Animales sueltos

El problema de los animales sueltos en la ruta 307 continúa y se acrecienta. Por lo que me informa LA GACETA con gran amplitud y detalle -el 03/02 y otras ediciones- estimo que la única solución es apelar al gobernador Osvaldo Jaldo, porque ha demostrado autoridad y capacidad política en problemas como los del azúcar, el limón y los biocombustibles. Si bien es cierto que esto hace a la estructura económica, social y política de la provincia, el problema de los animales sueltos en rutas es sumamente peligroso para la gran población de Tafí del Valle, El Mollar y todos los turistas que a diario circulan para ir y venir de la más importante villa veraniega y ciudad de invierno de todo el norte del país. Estamos hablando del peligro de muerte y lesiones de aquellas personas que son nuestros hijos, nietos, amigos, etc. Se trata de la vida de ellos. Se han esgrimido los más absurdos argumentos para justificar la grave actitud de los propietarios de estos animales, como por ejemplo que las vacas y los caballos vinieron a estas tierras antes que los españoles y en consecuencia ellos son los dueños del camino, cuando sabemos que estos los trajeron. O que el conductor de un vehículo debe hacerlo muy despacio para evitar una colisión, cuando son las ordenanzas y leyes de tránsito las que reglamentan esta cuestión y no los irresponsables que dejan sueltos sus animales. En cuanto a la responsabilidad penal y civil, son las autoridades y el erario los que responderán por las consecuencias de un accidente, ya que los dueños de los animales no existen por falta de marca en la gran mayoría de los casos. Señor Gobernador: usted que no piensa en politiquería y en comprar votos con inacción, ordene el secuestro de los animales por el personal policial que está a sus órdenes y cobre muy caro la restitución del animal, para que la gente sepa que no debe dejarlos en una vía pública.

Susana Barani

Avenida Belgrano s/número Tafí del Valle

Agua potable

Si usted, como yo y la mayoría de quienes vivimos en San Miguel de Tucumán, en algún momento del día mira televisión habrá visto el micro de una de las campañas que lleva adelante Médicos Sin Fronteras en los países más pobres de África. Allí una médica habla de la importancia de transformar el agua sucia de color marrón, que junta un niño en un recipiente, en agua potable mediante una pastilla. La profesional en cuestión pide donaciones para llevar a cabo esta acción tan noble que evita las enfermedades que acarrea beber agua no apta para el consumo humano. Entonces mi pregunta va dirigida al señor presidente del directorio de la SAT, Dr. Marcelo Caponio: ¿dónde debo dejarle a usted las facturas de mis compras de filtros y de agua mineral hasta tanto reciba las pastillas de parte de Médicos Sin Fronteras o la Unicef para beber agua potable? Muchas gracias.

Jorge Álvarez

Veredas

Un consejo a la señora intendenta de San Miguel de Tucumán: pedirles a los frentistas que arreglen las veredas dentro de las cuatro avenidas. Las personas de la tercera edad se caen en una vereda alta o en una baja; las veredas tienen que ser uniformes. También quiero pedirle severas multas para los que dejan escombros y basura en la vereda; y también a los que dejan el auto en la vereda en días de lluvia que obligan a la gente a bajarse a la calle con el riesgo que significa.

Antonio Galíndez

Santa Fe 1.718 - S. M. de Tucumán

Defender al peronismo

Comprendo la desazón del lector Miguel Nacul (y de todo el colectivo peronista) por haber perdido en forma contundente las elecciones con el consiguiente abandono del poder -y de las cajas de la política- (carta “Defensa del peronismo”, 09/02). Pero me sorprende el rencor que siente por los volantes del presidente Milei, calificándolos de hienas, enriquecidos, odiadores, etc. ¿En serio cree que esos votantes desprecian a los que “ofrendaron su vida por la libertad y la independencia”? ¿Acaso los que votan al colectivo peronista son los únicos que defienden “la Constitución nacional y la república”? Incluso el “Dios del amor”: ¿es también patrimonio de ustedes? Desde que recuperamos la democracia el Partido Justicialista tuvo el poder la mayor parte del tiempo, con el apoyo casi unánime de gremios, organizaciones sociales y de derechos humanos, gobernadores, parlamentos y colectivos de intelectuales y artistas; debería pensar que algo hicieron mal. Además, utilizaron el poder para enriquecimiento propio con múltiples funcionarios condenados por la Justicia por sus ostensibles hechos de corrupción. Los votantes de Milei no son responsables de la inflación, de la pobreza ni de la macroeconomía destruida. Cuando el actual Presidente menciona a las “personas de bien”, se refiere a la inmensa mayoría de los argentinos que no se beneficiaron con las “mieles del poder”, es decir que nunca robaron.

Ovidio Pérez Cleip

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios