Maley confirmó al jefe de Policía y anunció que la interna no detendrá los cambios en la fuerza

El comisario Bernachi fue escrachado en las redes sociales después de que saliera a la luz la puja que generó el cambio en la ex Brigada.

18 May 2019 Por Gustavo Rodríguez
3

EN ACCIÓN. El jefe de Policía Manuel Bernachi, antes de que se conociera la viralización de una denuncia por redes sociales, dirigió el operativo en El Sifón.

Un nuevo capítulo se escribió en la interna en la Policía de la provincia. Horas después de que saliera a la luz un supuesto caso de corrupción por los cambios que se habrían producido en la ex Brigada de Investigaciones, el jefe de la fuerza Manuel Bernachi, máximo responsable del desplazamiento de hombres cuestionados de la fuerza, sufrió ayer un escrache en las redes sociales. El ministro de Seguridad Claudio Maley no sólo lo confirmó en su cargo, sino que anunció que seguirán con todos los planes de reestructuración que viene llevando adelante.

El jueves por la noche comenzó a circular un rumor sobre una denuncia en contra del jefe de la fuerza por un delito de instancia privada. Ayer por la mañana, en tanto, se viralizó un audio donde se daba cuenta que, por esa razón, el gobernador, Juan Manzur, le había solicitado su renuncia. Y, horas después, se publicó en diferentes redes sociales, el texto del caso por el que Bernachi respondió ante la Justicia en 2010. La causa, según confiaron fuentes judiciales, ya habría sido archivada. Además, desde el Ministerio Público Fiscal confirmó además que en el último turno de la fiscalía de Violencia de Género no ingresó ningún caso en contra del titular de la fuerza.

“El Jefe está cumpliendo su función con total normalidad y cuenta con el respaldo del gobernador Manzur y de todo el área de Seguridad. Tiene su derecho de accionar ante la Justicia por toda la información difamatoria que se está realizando en su contra. No hay que descartar que haya una intención maliciosa y especulativa”, indicó Maley.

“Tenemos que tener en cuenta que el titular de la fuerza -agregó el funcionario- hizo varios cambios y pasó a gente a disponibilidad justamente por conductas marcadas fuera de la ley que dañan a la institución, perjudican al servicio y a las personas que están cumpliendo su tarea. Esa es la orientación institucional que se dio para trabajar”, señaló.

La tarea

Bernachi llegó al cargo con la promesa de cambiar la imagen de la fuerza. Aceleró los trámites para que pasen a retiro los efectivos que habían cometidos supuestas irregularidades y que estaban siendo investigados por la Justicia, como los comisarios Mauricio Pineda (procesado por supuesto robo de cables del alumbrado público) y Sergio Sosa (habría tenido algún tipo de participación en la detención ilegal de un joven). En la gestión del ex jefe de Policía José Díaz, el primero había sido condecorado en diciembre pasado y, el otro, designado como subdirector de la Dirección General de Drogas Peligrosas (Digedrop).

Pero su intervención más arriesgada fue haber cambiado la cúpula de la Brigada Capital. Nombró al comisario Jorge Dip como Director y entre ambos decidieron realizar el traslado de la mayoría de los jefes que estaban cuestionados. Por ejemplo, desplazó a los responsables de las áreas sensibles como las divisiones Delitos contra la Propiedad, Delitos contra las Personas y Homicidios. Allí llegaron los comisarios Daniel Robles, Valeria Giménez y Cristian Peralta.

“Con todos estos cambios procuramos modificar el área que ha sido cuestionada, intentando llevarla a otro nivel. Queremos que sea más profesional”, indicó Bernachi al justificar el traslado de varios hombres. El jefe de Policía fue cauto, no lo confirmó públicamente, pero la mayor cantidad del personal que se removió fue la división Delitos contra la Propiedad, que había recibido numerosas críticas por parte de los fiscales.

