Llanto, descompensación y pedido de justicia en el entierro de Benjamín Amaya

Decenas de personas acompañaron a la familia en el último adiós al niño.

10 Ago 2019

El último adiós y la parte más difícil: el entierro. Entre llantos y descompensaciones, familiares y conocidos de Benjamín Amaya participaron de su entierro con profundo dolor. 

Decenas de personas se congregaron para apoyar a la familia del niño de cuatro años en el momento más duro. El cementerio municipal de Las Talitas tuvo varios metros cuadrados llenos de gente, todos alrededor de un sector en particular: el lugar donde quedará enterrado "Benja". Muchos niños también acompañaron. 

Con pocas fuerzas, allegados continuaron reclamando justicia. Las imágenes hablan por sí solas

EL ENTIERRO. Al mediodía, familiares y decenas de personas se dirigieron al cementerio municipal LA GACETA/ LUIS DUARTE

Benjamín desapareció el jueves a la siesta y fue hallado colgado de un puente, horas más tarde. La Policía trabaja sobre una línea de investigación, pero tiene varias hipótesis. 

Familiares y allegados fueron interrogados ayer. La autopsia reveló que el niño murió por estrangulamiento y no fue abusado sexualmente. 

Ayer se llevó a cabo el velorio del pequeño, en su casa de Las Talitas. Hoy al mediodía, el entierro. 

Comentarios