dijo; su moción fue votada por unanimidad, por aclamación.

Pero también hubo críticas hacia los opositores, extra partido. “Tengamos cuidado con esos candidatos instalados porque tienen prensa gratuita. Uno de ellos es odontólogo; y por lo que sé, a su primer paciente se le infeccionó una muela. Si no sabe trabajar de su profesión, mucho menos sabrá cómo gobernar”, dijo el intendente de Bella Vista, Luis Espeche. Aunque no dio nombres, debía referirse al líder del Acuerdo Cívico y Social, el diputado nacional José Cano (UCR), puesto que es el único de los precandidatos de la oposición a gobernador que es odontólogo.

Comentarios