Un bebé de 20 meses se convirtió en la sexta víctima de la bacteria del estreptococo

La pequeña murió en un sanatorio de Río Negro. Preocupa la situación.

12 Sep 2018
1

FOTO TOMADA DE TN.COM.AR

Un bebé de un año y medio de la provincia de Río Negro se convirtió en la quinta víctima fatal de la bacteria estreptococo pyogenes, informaron este mediodía desde el sanatorio privado de General Roca en donde permaneció internada hasta el pasado 3 de septiembre, fecha en la que falleció.

María de las Mercedes Iberó, secretaria de relaciones Institucionales del Ministerio de Salud de Río Negro, dijo en declaraciones a la prensa que el pequeño "ya tenía una patología previa, estaba con neumonía y se sobreinfectó”.

Este caso se suma a otro difundido horas antes, de un hombre de 38 años de Pergamino, el primer adulto que perdió la vida por la enfermedad. El paciente había sido atendido en un centro de salud privado en donde fue tratado por cuadros que coinciden con los que se manifiesta la bacteria.

Según Infobae, las autoridades advirtieron que no se trata de una epidemia, pero preocupa que la bacteria se haya desarrollado con un perfil tan virulento en pacientes de distintas zonas que no tuvieron contacto entre sí.

En medio de la psicosis desatada por esta bacteria, los médicos recomendaron que las personas que presenten un cuadro con características similares a la angina o a la faringitis, temperatura elevada, dolor de garganta, ganglios inflamados o infecciones en la piel deben consultar inmediatamente en la guardia de un hospital o clínica.

La situación en Tucumán

"Es un germen muy común en la faringitis infecciosa, o lo que la gente conoce como angina. Cuando uno tiene una angina con pus, se le pide un isopado y vemos si existe este germen. Los pediatras trabajamos con el streptococcus pyogene todos los días", sostuvo el secretario ejecutivo médico del Siprosa, Gustavo Vigliocco.

En declaraciones a las "Las 12 en 30", el informativo del mediodía de LG Play, Vigliocco aseguró nunca vio casos en los que el cuadro de un paciente se complique por este germen. "Cuando se mete en la sangre y se puede distribuir en cualquier órgano, ahí sí se torna peligroso. Pero para que eso suceda se necesita que la persona infectada esté con un déficit inmunológico severo. Llevo 41 años de médico, y nunca jamás vi que este germen produzca esto", señaló.

Comentarios