Pablo Ortega ganó la segunda fecha en una carrera que se definió en la última vuelta

20 Mar 2017
1

OCUPADAS. En la carrera, Ortega movió las manos para dominar el volante y en el podio las usó para sostener sus premios. BH FOTOS

El primer triunfo de Pablo Ortega en la Clase 2 del Turismo Nacional será inolvidable por lo inédito. Las apasionantes 20 vueltas que se dieron en la final que se disputó en el autódromo de La Pampa, son otro factor que le pone la calificación de sensacional a la carrera que se vio en todo el país a través de la televisión. Y cuando Ortega habla, surgen más hechos que magnifican más lo que logró el piloto del Fiat Palio.

“Iba muy tranquilo y relajado, pero un poco molesto porque en las rectas mi auto no iba muy bien”, describió. Curiosamente, el sobrepaso que logró sobre Joel Gassmann para ganar fue justamente en una recta. “Me avisaron que era la última vuelta y en la principal salí bien traccionado. En el medio de esa recta, Julián Leppahaille me toca desde atrás, me da un ‘empujón’. Eso me dio unos 10 kilómetros más de velocidad para superarlo, sino no lo lograba”, contó sobre el toque, cargado de gracia, que le dio el Renault Clio N°19.

“Es como que se lo hubiese pedido”, le contó Ortega a LG Deportiva cuando ya estaba en viaje a 200 kilómetros de La Pampa. Sus dedos se habían tomado una pausa de los 120 Whatsapp que procuraba responder. “Quizás fue un choque que lo hizo para avanzar y beneficiarse él, pero el más beneficiado fui yo”, analizó el subcampeón vigente.

Gran manejo

Sí, hubo fortuna para Ortega, pero fue protagonista secundaria de la mejor película que protagonizó “Pabloso” en su carrera deportiva. Antes de ese “empujón”, el tucumano llevó magistralmente el Fiat Palio. Se equivocó en la largada, pero en la segunda vuelta corrigió el error. Estuvo siempre en la imagen de televisión donde cinco fueron los pilotos que visitaron la punta de la fila india conformada por Tomás Bergallo, Alejandro Bucci y Joel Gassman. Se bancó las presiones de Lepphaille, principalmente, y volvió a solucionar la situación cuando cayó una posición. “En realidad yo pensaba que iba a salir cuarto o quinto. Cuando quedé segundo, tampoco estaba seguro porque quedaba una vuelta y no pensaba que iba a pasar al primero, sino que me iban a pasar. Pero lo mismo hice el intento al salir en la recta y salió muy bien”, festejó Ortega.

La fiesta es doble para “Pabloso”: quedó como líder del torneo con 69 puntos, escoltado por Bucci con 61.

Comentarios