›› Cartas de lectores - LA GACETA Tucumán

›› Cartas de lectores

30 Abr 2014
1

la gaceta / foto de osvaldo ripoll (archivo)

 SILENCIO ACADÉMICO

La manifestación pública de un dirigente no docente de la UNT debería haber sido motivo de respuesta inmediata de parte de todos los sectores académicos de nuestra casa de altos estudios, pero parece que es más importante una contienda electoral que reafirmar estos conceptos. No menosprecio la labor de un no docente en el ámbito de la Universidad, pero quien debe conducir una unidad de formación universitaria debe ser siempre quien acredite ser un profesional egresado de ella. Comparto lo que expresa el lector Sosa Padilla Araujo en su carta (“Elecciones en la UNT I, 28/4): “el día que la Universidad sea conducida por alguien externo al ámbito académico, creo que la academia no será ya el fin per se”. No es este un criterio de soberbia sino de sentido común. El término “universidad” deriva del latín “universitas, magistrorun, scholarium”, que significa comunidad de profesores y académicos, lo que reafirma este concepto.

José Oldano

[email protected]


ELECCIONES UNIVERSITARIAS

Áspera columna la de Federico Türpe (26/4). El remate final de la misma: “Cerremos las persianas porque nos están enseñando a robar” es, como todo su contenido, un llamado durísimo de atención para los universitarios que, ante la frustración de muchos (espero) entre los que me incluyo, esperando opiniones condenatorias, pareciera que no produjo demasiadas sonrojas. Vivezas de la política criolla, puede ser uno de los argumentos explícitos o “in péctore” que circulan para justificar el silencio. Ante la carta de María Vece de Reynaga (“Elecciones en la UNT II”, 28/4), que reconforta, rompo un silencio prudente ante el proceso eleccionario. Asombra por otro lado, la pretendida modificación del Estatuto para lograr una representación de tres no docentes igualando al estamento estudiantil en los Consejos Directivos, a más de proponer: “Queremos que un no docente llegue a un cargo directivo y trabaje por el bienestar del estamento”…Esta concepción corporativa en nada ayuda a la construcción de una universidad académica y culturalmente superior. Hay no docentes que ocuparon cargos de gabinete en facultades; pero ¿de rector o decano? En el infograma de la Asamblea Universitaria en LA GACETA del 26/4, se aprecia claramente la apenas tibia mayoría docente, que debería ser sustancial. Los decanos tienen una complejidad tal de problemas a resolver que exceden y pueden diferir de la mirada docente, aunque ellos estatutariamente lo sean, pero no pueden ser considerados como tales. Este punto, como el sistema directo eleccionario que ahorraría “negociaciones”, cuestionamientos judiciales y planteos corporativos, deberían ser temas prioritarios en una reforma. “Pedes in terra ad sidera visus”. Resta, nada menos, lograr su reafirmación, ante la mirada cortoplacista que pareciera invadirnos.

Mario A Marigliano

[email protected]

 ESTACIONAMIENTO

Las actuales avenidas Perón (ex Juan B. Justo) y William Cross (ex Monteagudo) en la localidad de Las Talitas, por disposición de una ordenanza municipal, pasaron a ser de tránsito de una sola mano. En la primera, que es el principal acceso a Las Talitas, la dirección es sur-norte, y en la Cross, la dirección es norte-sur. Según el Concejo Deliberante, lo que motivó la ordenanza fue que ambas avenidas son angostas y tienen alto tráfico vehicular, lo que generaba alto riesgo de accidentes para los peatones, especialmente para niños y adultos. No obstante, actualmente siguen teniendo cruces peligrosos, a lo que se suma que se permite el estacionamiento a doble acera, dejando un espacio muy reducido para el tránsito vehicular. Esto ocurre, especialmente, en la avenida Perón desde el 2.700 al 3.000, en El Colmenar, pues existen allí numerosos comercios, y por ello también gran cantidad de peatones. Sobre esa vía, se encuentra un colegio privado, y en las adyacencias hay otro colegio y una escuela pública. Por su parte, la avenida William Cross también tiene el problema del estacionamiento en doble fila, fundamentalmente en la zona del Concejo Deliberante y de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de Las Talitas, que se encuentran entre el 2.700 y el 2.900. Cabe destacar que en los horarios de entrada y salida de los establecimientos escolares hay control de tránsito municipal, pero esto no se da en el resto del día o los fines de semana. Considero que es absolutamente necesario dictar normas de tránsito que prohiban el estacionamiento y que fijen un horario para carga y descarga, así como controles permanentes con agentes de tránsito.

Pastor Víctor Juárez

Pasaje García 3.198

El Colmenar-Tucumán


DESIDIA

Vivo a sólo dos cuadras de nuestro hermoso parque 9 de Julio y es lamentable y me da mucha tristeza que nuestro parque se convierta en un basural todos los domingos, gracias a la desidia de muchísimas familias que van a tirar sus desechos en lugar de disfrutar de este maravilloso lugar. Felicito al intendente y su equipo porque a las 10 de la mañana de todos los lunes, luego de una ardua limpieza, nuestro lugar vuelve a ser el que soñamos, y también por la gran cantidad de basureros y containers que hay; lástima que nuestra sociedad no los vea. Me gustaría ayudar, quizás organizar con los jóvenes estudiantes una competencia los domingos, que gane el colegio que más concientice a las familias entregando bolsitas de residuos; y si esto no funciona, cobrar severas multas. Necesitamos que los tucumanos entiendan que la limpieza nos beneficia a todos.

Viviana Aiachini

[email protected]

¿QUIÉN LA NOMBRÓ?

¡Tantas intrigas de la prensa y de la gente por conocer quién contrató a la modelo en la “hache” Legislatura!, si al fin de cuentas da lo mismo que se llamen Regino, Sisto, Roque o Guillermo. Porque el que elige a los personeros para tal o cual tarea, cualquiera fuese, se llama José. Así sea nombrar a una persona porque sí en el Estado o modificar a gusto la Carta que no es tan “Magna” en Tucumán. Y hasta conformar a conveniencia (por ahora) el Poder Judicial.

Carlos Duguech

[email protected]

 UNA LUCHADORA

Se llamaba Norma Beatriz Guimil. No terminó la escuela primaria; a los 13 años ya trabajaba, primero, en una fábrica; y luego como empleada doméstica casi toda la vida. Con sus cuatro hijos y más de una docena de nietos, vivía modestamente en la localidad de Temperley, Buenos Aires. Frente al congelamiento salarial y la convertibilidad monetaria de los años 90, impuesta por el gobierno menemista, cuando muchos aplaudían la supuesta y fraudulenta estabilidad, Norma Pla participó durante cinco años ininterrumpidamente de las marchas que los jubilados protagonizaron cada miércoles reclamando un haber mínimo mensual de $450, que estimaban como justo. A pesar de su edad y su diminuta figura, enfrentó a la Policía, saltó vallas y trepó las puertas del Congreso, de la CGT y tomó reiteradas veces el edificio del PAMI. Pasó más de 80 días protestando en la plaza Lavalle. Organizó almuerzos en insólitos lugares de la ciudad: las recordadas “choriceadas”. Padeció varios desmayos, realizó huelgas de hambre y convocatorias populares. Soportó 23 procesos por tirar huevos y harina al Congreso, al Concejo Deliberante, Banco Hipotecario, la DGI, y al Ministerio de Economía. Fue detenida y arrestada en diversas comisarías. Su forma de ser fue tomando notoriedad, muchas eran las anécdotas que se relataban, como cuando encaró al ministro de Economía, Domingo Cavallo, quien, conmovido, no pudo evitar el llanto cuando Norma le dijo: “No llore, señor ministro, no llore, tenga fuerza para defender lo suyo. Usted tiene madre… pero seguro que no está en la plaza con nosotros. Debe estar mejor”. Un fin de año amenazó con suicidarse en la Plaza de Mayo. Norma Pla falleció a los 63 años, el 18 de junio de 1996 a raíz de un cáncer, tan pobre y digna como había vivido y luchado, sus cenizas fueron dispersadas en la Plaza Lavalle. Se fue la incansable luchadora social, los jubilados y pensionados siguen sufriendo, aún hoy, las penurias de un haber mínimo que no les es suficiente para sobre llevar sus males propios de la edad, las interminables colas para cobrar o conseguir la atención médica y como si fuera poco, padecen también buscando un turno para el cambio obligatorio de su DNI.

Roberto Martín Aguirre

[email protected]

 JUAN PABLO II


Juan Pablo II: serviste a Dios con sencillez y sabiduría. Nos has dado verdades de luz, verdades de Jesús. Viajaste por el mundo como un profeta. Sabio espiritual, santo eres, santo serás. Juan Pablo II, creemos y pensamos en ti, ayúdanos con tu bendición porque la tienes tú de Dios, ¡oh Padre Santo!

Roberto Romagnoli

J. Gorena 1.275

Concepción-Tucumán

 AFRENTA MORAL

El respeto hacia uno y hacia los demás es la regla fundamental de los seres humanos, y hoy con la afrenta moral que recibieron Paulina Lebbos y su familia, por la actitud y los dichos del fiscal Albaca queda al descubierto la falta de respeto de las autoridades de los tres Poderes del Estado y en especial, al Judicial y a la sociedad toda. El fiscal acusó a la víctima, la juzgó post mortem y la condenó, no le otorgó la posibilidad de la duda, no le dio la oportunidad de inocencia. Paulina no tuvo oportunidad de defensa por razones obvias. ¿Es posible tal juzgamiento? La sociedad esperaba el respeto debido de las autoridades; salvo poquitas opiniones, ningún funcionario provincial se expresó sobre los dichos del fiscal. Está muy claro que en Tucumán los ciudadanos no somos todos iguales ante la Ley. Se vulneraron todas las garantías constitucionales durante siete años, por ejemplo, los derechos de la mujer. Los funcionarios que juraron cumplir con la Constitución, miraron a un costado; no se respetó a la víctima fallecida. Espero que los tres Poderes del Estado reaccionen y actúen aplicando el máximo de la ley al fiscal Albaca. También espero que todos los consejos profesionales de todas las actividades se expresen sobre su informe. Señor Lebbos, no afloje, la sociedad toda está de su lado.

Juan Carlos Bernard

Salas y Valdés 1.251, Torre II 1°C

San Miguel de Tucumán

 SEGURIDAD VIAL

Los siniestros viales son una “enfermedad social”; así es considerado desde 2004 por la Organización Mundial de la Salud. Como cualquier enfermedad, entonces, está dotada de signos y síntomas que deben ser atendidos adecuadamente para que la enfermedad no se convierta en epidemia. El lector Marcos Mirande (carta del 25/4) se refería a las rotondas y al caos vehicular a su entender la resolución no es fácil. En primer lugar, un “medicamento” viene del sentido común. Las rotondas son iguales a las antiguas puertas giratorias de los bancos; quien tiene prioridad es el que está adentro; los demás esperan para entrar. Otro “medicamento” viene de la mano de la percepción del riesgo que está ausente en materia de seguridad vial. Una hornalla de la cocina está encendida, percibo el riesgo de quemarme, no me acerco o sí, diferencia entre sentido común y estupidez humana. En cuanto a la carta del lector Ignacio Páez de la Torre (26/4) es cierto que no existen “verdaderas” rotondas, pero “la excusa agrava la falta”; pseudo-rotondas o no, debemos percibir el riesgo y evitarlo. Se cree erróneamente que la educación vial es enseñar el significado y el sentido de las señales de tránsito cuando en realidad la educación para la seguridad vial es la formación en valores: el respeto a la vida, solidaridad, responsabilidad, entre tantos otros, educación y control, en ese orden. Además debe haber una política de Estado que trascienda gobiernos de turno y colores políticos. Las fotomultas seguro van a ayudar a “recaudar”. ¿Ese dinero servirá también para educar en seguridad vial y para que de una vez y para siempre dejemos de pintar estrellas amarillas?

