Nuevos testimonios complican la situación de la infanta Cristina

12 Noviembre 2013
MADRID.- La infanta Cristina (foto), hija del rey Juan Carlos de España, sería una pieza clave en la trama de corrupción en el que está implicado su esposo, Iñaki Urdangarín, según los testimonios de asesores fiscales y escribanos que trabajaron con su marido y con su ex socio, Diego Torres, acusados del desvío de U$S 8 millones de fondos públicos a través del Instituto Nóos, una organización sin fines de lucro. La nueva información, aparecida ayer en el diario El Mundo, acerca a la infanta a ser imputada por evasión y blanqueo, ya que sus datos aparecen en la sociedad Aizoon para servir de "escudo fiscal". El periódico sostiene que la hija del Rey aprovechó un "agujero negro" en la oficina de Hacienda, una denominación que los inspectores utilizan para aquellas personas, como los miembros de la Familia Real y personajes de relevancia institucional, exentas de cualquier tipo de inspección tributaria. Ese paraguas funcionó hasta ahora: el fisco español descubrió recientemente un espectacular incremento patrimonial de Cristina (una exitosa empresaria de 46 años), con un total de 13 propiedades, que jamás había sido rastreado de oficio. (Télam)

Comentarios