¿Cuánto me pierdo si me desconecto de internet?

¿Cuánto me pierdo si me desconecto de internet? Todos los días, millones de personas navegamos en internet y no nos preguntamos absolutamente nada porque está y sólo la extrañamos cuando alguna contingencia nos deja sin ella. De la computadora de antaño pasamos a los notebooks, cada vez más livianas, y de estas a los smartphones en un abrir y cerrar de ojos.

Ya no necesitamos discos rígidos y por lo tanto, todo parece más fácil. Alcanza con tener una buena conexión. Todo está guardado en "la nube", ese espacio virtual en donde guardamos nuestras fotos, música, textos y mucho más. Gran parte de lo que registramos está ahí. ¿Y está seguro? ¿Es nuestro? Deberíamos preguntarnos esto todos los días.

"Cada clic es una cesión de privacidad", asegura Roberto Igarza, doctor en Comunicación, docente e investigador y especialista en cultura y nuevos medios. La afirmación suena casi apocalíptica pero lo hacemos todos los días para conseguir información, para ganar amigos, para tener más seguidores y hasta para distraernos en nuestros momentos de ocio.

Convendría, al menos de vez en cuando, frenar el vértigo que provoca internet, dejar de "surfear" sobre ella y bucear. Buscar algo de profundidad para ser conscientes de que en realidad somos inquilinos de "la nube" porque ya tiene dueño, y alguien tiene en su poder información sobre nuestros gustos, estilos de vida; sabe en qué trabajamos, cómo lo hacemos y hasta en dónde pasamos las vacaciones.

El escritor austríaco Robert Musil describió en su libro "El hombre sin atributos" a un ser gris que no sabe tomar decisiones y que depende de la mediación de un líder. Hoy, ese referente bien podría ser Google y ya sabemos qué es capaz de hacer este gigante con todo lo que sabe. Y si no, pregúntenles a Edward Snowden o a Julian Assange.

Comentarios