El ritual de los siete granos para fin de año: cuál usar y cómo hacerlo para atraer abundancia

El origen de la tradición de estas semillas, qué significa cada uno y cómo preparar el ritual.

El ritual de los siete granos para fin de año El ritual de los siete granos para fin de año El Cronista
07 Diciembre 2023

Los granos son un símbolo de la abundancia y miles de personas apelan a los rituales de fin de año para limpiar las malas energías y empezar el Año Nuevo con caminos más prósperos.

Por tradición, las semillas simbolizan la abundancia, la prosperidad y la economía. Cada grano tiene una significancia espiritual que al juntarse con el resto, forman los siete granos de la abundancia y se potencian para llenar las arcas de tu economía desde el primer día del 2024.

¿Cuáles son y qué significan los siete granos de la abundancia?

Las semillas de la abundancia son una manera de simbolizar un futuro próspero; es una forma de pedirlo y, al mismo tiempo, agradecer.

Estos son los siete granos de la abundancia y su significado:

1- Garbanzos. Ellos simbolizan la prosperidad y la abundancia de la tierra y la economía.

2- Lentejas. Ellas simbolizan la fertilidad de la tierra, la fertilidad humana y la longevidad.

3- Porotos o frijoles. Ellos simbolizan también la abundancia y la fertilidad en todo sentido.

4- Mijo. El mijo simboliza la prosperidad, la salud, la vida y la fuerza de la naturaleza.

5- Arroz. El arroz también simboliza fertilidad y abundancia. Por eso, se lo suele tirar a los novios luego de las bodas.

6- Trigo. El trigo simboliza también la fertilidad y la abundancia tanto de la vida como de la tierra.

7-Semillas de girasol. Ellas simbolizan el amor, la energía, la vitalidad y la abundancia.    

¿Cómo preparar el ritual de los siete granos de la abundancia?

Hay diferentes formas de armar este ritual. A continuación, dejamos las opciones para que elijan la que más les guste para pedirles abundancia de salud, dinero y amor.  

Una de las posibilidades que tenemos es colocar los granos de la abundancia en un plato alrededor de un vaso (o frasco) con miel. Lo importante es que sea la misma cantidad de cada una de las semillas.

Lo dejamos en la cocina o el comedor durante tres meses y luego lo renovamos. También se le puede agregar un moño rojo para que nos proteja contra la envidia.

Otra opción que tenemos, es colocar también la misma cantidad de granos en una botella y cerrarla. Esta se deja durante un año, y a los 12 meses se abre y se renuevan las semillas.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios