Por segunda vez elevan a juicio oral el crimen de Aiziczon

Jorge Luis Borges fue imputado por el homicidio agravado del profesor de tenis, y Linda Martínez por el encubrimiento El fiscal López Ávila subsanó los errores en la acusación del cuestionado Carlos Albaca

17 Dic 2014
1

EN LA ESCENA DEL CRIMEN. Albaca recorrió el 26 de marzo de 2011 la casa en la que mataron a Aiziczon. la gaceta / foto de antonio ferroni (archivo)

Pablo Alberto Aiziczon estaba acostado boca arriba y en ropa interior en la cama matrimonial de Linda Vanesa Martínez, cuando Jorge Luis Borges le pegó en la cabeza con el caño de una pistola, dejándolo indefenso y sin capacidad de reacción. Luego siguieron los dos disparos mortales, y el vano intento de borrar los rastros del crimen.

El homicidio ocurrió el 21 de marzo de 2011, y aunque el principal acusado confesó haber sido el autor del hecho, aún no pudo realizarse el debate oral. A principios de este año, la sala II de la Cámara Penal declaró nulo el requerimiento que había realizado el entonces fiscal de Instrucción Carlos Albaca, quien había omitido distinguir cuál fue el rol que cumplieron Borges y Martínez.

Ahora, el fiscal de Instrucción de la IV° Nominación, Diego López Ávila, reiteró el pedido de elevación a juicio, aunque a diferencia de Albaca imputó a Martínez por encubrimiento agravado y a Borges por homicidio calificado por alevosía.

Mariano Fernández, el abogado de Borges, adelantó que no se opondrá a la elevación a juicio. “Cualquier presentación sería dilatar más este proceso. Entendemos que hay un montón de calificaciones que realizó el fiscal que no corresponden, pero entendemos que es necesario que llegue el debate oral para plantearlas”, expresó el letrado.

Los fundamentos

Fuentes judiciales revelaron los fundamentos que elaboró López Ávila para sostener la acusación. Aiziczon había salido a la siesta del 21 de marzo de 2011 de la casa de sus padres en Yerba Buena, supuestamente hacia Unidad Sionista, donde enseñaba tenis. Nunca llegó y como no contestaba los llamados sus familiares realizaron la denuncia.

Dos días más tarde, el cuerpo del profesor de tenis apareció dentro de su auto, en una calle del barrio Horco Molle. Habían intentado prenderle fuego. Borges y Martínez fueron detenidos el 26 de marzo de ese año, cuando estaban mudándose de la casa del pasaje Ignacio Baz 4.424 de esta ciudad, lugar en el que mataron a Aiziczon. Los especialistas de la División Homicidios y Delitos Complejos determinaron que la víctima se había contactado vía chat con una supuesta mujer, y acordaron una sesión de masajes. El dato surgió del análisis de la computadora del profesor de tenis.

En realidad, la persona que chateó con la víctima fue Borges, usando el seudónimo de “Kary”. De esa manera acordó la sesión de masajes entre Aiziczon y su pareja. En la conversación que recuperaron los peritos no se habla de sexo en ningún momento, según admitieron fuentes judiciales. Lo que no quedó claro es el móvil del crimen. En una de sus declaraciones Borges aseguró que Aiziczon quiso abusar de la mujer. Pero Martínez negó esta versión.

Si la defensora Oficial María Marta Contreras Cuenca (representa a Martínez) no realiza ninguna presentación, el requerimiento será elevado a la Cámara Penal para que sortee la sala que deberá llevar adelante el juicio.

Comentarios