Nueve autos, trajes oscuros y una guardia de honor - LA GACETA Tucumán

Nueve autos, trajes oscuros y una guardia de honor

Preparativos.

26 Jun 2008
1

LA LLEGADA DE LOS PRESIDENTES también está signada por el protocolo. El orden se establece por aviso (antes se efectuaba mediante sorteo). Cada mandatario nacional será recibido por el canciller argentino, Jorge Taiana, por el embajador de ese país en Argentina y por el gobernador, José Alperovich.

EL TRASLADO de los jefes de Estado desde el aeropuerto debe contemplar ciertos requisitos. Por ejemplo, una caravana de al menos nueve vehículos precedida por dos motos de seguridad. Las delegaciones oficiales se instalan en los últimos autos y por delante de la ambulancia.

LOS MANDATARIOS se movilizarán en autos de alta gama, especialmente alquilados por Cancillería para esta ocasión. Las marcas escogidas son Mercedes Benz, BMW y Volkswagen en sus versiones Vento y Bora.

LA CENA DE GALA es el evento social de mayor trascendencia de la cumbre. Sólo participan el gobernador anfitrión, los presidentes, los cancilleres y ministros, los embajadores de cada país, los senadores y los jefes de la Fuerzas Armadas. Los mandatarios son recibidos por una Guardia de Honor de Granaderos y saludados por el presidente local. En una sala contigua al salón principal, se sirve un copetín. Sólo una vez que ingresa el último de los mandatarios invitados se habilita el salón principal para servir la comida.

LAS COMIDAS son previamente fiscalizadas por el Ministerio de Salud de la Nación. Por ejemplo, en la Cumbre de 2006 en Córdoba se sirvió un menú típico de la sierras mediterráneas: truchas de Calamuchita y cabrito asado. El postre consistió en dulce de cuaresmillo y helado de crema americana. En el caso de Tucumán, el menú quedó en manos de Cancillería Argentina, que hoy dará las instrucciones al personal local.

EXISTE UN CÓDIGO de vestimenta que los mandatarios nacionales estilan respetar. Traje oscuro para los hombres y tailleur (saco y pollera) para las jefas de Estado.

SOLO FUE UNA FALSA ALARMA, pero movilizó la Brigada Antiexplosivos y la Policía. Una llamada alertó sobre la existencia de un paquete sospechoso en uno de los baños del Garden Park. Los uniformados revisaron el lugar y encontraron una caja que contenía un reloj, baterías viejas y una mecha, según fuentes policiales. Sin embargo, un representante del hotel negó la versión. "Se trató de un control de rutina de los tantos que se vienen haciendo", explicó. No se hizo ninguna evacuación por la falsa amenaza.

Comentarios