Jorge Antonio Rojas

[email protected]

 EL CLUB BELLA VISTA

El ascenso al Argentino B logrado por el Club Sportivo Bella Vista el 26 de abril se inscribe dentro de los triunfos obtenidos por el club a lo largo de su historia, es una conquista que lo ubica en el tiempo de sus mejores realizaciones. Fundado el 3 de noviembre de 1925, por la fusión de los clubes Manuel García Fernández y Tulio García Fernández, jugó en la Liga Departamental de Fútbol de Famaillá, en la década de 1920 hasta 1932, en que se incorporó a la Asociación Cultural de Fútbol fundada en enero de ese año. La década de 1930 fue la de su mayor esplendor. Fue campeón anual de la Asociación Cultural en 1933, 1935, 1936, 1938, 1939, 1940, 1941 y 1943. En 1939, también fue campeón del Torneo Preparación. En su estadio jugaron clubes nacionales como Newell’s Old Boys (1939), Lanús (1940) y Racing Club (1947) ante cinco mil personas. En 1942, fue el primer equipo del interior de Tucumán que jugó en Rosario de Santa Fe tres partidos contra Rosario Central inaugurando la temporada nocturna y en Buenos Aires contra Lanús. Dos de los presidentes de la Asociación Cultural provinieron de Sportivo Bella Vista: el Ingeniero Manuel Andrade (1934-1935) y el doctor Ramón Bustos (1950-1952). En 1941 disputó la copa “Dr. Arturo R. Alvarez” con el Club San Marín al que venció por cinco goles a uno. En esos años fue conocido como “Los millonarios del sur”. Integraron su equipo figuras de gran renombre como Eduardo Leoncio (insider izquierdo) que en 1937 fue nominado por la Asociación Cultural como el más destacado jugador de fútbol de ese año; Botazzo, guardavalla de nivel internacional, Giudice, Marvezzi, Molinolo, Bellomo, Cazuza, Pereyra, Medina, Marcaida, Medrano, Miranda, Conidare, Burlé, Ballesteros, Campero, Arsenio Lólpez, Roberto Espeche, Simón Olmos, Busnelli, Zeidán, desempeñándose como preparador físico Pedro Soria, y muchísimos otros cuyos nombres al igual que el de sus DT serán rescatados en la historia del Club que elabora la Fundación Bella Vista, historia en al que se inscribirá este nuevo logro de jugar en el Argentino B.

Manuel Roberto Valeros

San Lorenzo 1.185

San Miguel de Tucumán

 EL HOMBRE INVISIBLE

En Tucumán, ocurren cosas desde las más pequeñas, hasta asesinatos aberrantes, asaltos, etcétera, que en la mayoría de los casos, nunca son dilucidados ni encontradas las causales que los produjeron. Ello es una muestra palpable de la decadencia de una sociedad en la que no hace falta que la Presidenta mande a sus partidarios a que vean la película “Cabaret”, que mostraba la crisis previa a la instalación del nazismo en Alemania. Nunca se encuentra a los culpables, todos están sospechados, todo hombre que ocupe el lugar que ocupe, no es tomado como una persona, sino como en muchos casos lo ven y lo consideran como una cosa, contratan sicarios que por $100 matan a las personas por encargo de otros. Alberto Calliera, el prestigioso humorista de LA GACETA, que con dos letras a los políticos nos ahorra ríos de tintas para mostrar las realidades o de hacer conocer una posición que la ciudadanía lo siente, creó hace mucho tiempo mediante un interrogante, que cuando no se descubría nada se hacía la pregunta. ¿Quién habrá sido?, y se contestaba así mismo que prendió en la ciudadanía y nos hizo sonreír con una realidad: “El hombre invisible”. Este personaje creado en su imaginación, está permanente y latente en nuestro cotidiano acontecer y todos nos contestamos que seguramente el que provoca los hechos delictuosos de cualquier índole, al no ser descubierto, seguramente fue “El hombre invisible”.

