Murió envenenado con cianuro el ex represor Febres

El abogado Yanzón dijo que hay una responsabilidad institucional de la Prefectura y también de los jueces.

SORPRESA. La autopsia al cuerpo de Febres reveló la causa del deceso. SORPRESA. La autopsia al cuerpo de Febres reveló la causa del deceso.
14 Diciembre 2007
Buenos Aires.- La autopsia realizada sobre el cadáver del ex represor Héctor Febres reveló que el ex marino tenía cianuro en sangre, y ahora la Justicia estaría tras los pasos de dos miembros de la Prefectura Naval. Así lo confirmaron fuentes allegadas a la investigación, que indicaron que a tras el resultado de la autopsia la jueza federal de San Isidro, Sandra Arrollo, dispuso realizar una serie de allanamientos.
Por medio de esos procedimientos, los investigadores buscaban dar con el paradero de dos agentes de la Prefectura que estaban a cargo de la custodia de Febres. La autopsia determinó que el cianuro ingresó al cuerpo de Febres vía oral, aunque allegados a la causa indicaron que el ex represor de la ESMA no tenía antecedentes suicidas.
Febres fue encontrado muerto en su celda el lunes, cuatro días antes de que se diera a conocer el veredicto en su contra, en la causa en la que se lo investigaba por secuestros y torturas cometidas en la ESMA.El ex marino tenía 66 años y era diabético, pero no padecía ninguna enfermedad que hiciera suponer que su vida corría peligro, por lo que los abogados querellantes de la causa ESMA desde un principio sospecharon que la muerte del imputado se había debido a motivos naturales.

"Hecho gravísimo"
Familiares del ex represor se presentaron en el juzgado de Arrollo para solicitar ser tenidos en cuenta como parte querellante para que se investiguen las causas de la muerte. El abogado querellante en el caso contra Febres, Rodolfo Yanzón, opinó que "es un hecho gravísimo", y endilgó cierta responsabilidad a la Prefectura y a la Justicia.
Yanzón sostuvo que si se confirmara que la muerte del ex prefecto fue provocada, entonces "hay una responsabilidad institucional de la Prefectura Naval, pero también hay responsabilidad de los jueces que han tolerado o dispuesto que Febres estuviera alojado en dependencias de la Prefectura".
En este sentido, especificó que aún no se sabe si fue un hecho provocado por él o por otras personas. Sostuvo que esa incertidumbre se basa en dos cuestiones: "en primer lugar, Febres estaba alojado y bajo el control de su propia fuerza, que era la Prefectura. En segundo lugar, faltaban horas para conocer el veredicto y para tener la oportunidad de romper el pacto de silencio". (NA)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios