Murió Morena

La beba padecía un cuadro de desnutrición, y había sido trasladada a Buenos Aires para continuar un tratamiento. Anoche sufrió un paro cardíaco y los médicos del Hospital Italiano no pudieron salvarle la vida.

04 Oct 2012

La familia de Morena Guadalupe Caciccio Fernández recibió la peor noticia. La beba tucumana murió anoche en el Hospital Italiano, a causa un paro cardíaco. La pequeña padecía un cuadro de desnutrición, provocado por un virus, y había sido trasladada desde Tucumán a Buenos Aires para iniciar un tratamiento con especialistas.

Dardo Caciccio, padre de la niña de 10 meses, fue quien informó el deceso, y precisó que se produjo a las 23. "Esto podría haberse evitado", expresó en diálogo con LA GACETA.

Morena fue trasladada a Buenos Aires en un avión que alquilaron las autoridades del Subsidio de Salud. Junto a su familia arribó en la madrugada del miércoles, y fue internada en la unidad de terapia intensiva. Allí, recibió las primeras atenciones y, según había afirmado su padre, el panorama que le habían marcado los médicos no era bueno, ya que padecía un grado de desnutrición elevado.

Hermanitas adorables
La historia de Morena y su hermana gemela Zamira conmovió a todos. Nacieron sietemesinas, el 16 de diciembre del año pasado y en el ambiente las bautizaro como las "gemelas del milagro".

Pesaron un kilo cada una y estuvieron internadas en neonatología del Hospital de Niños hasta febrero de este año. Todo marchaba bien, hasta que a principios de mayo se enfermaron de bronquiolitis. Zamira se fue recuperando de a poco y recibió el alta médica, pero con Guadalupe las cosas fueron distintas: un virus entró en su cuerpo y le afectó el funcionamiento del intestino.

Los médicos tuvieron que operarla dos veces y rescatarla de tres paros cardíacos. La presencia de su hermana fue la ayuda más grande que recibió mientras estaba internada. Gracias a que sus padres la llevaron al hospital para que estuvieran juntas, Morena recuperó su ritmo cardíaco, la oxigenación de la sangre se normalizó y empezó a ganar peso. Sin embargo, con el paso de los días, su evolución se detuvo y el cuadro empeoró. LA GACETA ©

Comentarios