Trump suspendió la importación de limones tucumanos a Estados Unidos

El Departamento de Agricultura de ese país trabó por sesenta días el ingreso de los cítricos. A fines de diciembre, después de meses de tratativas, Obama les había dado vía libre.

23 Ene 2017
2

ARCHIVO LA GACETA

Estados Unidos suspendió la importación de limones tucumanos de manera temporaria, informó el Departamento de Agricultura de ese país (USDA, sus siglas en inglés).
El USDA, "de acuerdo con las orientaciones de la Casa Blanca establecidas el 20 de enero de 2017 (el día de la asunción de Trump), pondrá un alto por sesenta días a su decisión final de permitir la importación de limón fresco desde el noroeste de Argentina a Estados Unidos continental, que fue emitida el 23 de diciembre de 2016", indicó en un comunicado oficial.
Estados Unidos había permitido la importación de limones argentinos hace exactamente un mes, el 23 de diciembre pasado. Fueron meses de negociaciones entre las administraciones de Mauricio Macri y Barack Obama.
"El ingreso de los limones argentinos a EE.UU. es el resultado del diálogo comercial que surgió a partir de un memorándum de entendimiento firmado por el ministro y la secretaria de Comercio estadounidense, Penny Pritzker, a principio de 2016", informaron fuentes de Producción en ese entonces.
La producción de limones es una economía regional particularmente fuerte en Tucumán. Su traba por parte de Estados Unidos fue uno de los caballitos de batalla del kirchnerismo en su duelo político con Estados Unidos. Y fue, también, una de las "conquistas" que presentó Macri en materia de acercamiento comercial con la principal economía del planeta.

Estados Unidos suspendió la importación de limones tucumanos de manera temporaria, informó el Departamento de Agricultura de ese país (USDA, sus siglas en inglés).

El USDA, "de acuerdo con las orientaciones de la Casa Blanca establecidas el 20 de enero de 2017 (el día de la asunción de Donald Trump), pondrá un alto por sesenta días a su decisión final de permitir la importación de limón fresco desde el noroeste de Argentina a Estados Unidos continental, que fue emitida el 23 de diciembre de 2016", indicó en un comunicado oficial.

"Compre estadounidense y contrate estadounidenses", planteó Trump el viernes en su discurso de asunción en Washington, y aseguró: "La protección nos traerá gran prosperidad y fuerza".

Esta medida representa un revés para la producción de cítricos argentina, que no podían ingresar al país desde 2001. En aquella oportunidad, un lobby de productores californianos logró un fallo judicial que cuestionó la inocuidad de los cítricos argentinos y prohibió su ingreso.

Luego de años de gestiones, el APHIS estadounidense aprobó en diciembre de 2016 una norma que permitía reanudar la exportación local hacia ese país, y la expectativa entre los productores y el Gobierno era grande. Según estimaciones del sector, se estimaba que la Argentina podría exportar alrededor de 20.000 toneladas de limones, con un valor total por US$ 50 millones.

Actualmente, Argentina es el mayor productor mundial de limones frescos con un total que supera las 1,5 millones de toneladas por año. El 80% de ese volumen se origina en Tucumán.

Irónico

El ministro argentino de Agroindustria, Ricardo Buryaile, había expresado ayer su confianza en que el presidente de Estados Unidos respetará los acuerdos firmados entre su país y Argentina el pasado año para la exportación de carne y limones. Durante una entrevista en la emisora Radio Con Vos, el ministro había pronosticado que los acuerdos que rubricaron el presidente argentino, Mauricio Macri, y su entonces par estadounidense, Barack Obama, no peligraban. Finalmente eso no pasó.

Comentarios