“Nuestro objetivo es llevar al día el trámite de los concursos”

Sbdar negó que en 2013 haya disminuido el ritmo de trabajo del CAM.

09 Feb 2014
1

PRIMERA SESIÓN DEL AÑO. Sbdar preside la mesa del Consejo este viernes. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

Claudia Sbdar, presidenta del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), se ilusiona con la posibilidad de concentrar todas las dependencias del órgano en un solo inmueble. Esa ilusión habla del crecimiento del instituto encargado de celebrar concursos públicos para seleccionar jueces y funcionarios constitucionales. En el presente, la administración funciona en un departamento de Barrio Sur y las autoridades sesionan en salas prestadas. Pero la Escuela Judicial se prepara para debutar y aún falta mucho para estrenar la sede que el CAM pretende levantar en el terreno que adquirió en 2013.

Por el momento, habrá que seguir alquilando. “Esa es la idea y estamos buscando opciones”, explicó el viernes la vocal de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán algunas horas después de la primera sesión de este año (en esa ocasión, se integró a la mesa la legisladora oficialista Graciela Suárez, que fue designada consejera como consecuencia de la renuncia de la ex parlamentaria Carolina Vargas Aignasse).

Sbdar aseguró que este año el CAM sesionará todos los miércoles a las 17 (salvo la semana próxima, que habrá reunión el viernes). Además, manifestó que la agenda en su conjunto responde al deseo de priorizar la cobertura de vacantes, que es la razón de ser del órgano que preside (entre 2009 y el presente, el gobernador José Alperovich designó a 68 jueces a partir de las propuestas que elabora el Consejo). “Nuestro objetivo es llevar con agilidad y al día el trámite de cada uno de los concursos para llegar al punto final y elevar la terna al Poder Ejecutivo (PE). Estoy conforme con la manera en que trabajamos”, expresó Sbdar.

-En 2013 el CAM envió sólo cuatro ternas al PE. ¿Por qué disminuyó el ritmo de producción respecto de períodos anteriores?

-No creo que sea así: esa mirada es muy ligera y superficial. Si uno entra en cada uno de los concursos y analiza el trámite, encuentra que hubo impugnaciones y pedidos de prórrogas, y que tuvimos que declarar desiertos varios concursos. Si no enviamos más ternas no es por falta de diligencia sino por la complejidad de cada proceso.

-Hablando de trámites frustrados, ¿se cubrirá este año la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Civil en Familia y Sucesiones (de la capital)? (N. de la R.: ese proceso de selección de camarista fue declarado desierto cuatro veces).

-El concurso que termina desierto genera mucha pena por el tiempo y los recursos invertidos...

-¿Son muy exigentes los jurados o es muy bajo el nivel de los concursantes?

-No hay una sola respuesta. Cada concurso brinda una explicación distinta. La exigencia es valiosa y a veces a los postulantes no les va bien. La Escuela reforzará la preparación de los candidatos.

-¿El CAM analiza seleccionar a sus empleados y funcionarios por concurso? (N. de la R.: sólo la secretaria Sofía Nacul ingresó por medio de este mecanismo).

-Sí, ¿por qué no? Hay que pensarlo. Este es el sistema que garantiza la idoneidad y el acceso igualitario a los cargos públicos.

Comentarios