Los hospitales atienden 1.500 heridos en accidentes de tránsito por mes

Un informe del Ministerio de Salud develó la cantidad de pacientes y tipos de traumas que dejan como saldo los siniestros.

12 Sep 2019
1

MOTOS. Una escena demasiado frecuente en las calles de la provincia.

Frente al volante bastan apenas unos segundos para que aquello que comenzó como un paseo familiar o un recorrido rutinario se convierta en tragedia. En el ámbito local, las cifras de accidentes viales continúan creciendo y dejan por detrás daños humanos y materiales irreparables, que se suman a gastos que superan el millón de dólares en el tratamiento hospitalario de los heridos.

El Registro Único de Accidentes de Tránsito de Tucumán (que depende del Ministerio de Salud) publicó un informe realizado en seis hospitales provinciales donde se aborda la problemática. El estudio detalla que se atienden por mes 1.500 lesionados, subiendo la cifra a 18.000 pacientes al año.

Entre los damnificados, los motociclistas son los más afectados y constituyen el 82% de las emergencias. Por día, un promedio de 38 motociclistas son asistidos en las salas del Padilla, del Avellaneda, del Centro de Salud, del hospital de Niños y de los hospitales de Concepción y de Monteros, nosocomios participantes del relevamiento. La mayoría de los pacientes (67%) es varón y tiene entre 15 y 29 años.

“Desde febrero se observa una tendencia ascendente en las consultas a la guardia. Al hablar de los jóvenes los incidentes suelen aumentar durante los fines de semana y de noche. También juega un papel importante el alcohol -comenta Luis Medina Ruiz director del hospital Avellaneda-. En lo que va del año recibimos 525 lesionados, de los cuales el 8% (40 pacientes) fue derivado a otras instituciones por la gravedad de las heridas”.

Por otra parte, el trabajo discrimina el nivel de gravedad del trauma que sufren a diario los peatones, los automovilistas, los motociclistas y los ciclistas. Más de la mitad de los que se atienden por siniestros viales presenta múltiples lesiones. Al respecto, el subdirector del hospital de Niños, Cristian Villalonga, advierte que los siniestros son una de las principales causas de politraumatismo en menores de 14 años y que afecta al 74% de los pacientes.

“Dentro del último año ingresaron al hospital 485 niños. La mayoría como resultado de viajar en moto con más de dos personas y sin contar con casco o por andar en auto sin las medidas de seguridad pertinentes”, detalla el especialista. Además, Villalonga resalta que el impacto de los golpes puede desencadenar discapacidades físicas o secuelas psíquicas irreversibles.

Con miras a prevenir

De acuerdo con el estudio, los que peor la pasan son los peatones. Ellos presentan la tasa de mortalidad más alta y las lesiones más frecuentes son en la cadera y en las piernas.

Al conducir el vehículo durante el siniestro, las personas pueden sufrir heridas que afectan el corazón, la columbra vertebral, el pulmón, el estómago o el hígado. Los motociclistas son un caso especial porque en general suelen impactar contra el asfalto tras un accidente y sufren golpes en todo el cuerpo: traumatismos múltiples por salir volando de la moto o de cráneo si no llevan puesto el casco.

“Las estadísticas de accidentes son similares en números desde hace años y no han disminuido. En este sentido, es necesario profundizar las campañas de concienciación y de educación vial. Hay que refrescarles siempre la memoria a los conductores”, agrega Rodolfo Cecanti, director del hospital regional de Concepción.

Villalonga afirma que el tema excede la agenda de Salud Pública. “Es un problema multifactorial. Nosotros resolvemos el aspecto de la salud del paciente, pero hay otras áreas que hacen a la seguridad vial y a los controles. Estamos hablando de una enfermedad que es previsible si cumplís con las normas de tránsito y de seguridad vial”.

Comentarios