Bonafini dijo que los hermanos Schoklender tienen que ir presos

La titular de Madres de Plaza de Mayo le agradeció a Oyarbide por los avances en la investigación por presunto desvío de fondos públicos.

16 Jun 2011
BUENOS AIRES.- La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, minimizó hoy los allanamientos realizados en oficinas de la organización, al remarcar que no tiene "nada que ocultar". Además, le agradeció al juez federal, Norberto Oyarbide, por el avance de la investigación "para condenar a los malditos". "Tienen que ir a la cárcel para siempre", expresó, en referencia a los hermanos Sergio y Pablo Schoklender.

"Voy a hablar de los allanamientos. Nosotros nos pusimos a disposición de Oyarbide y fueron allanados todos los lugares de las Madres. Nosotros le abrimos la puerta a todo. No tocaron nada, no revolvieron. Nosotros abríamos y ellos revisaban. Lo que creyeron necesario se lo llevaron porque es el aporte a la causa para condenar a los malditos", sostuvo la directiva de la entidad.

Al encabezar la tradicional vuelta de los jueves en la Plaza de Mayo, Bonafini remarcó que las Madres están "tranquilas, firmes y seguras", e insistió en que los responsables del desvío de fondos de la Fundación son los hermanos Sergio y Pablo Schoklender. "Por eso estamos peleando, por eso estamos colaborando con la Justicia y aceptando lo que nos impone. Le decimos gracias al doctor Oyarbide porque está trabajando intensamente para que esto se aclare", subrayó. (NA)

Comentarios