La Armada recibió a familiares de la tripulación del ARA San Juan y dijo que la búsqueda no cesa

“Sentí un gran dolor”, afirmó el vocero Balbi.

07 Ene 2018
1

DETALLES. Allegados a los tripulantes fueron informados sobre los rastrillajes. telam

BUENOS AIRES.- La Armada Argentina informó que la búsqueda del submarino ARA San Juan, desparecido en aguas del Atlántico sur el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo, continúa con el destructor ARA Sarandí y el buque oceanográfico “Yantar” de la Federación Rusa.

La Armada consignó que el aviso ARA Islas Malvinas, también afectado a las tareas de búsqueda, arribó a la Base Naval de Ushuaia para efectuar su relevo con el aviso ARA Puerto Argentino, al que trasladará el ROV (vehículo operado remotamente) ruso Panther Plus. La fuerza comunicó además que un segundo grupo integrado por 14 familiares fue recibido en el Centro Coordinador de Búsqueda con asiento en la Base Naval Puerto Belgrano, para interiorizarlo sobre el criterio de definición de la zona de búsqueda y las diferentes áreas de barrido asignadas a todos los buques (nacionales e internacionales) en los últimos 52 días ininterrumpidos.

Se les explicó a familiares del “San Juan” sobre el asesoramiento y experiencia recibida del Estado Mayor Internacional, conformado por las armadas de Estados Unidos, Federación Rusa, Reino Unido y la Argentina, además de tomar contacto con las autoridades navales que se encuentran a cargo de la conducción y coordinación de la búsqueda, para aclarar dudas.

El vocero de la Armada Argentina, el capitán de navío Enrique Balbi, aseguró que la tarea de informar a la opinión pública sobre la desaparición del ARA “San Juan” fue el desafío “más difícil” que debió afrontar como oficial naval, y confesó haber sentido “un gran dolor” al asumir que no había posibilidades de supervivencia para los 44 tripulantes.

“Comunicar lo sucedido a la opinión pública y a los familiares de los tripulantes significó la tarea más difícil que tuve que emprender como oficial naval y vocero de la fuerza, una tarea que hace cuatro años que ejerzo. Como submarinista, sentí un gran dolor por la suerte corrida por la tripulación del San Juan”, señaló Balbi.

Recordó que en los primeros días del hecho, la Armada manejó la posibilidad de que pudiera haber sobrevivientes, pero que esa chance se desvaneció cuando la Organización del Tratado de Prohibición Compleja de los Ejercicios Nucleares informó la detección de “una anomalía hidroacústica consecuente con una explosión” en la zona en la que navegaba el submarino. (Télam)

En Esta Nota

Submarino ARA San Juan
Comentarios