Desde el sábado se podrá viajar en colectivo con la tarjeta magnética Ciudadana - LA GACETA Tucumán

Desde el sábado se podrá viajar en colectivo con la tarjeta magnética Ciudadana

Cuatro líneas urbanas darán el puntapié inicial con el sistema. Las otras empresas se irán sumando paulatinamente. Se podrán adquirir y recargar en los quioscos.

20 Ago 2013
2

AJUSTANDO DETALLES. La Municipalidad estima que el sistema funcionará a pleno dentro de un mes. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ

Desde el fin de semana se abre una ventana en el servicio de transporte público de pasajeros. Es que, luego de muchas idas y vueltas, finalmente el sábado entrará en vigencia la tarjeta magnética Ciudadana, el nuevo sistema de pago que reemplazará al cospel en los próximos meses.

Las líneas 1, 10, 17 y 18 serán las primeras en estrenar este servicio, similar al de la popular tarjeta SUBE. Las otras empresas de transporte se irán incorporando paulatinamente y así suplantar completamente a la actual ficha. "Hasta que esto suceda, van a coexistir ambos sistemas", advirtió Juan Giovanniello, subsecretario de Tránsito y Transporte de la Municipalidad.

El funcionario precisó que las unidades ya contaban con los soportes para implementar el nuevo sistema, pero restaba colocar las validadoras. También afirmó que el dispositivo para usar la tarjeta estará en todos los internos de las cuatro líneas urbanas que darán el puntapié inicial.

Los detalles del plástico

La tarjeta Ciudadana se venderá en los quioscos que suelen comercializar cospeles a partir del viernes. El plástico se entregará sin cargo, aunque se exigirá una compra de cuatro viajes ($ 12). Cuando se agote el stock inicial de 150.000 tarjetas, se cobrará a un valor aún no determinado.

"Las recargas también se harán en los quioscos. Los comerciantes que trabajen con el servicio necesitan tener un posnet. La idea es que cada vez sean más y así ir sacando de circulación el cospel de manera progresiva", contó Giovanniello.

Uso de la Ciudadana

Las tarjetas magnéticas deben colocarse a menos de 10 centímetros de la máquina validadora. Una luz verde y un sonido indicarán la autenticidad del pase. El dispositivo, además, indicará la cantidad de viajes restantes. También quedarán registrados la hora en la que marcó la tarjeta, la línea, el interno y el chofer, entre otros datos.

Como el servicio coexistirá -por ahora- con los cospeles, el chofer debe entregar al pasajero el boleto correspondientes. Cuando todas las fichas salgan de circulación (se espera que suceda antes de fin de año), no se emitirá ningún comprobante en papel; el viaje quedará asentado en una base de datos del Municipio.

Registro y ventajas

Se podrá optar entre dos tipos de tarjetas recargables: nominal y no nominal. La primera tendrá un chip información del usuario (DNI y nombre). El beneficio que tendrá es que si se queda sin crédito, su dueño podrá viajar igual hasta dos veces más, con saldo negativo. Luego se le descontará el valor de los viajes cuando cargue dinero en otra oportunidad. Otra ventaja es que en caso de pérdida o robo, el titular podrá llamar a un centro de atención que se habilitará para informar el extravío o hurto. De esa manera se anulará la tarjeta, y el saldo se habilitará en la próxima tarjeta que compre.

Las no nominal, en tanto, serán idénticas a las nominal, pero no llevará los datos del usuario, y no tendrá el beneficio del saldo negativo.

Servicio prepago

Además de las recargables, se podrán adquirir tarjetas descartables, similares a las que se usan para recargar crédito en celulares. Tendrán un valor de $15 o $25. Será un servicio recomendable para los turistas o para vecinos que eventualmente viajan en ómnibus. Se la podrá recargar hasta dos veces únicamente, cuando quede un remanente que no alcance a cubrir el valor de un viaje.

Por otra parte, también habrá abonos escolares, docentes, y sociales, en el formato de tarjetas descartables o recargables, que se tramitarán como de costumbre en las sedes de cada línea de colectivos.

Comentarios