José Luis Avignone

[email protected]

 BLANCANIEBLA Y LOS 49 ENANITOS

A veces la lectura de LA GACETA nos hace renegar. No por culpa de ella seguramente. Otras veces nos alegra la vida con el humor de algunas cartas de esta sección, como la del señor Hugo Vallejo (28/4). Lo que hizo con el pobre Abraham Lincoln es criticable. Pero según un fax que he recibido de buena fuente, el barbudo presidente hace 48 horas que se ríe sin cesar allá en el cielo, luego de leer la carta del lector. Lo que no puedo saber aún es por qué se ríe. Luego un amigo me pasó dos datos, que sucintamente explico. Para no ser menos que en Buenos Aires, vamos a tener un programa farandulero propio, cuyo nombre ya ha sido elegido. Se llamará “Blancaniebla y los 49 enanitos”, y estará lleno de sorpresas. El otro es la aparición de una novela anónima, que pese a ese calificativo tendrá 49 autores. Pero ninguno quiere poner su nombre. Ya se han tomado los recaudos para que su edición esté lista antes de los próximos dos años, teniendo en cuenta que las ediciones oficiales no son muy veloces por estos lados. El nombre evoca a García Márquez y se llamará “El decreto no tiene quien lo suscriba”.

Melitón Saldaño

[email protected]

 CAMBIO DE ACTITUD

Los argentinos que sentimos que no somos representados, que queremos salir de esta crisis estructural, institucional de valores, que no aceptamos más vivir en tanta degradación, corrupción, resignación, apatía, es momento que cambiemos de actitud y pasemos a ser ciudadanos comprometidos con lo público. De esta forma podrá emerger el verdadero cambio de raíz, podrá nacer una genuina alternativa que nacerá en defensa del estado de derecho, de la democracia constitucional. Sólo tendremos un mejor gobierno, si a quienes votamos son genuinos representantes de las necesidades e intereses del pueblo, si gozan de la imprescindible idoneidad y ética pública. De lo contrario, seguiremos con más democracia populista, con más partidocracia, con más unicato, con más políticas públicas asistencialistas, con más hegemonía y despotismo, con más renta clientelar y fundamentalismo demagógico, con más corrupción, inseguridad, impunidad, falta de justicia independiente. La defensa del genuino respeto y vigencia de las instituciones del estado de derecho de la real vida republicana, no nos convierte ni en destituyentes ni en golpistas. Todo lo contrario, nos hace constructores y defensores de la democracia y nos convierte en ciudadanos libres, dignos y soberanos.

Miguel A. González Fidani

[email protected]

 REVISIONISMO

Quisiera pensar sin mentalidad demagógica. Para poder darles un estatus en la jerarquía de la Iglesia, pasaron varios años para que recién un Papa elevara a santidad a dos grandes papas, que fueron Juan XXIII y Juan Pablo II. Me pregunto: ¿por qué se aceleran los tiempos para que a una arteria importante de Tucumán, como es la avenida General Julio Argentino Roca, se le impusiera en un gran tramo el nombre Presidente Kirchner? ¿Cuál era la premura? Si todavía se desconocen varias facetas de su figura o trayectoria: muchos no estamos a favor ni compartimos esa medida. ¿Cuánto tiempo pasó para que se declarase el año 1950 como año del Libertador General San Martín? La misma Municipalidad impuso a un tramo de la calle Rivadavia el nombre de Virgen Generala de la Merced, y pasaron 200 años. Otra incongruencia es desmantelar el monumento a Cristóbal Colón en Buenos Aires. Faltará que le cambien el nombre al teatro Colón.

Carlos A. Giansierra

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios