El duelo: Stallone-Mel Gibson

“Los indestructibles 3” propone mucha acción y un incesante desfile de antiguas estrellas

28 Ago 2014
1

ATENTOS. Stallone, Statham (derecha) y Banderas (una de las incorporaciones) marchan con pie de plomo. Puede haber francotiradores al acecho.

¿A quién podía interesarle una película de acción poblada por luminarias ochentosas, casi una banda de reliquias? Sylvester Stallone siempre estuvo seguro de que el público los recibiría con los brazos abiertos y no se equivocó en lo más mínimo. “Los indestructibles” se estrenó en 2010 y fue un exitazo, al extremo de que la secuela se filmó a toda velocidad y la tercera parte llega hoy a Tucumán.

La fórmula es la misma: un equipo de mercenarios que resisten el paso del tiempo como una cuadrilla de Dorian Grays. Al frente vuelve a colocarse Stallone, en la piel de Barney Ross, secundado por Lee Christmas (Jason Statham), Trench (Arnold Schwarzenegger), Gunner (Dolph Lundgren) y el resto de la banda.

Una de las claves de la franquicia es la aparición de viejas estrellas, muchas de ellas con mandato vencido, pero de fulgor intacto en el imaginario de los fans. En la primera parte fueron Mickey Rourke y Eric Roberts; en la secuela fue el turno de Bruce Willis y un villano imposible a cargo de Jean Claude Van Damme. Aquí los nombres son de primerísimo nivel: Mel Gibson, Harrison Ford, Antonio Banderas, Wesley Snipes y ¡Kelsey Grammer!

Gibson cuenta que se divirtió horrores interpretando a Conrad Stonebanks, el viejo socio de Barney Ross y cofundador de Los indestructibles. El problema es que ahora revisten en bandos opuestos, así que se avizora un duelo de colosos. Basta recordar la pelea final de Stallone con Van Damme en el desenlace de la segunda parte para relamerse con lo que viene.

Harrison Ford también se tomó con humor esta incursión. A los 72 años, es el actor más veterano del reparto, por encima de Stallone (68) y Arnold (67). Más allá: si se suma la edad de todos los protagonistas la cuenta da 789 años. Volviendo a Ford, en su CV puede anotar ahora su participación en tres de las sagas más exitosas de la historia del cine (ya figuraban Star Wars e Indiana Jones). Impresionante.

Hablando de sagas triunfales, Stallone no piensa detenerse: para el año próximo se anticipa una nueva entrega de Rambo. Y hay quienes sospechan que en cualquier momento le sacudirá el polvo a Rocky. ¿Por qué no una revancha con Iván Drago, teniendo en cuenta que su amigo Dolph Lundgren es una de las figuras de Los indestructibles?

La dirección de “Los indestructibles 3” corrió por cuenta de Patrick Hugues, cuyo único antecedente en largometraje era el thriller “Red hill”. Está claro que Hugues no tomó decisiones sin consultarlo con Stallone, quien además fue uno de los guionistas.

Millenium Films invirtió 80 millones de dólares cuando se tiró a la pileta con el proyecto y recaudó más del triple. La secuela costó 100 millones y recorrió idéntico camino. Aquí los costos también fueron onerosos, pero los cálculos menos optimistas apuntan a retirar de las boleterías el doble de lo presupuestado. Por eso hay que prepararse para “Las indestructibles”, que nacerán -según parece- al comando de Sigourney Weaver.

Comentarios