Antes de que se cumplieran dos semanas de ese cambio, salió a la luz un audio de un supuesto caso de corrupción ocurrido hace más de un año. Luego, apareció un video donde se vinculaba a Robles en el hecho, aunque el comisario prestaba servicios en otra unidad investigativa cuando sucedió ese hecho y por eso se cree que lo quisieron involucrar por haber desplazado al personal cuestionado.

Horas después, Bernachi presentó en la Justicia una denuncia penal para solicitar que se investigara la autenticidad del audio y que se tratara de identificar a las personas que participan en la conversación y quiénes habrían sido los responsables de difundir la charla y el polémico video. Al día siguiente, el jefe de Policía fue escrachado en las redes sociales.

“El jefe de Policía puso inmediatamente a disposición de la Justicia las copias que estaban circulando por las redes sociales para que se inicien las investigaciones judiciales. Y desde el ministerio de Seguridad hay un total respaldo a la gestión que inició”, agregó el ministro.

Investigación

Maley confirmó que además de la investigación judicial ya se están haciendo las actuaciones administrativas para identificar a la personas o funcionarios que tengan algún tipo de responsabilidad en el caso. “Si hay que separarlos de la fuerza, trabajaremos para ello. De hecho, estamos evaluando el grado de responsabilidades desde el Ministerio de Seguridad y Asuntos Internos de la Policía. Una de las tres personas involucradas fue puesta a disponibilidad y las otras dos fueron removidas de su lugar”, señaló.

El hombre que fue separado de la fuerza es el oficial Gabriel Chaparro, que sería el uniformado que mantiene la conversación en el polémico audio y que había sido transferido por Robles y Dip. También tendrían que dar explicaciones Ángel Álvarez y Walter Gamboa, hombres que también pertenecían a la división Delitos contra la Propiedad que fueron transferidos cuando llegaron las nuevas autoridades a la ex Brigada. Todavía no se definió la situación del comisario José Díaz, que era el titular de esa unidad y que actualmente presta servicios en la comisaría de Famaillá.

Puntos claves

1- Al asumir las nuevas autoridades de la ex Brigada y con el apoyo de la cúpula policial, se produjeron cambios en las distintas unidades.

2- Con un audio se conoció un supuesto caso de corrupción, pero se pretendió involucrar a  las autoridades que hicieron los cambios.

3- Tras denunciar ese hecho, por las redes sociales escracharon al jefe de Policía. El PE lo confirmó en el cargo y apoyó su gestión.

Juan Manzur

“Vamos a caerle con todo el peso de la ley”

“Di la instrucción que sea quien sea el que cometa alguna irregularidad, algún ilícito, hay que caerle con todo el peso de la ley”, señaló el gobernador, Juan Manzur, cuando se le consultó sobre el supuesto caso de corrupción que dejó al descubierto una interna policial que se está produciendo en la ex Brigada. El titular del PE agregó: “esto tiene que funcionar así, esa es la instrucción que di, por eso nos presentamos ante la Justicia”. Manzur realizó estas declaraciones antes de que se conociera el “escrache” que había sufrido el jefe de Policía, Manuel Bernachi. Sin embargo, fuentes de la Casa de Gobierno informaron que dio instrucciones para que jefe de la fuerza fuera respaldado públicamente.

Silvia Elías de Pérez

Anunció que luchará contra la corrupción

“Las irregularidades que salen a la luz en la ex Brigada no son más que la prueba concreta de que el poder que conduce Tucumán desde hace casi dos décadas es responsable de amparar y proteger a los policías corruptos”, señaló La candidata a gobernadora Silvia Elías de Pérez (Vamos Tucumán). La senadora, que hace unas semanas anunció que será la Jefa directa de la Policía si es electa gobernadora, ratificó su decisión de “separar la paja del trigo en las fuerzas de seguridad”.  “A los que están disfrazados de policías, pero son narcos, ladrones o corruptos, los vamos a separar, van a ser juzgados y encarcelados. No puede ser que tengamos una fuerza donde solamente el 20% de la población confía en ella”, concluyó.

Comentarios