La prosa combativa de Alfonsina Storni

Una obra fundamental que rescata los textos publicados en los diarios.

09 Nov 2014
Un libro quemado, de Alfonsina Storni, es una revelación desde todo punto de vista. Algunos textos pueden ser vistos como las aguafuertes femeninas avant la lettre de una poeta ilustre.

El punto de vista tiene algo en común con la lupa de Virginia Woolf o de Victoria Ocampo, pero no deja de proponer una perspectiva novedosa y osada sobre los tópicos más curiosos. Las notas y crónicas de Storni revelan aspectos desconocidos de su escritura: sus opiniones sobre algunos temas (la dactilógrafa, la médica, la costurerita a domicilio, la mujer como novelista, las heroínas, los defectos masculinos, las poetas americanas, ¿por qué las maestras se casan poco?, el voto femenino, etc.) contradicen los clichés de la época.

Storni esgrime un arma sutil y poderosa desde la tribuna del diario y sabe que puede ser leída y que puede formar opinión. Escribe en la época en que los diarios formaban “un” lector. Y ella, más que nadie, sabe que construye una voz, un tono, una forma de mirar la literatura y el mundo.

La poesía era la subterránea zona de sombra –o de luz, según como se mire– y la prosa era la zona pública. Es curioso el destino de los textos de un autor. Mientras Storni escribía estas notas era leída por muchas lectoras. Hoy, estas notas son piezas históricas aunque muchas tengan un peso insoslayable y hayan sobrevivido a su tiempo.

La poesía, quizás, era por ese entonces, en los comienzos, la expresión de un hecho vacilante, huidizo, un arte aristocrático, seguido por unas pocas mujeres ilustradas. Hoy su poesía forma parte del canon. ¿Quién sabe cuál es el destino de sus textos?

Las notas sobre los defectos del hombre o el lugar de la costurerita en el cine son polémicos y muestran, como ya dije, un costado combativo de Storni, lejos del tono dulce y melancólico de algunos poemas. Creo que hay que leer estos textos. Un escritor tiene facetas diversas. Un libro quemado reúne un costado de sombra: un lado que ilumina la intensa poesía y que entrega una huella diferente de la escritura de Storni. En este sentido –y en otros– el libro es fundamental: devela otras formas de entender la relación entre vida y obra. A la par, expone opiniones iracundas y algunas bravuconadas de una mujer sutil e inteligente.

© LA GACETA
Comentarios