Cartas de lectores

11 Feb 2020
1

Pachamama y medio ambiente

La semana pasada, primera del mes de febrero, se realizó un homenaje a la Pachamama en la Legislatura de Tucumán. Según wikipedia, Pachamama significa madre tierra, pacha: término aymara y quechua que significa tierra, mundo, universo, tiempo. Y mama: madre. La divinidad de la Pachamama (madre tierra) representa a la Tierra, pero no sólo al suelo o la tierra geológica, como tampoco sólo la naturaleza, es todo en su conjunto. Es una deidad inmediata y cotidiana, que actúa por presencia y con la cual se dialoga, ya sea pidiéndole sustento, o disculpándose por alguna falta cometida en contra de la tierra y por todo lo que nos provee. No es una deidad creadora sino protectora y proveedora, cobija a los seres humanos, posibilita la vida y favorece la fecundidad y la fertilidad. El mejor homenaje que se le puede brindar desde la Legislatura es hacer cumplir la ley. En loteos como el del cerro El Pelado en Tafí del Valle debió hacerse agrimensura con curvas de nivel, tanto para el trazado de los caminos, como el de los lotes en los que terminó fraccionado el cerro. Si como dice la crónica del diario se ha provocado la erosión del cerro, las tierras fértiles de las alturas terminarán en los lotes de abajo, algo no deseado y no querido por la Pachamama ni por los adquirentes de los lotes. O sea Pachamama nos interpela, exige disculpas por las faltas cometidas en contra de la Tierra, por los loteos sin control en el pedemonte que aceleran el curso de las aguas que van a engrosar los cauces de los ríos. No es falta de obras en los cauces lo que falta. No, falta forestar para prevenir, trazar en el pedemonte caminos de countries con curvas de nivel (si no se puede evitarlos). O sea no recargar las tintas en la gente de hidrología, sino en medio ambiente y la producción que son las que tienen que encargarse de la prevención.

René Carlos Roncedo

[email protected]

Basura debajo de la alfombra

La Municipalidad de Yerba Buena muestra preocupación por la basura: Eco Canje, reciclaje, centro de compostaje. ¿Una farsa? A tres kilómetros de la avenida Presidente Perón y a escasos metros de nuestras viviendas funciona un basural alimentado principalmente por residuos verdes de la Municipalidad. A quienes nos preocupamos por el medio, nos suena absurdo. En reiteradas oportunidades el predio se prende fuego y su humo -generado por diversos materiales tóxicos- invade los hogares cercanos. Quienes nos preocupamos por el aire que respiramos, nos suena nefasto. El propietario del predio parece conforme porque nivelan su terreno. Nos suena aberrante. No obstante, esto ocurre con impunidad desde 2013. El Intendente se comprometió a dar una solución sin embargo el fin de semana volvimos a vivir una situación desesperante de fuego y humo. ¿Qué es necesario para que esto termine? Nada. Algo tan simple como su decisión de erradicar basural a metros de un centro urbano y un control real del predio. Algo tan ausente como la consideración del dueño y los organismos de contralor. Señores intendente y propietario, no hablamos de pavimento o baches, hablamos de oxigeno. No podemos esperar más.

Natalia Chiarello

Barrio Bernel-Mza. N casa 7

Yerba Buena

Ñoquis

“Monteros de la patria, fortaleza de… los ñoquis”. Este es el comentario burlesco que recorre toda la ciudad, luego de que se hayan difundido, vía redes sociales, varias listas con supuestos nombramientos de monterizos en la Legislatura. Ventajas de vivir en un lugar donde la inmensa mayoría nos conocemos; esto no nos sorprende lo absoluto. Damos fe de que es así porque en un pueblo chico (aunque ya somos una ciudad) todo se sabe. Ellos tampoco ocultan absolutamente nada. Sólo hay que ir al banco los multitudinarios días de cobro y fijarse en las caras: el que no es jubilado, pensionado, docente, policía o empleado público… ¡es ñoqui! Simple. Es más, ya tenemos unos cuantos que están jubilados… ¡de ñoquis! Nunca trabajaron de nada y hoy pasan por el cajero al lado de los que se deslomaron toda su vida, cobrando por algo que jamás hicieron. La única duda que tenemos es cuántos son, pero seguro es su número de cuatro cifras que comienza con cinco o seis; el número mágico para controlar electoralmente el municipio. Pero ahora la indignación es general: quizás por el no pago de la cláusula gatillo o por la asfixiante crisis económica, o por la ofensiva burla de los legisladores de ajustarse un miserable 10% de sus dietas y congelarse nada más que seis meses sus aumentos como “sacrificado aporte” al duro momento que vivimos. Pero la bronca justificada de la gente no puede desviar el foco de lo realmente importante: la lista no es el verdadero problema; de última es el triunfo de una propuesta indecente sobre la ética personal. La mira debe apuntar a saber a quiénes “pertenecen” los ñoquis. Por qué es así, les pertenecen. Son sus dueños, tienen que hacer lo que les digan, no son librepensantes, ni mucho menos. ¡Están sometidos! Y el 90% de la lista responde políticamente a los dos referentes más importantes que tiene Monteros. Y cuyos nombres aparecen en dicha lista, y ni falta que hace aclarar de quiénes hablamos, porque en definitiva, como reza el dicho: la culpa no es del chancho. Y obviamente, no bancan la parada de su propio bolsillo, sino del nuestro, a través de los impuestos que pagamos. Por último, hay algo que indigna más que todo lo dicho anteriormente y son los llamados “ñoquis VIP”: médicos, bioquímicos, contadores, prósperos comerciantes (con sus esposas e hijos, por supuesto), con una desahogada posición económica, también son ñoquis. ¡Ah! Y encima hay varias familias en donde cobran todos sus integrantes (cinco o más), en momentos en que el Gobierno provincial dice no tener plata para pagar los sueldos a los que realmente trabajan. Increíble, ¿no? Por algo vicegobernador Jaldo no le dio al doctor Luis Iriarte los nombres del ejército legislativo. En realidad, ni falta que hace. Con saber que es la segunda Legislatura más cara del país después de la bonaerense (bicameral) y antes de la de Capital Federal (los dos distritos más ricos del país) y saber que el gasto en sueldos es de $ 5.300 millones para 2020 (el 80% del presupuesto de la Cámara) ya sabemos todo: nuestra dirigencia política perdió hace rato la vergüenza y la decencia.

Ricardo A. Rearte

Congreso 395

Monteros

Sin teléfono

Desde hace 15 días que me dejaron la línea de teléfono fuera de servicio, a pesar de tener mis facturas pagadas al día. Los operarios telefónicos vinieron a mi domicilio aduciendo que revisarían mi línea y la del vecino por inconvenientes. Como resultado podía recibir llamadas y no hacerlas. Ahora mi línea está totalmente inhabilitada. Tengo 92 años y con el servicio mudo estoy en una situación vulnerable pues en caso de urgencia no tengo medios para comunicarme. Planteada la situación en el libro de quejas y en forma personalizada, sigo en la misma situación.

Francisca Fuentes de Daruich

Santa Fe 2.533.

San Miguel de Tucumán

Un asentamiento

El asentamiento de avenida Sarmiento y Marco Avellaneda es un paso que el ferrocarril Belgrano utiliza. ¿No sé por qué no erradican a las familias que viven allí en estado de emergencia? Es lamentable. El Gobierno parece insensible debe obrar de una manera coherente. Esto no es nuevo, hace más de cinco años que están al borde del peligro.

Carlos Rubén Ávila

[email protected]

Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.

Comentarios