TC: en el autódromo de Centenario, Agustín Canapino se quedó por tercera vez con toda la gloria

02 Dic 2019
1

EL “MISIL” IMPARABLE. A Canapino le alcanzó con ser 4° para festejar.

Darío Coronel

ESPECIAL PARA LA GACETA

Ya había hecho historia por ser el campeón más joven del TC con sólo 20 años. Ese título en 2010 fue su primera estrella en la popular categoría. Pero Agustín Canapino sigue marcando hitos ingresando en el grupo de los pilotos con cuatro campeonatos. Ratificó su idilio con los hinchas de Chevrolet, marca con la que corre desde su debut hace una década. Esto gracias a su nueva consagración ayer en el autódromo Parque Provincia de Neuquén en Centenario donde fue cuarto, pero le alcanzó para plasmar su tercera corona al hilo.

Si bien Canapino no tuvo el mejor auto en la previa de este fin de semana, se las arregló para poder avanzar. Clasificó 12º, pero ganó una ubicación por la penalización a Matías Rossi (Ford) por el cambio de motor. En su serie partió cuarto y terminó en esa posición. En la final arrancó décimo y avanzó un lugar. Tras la primera neutralización su principal rival, Valentín Aguirre (Dodge), quien era primero, perdió dos puestos por una falla en el motor y Canapino se puso séptimo. Reguló su ritmo, se cuidó en la pista y evitó cualquier tipo de roce. Sin embargo el buen rendimiento de su auto le permitió avanzar otras tres colocaciones. Terminó cuarto en la carrera y le sobró para concretar un nuevo cetro.

“Se lo dedico a mi viejo que no pudo estar (cumple una suspensión). Yo no tenía ni chances de correr en bicicleta en la plaza de Arrecifes. Pero sé que cuando uno pone todo, las cosas pueden llegar. El TC es lo más grande que hay”, declaró Canapino.

El triunfo correspondió a Juan Manuel Silva (Ford), que con 47 años sigue dando batalla. Al podio lo completaron Lionel Ugalde (Torino), de gran faena, y Aguirre, a quien no le bastó para consagrarse.

Aparte de sus cuatro cetros, los números de Canapino en el TC son: 172 carreras, 10 triunfos, 36 podios, 37 series, 8 récords de vueltas y 4 poles. Es el primer corredor que logra un tricampeonato desde Guillermo Ortelli entre 2000 y 2002.

El “Titán” logró sus cuatro campeonatos en esta década que termina y se coronó en distintos autódromos: Buenos Aires (2010), La Plata (2017), San Nicolás (2018) y Centenario (2019).

Además ingresó en un selecto grupo de pilotos que obtuvieron cuatro (o más) campeonatos: Juan Gálvez (9), Oscar Gálvez (5), el propio Ortelli (7), Juan María Traverso (6), Dante Emiliozzi (4) y Héctor Luis Gradassi (4).

Agustín cumplirá 30 años el próximo 19 de enero y en condiciones normales tiene el campo abierto para seguir haciendo historia. A nivel general suma 14 coronas: TC (4), Súper TC 2000 (1), Top Race (7), TC Pista (1) y Copa Mégane (1). Está a dos de Traverso, el más campeón en pista a nivel nacional con 16 estrellas.

Mérito también para su padre, Alberto Canapino, quien logró su undécimo título como chasista. Su apellido está en el salón de la gloria del TC y ambos van por más.

Comentarios