Los empresarios ya palpitan el año electoral

Los principales referentes de la actividad privada tucumana ya preparan un plan rector para consensuar con los políticos que se presenten en las elecciones de 2015 para gobernador. Quieren articular políticas públicas y privadas. Nelson Castro habló de la Argentina que se viene y de los roles políticos

17 Nov 2014
COMO UN CIERRE DE CICLO.- La cena anual organizada la noche del sábado por la Fundación del Tucumán reunió a 450 personas, entre empresarios, ejecutivos, industriales, funcionarios, políticos e invitados especiales. Fue en el centro de convenciones del Sheraton Hotel Tucumán, un cambio de escenario en este tipo de encuentros, que habitualmente se desarrollaban en la Sociedad Rural de Tucumán. Entre las charlas previas a la cena, hubo intercambio de opiniones acerca del dólar, el balance de este 2014, la posibilidad de recuperar ventas a fin de año -con la inyección de dinero oficial para el consumo- y las proyecciones de 2015. Pero, en casi todas las mesas hubo comentarios acerca de las presuntas estafas de Cofin, algo que impactó a más de un sector de la actividad privada tucumana.

Por otro período más.- Jorge Malmierca fue el encargado de hacer una suerte de rendición de cuentas de lo realizado por la Fundación del Tucumán. Pero también reveló que, en octubre pasado, le fue renovado por tres años más su mandato como presidente. “Me honra y distingue que me hayan elegido por tres años más. Hacer política con mayúscula se hace desde cualquier lugar que contribuya al bien común de nuestros semejantes”, manifestó. Agradeció, además, al director ejecutivo de la entidad, Juan Luis Pérez Albert, y a cada uno de los miembros del staff de la Fundación del Tucumán.

Menú ejecutivo.- Luego de la recepción, amenizado por la cantante Agustina Vita y su banda, los asistentes disfrutaron de la cena preparada por los chef del hotel. Consistió en un plato de bondiola de cerdo con cebollas al Malbec, acompañado de patatas y torre de papas asadas. De postre se sirvió un pincho de frutas de estación con helado de vainilla y salsa de chocolate. El vino era de la Bodega Clos de los Siete, del enólogo Michael Rolland. El valor de la tarjeta era de $ 600.

LO QUE SE VIENE.- Algunos consejeros de la Fundación del Tucumán, comentaron -durante la cena- que la entidad tendrá un fuerte protagonismo en la emisión de un documento consensuado para todos los candidatos a gobernador. Si bien se trata de una iniciativa embrionaria, la idea es definir rápidamente el calendario de actividades para el nuevo ciclo que, entre otras tareas, está prevista una ronda de diálogo con cada uno de los postulantes para la pelea electoral de 2015. De hecho, la participación como orador del periodista Nelson Castro, fue como un punto de partida para aquella idea de la fundación. La fundación intenta ser un articulador de opiniones de lo que quieren hacer los candidatos, algo que en otros años ya fue practicado. Se invitará a todas las entidades, con el fin de que se nutra de un plan rector para el desarrollo de la provincia, con un menú de las políticas públicas, destacó el director ejecutivo de la Fundación del Tucumán. “En la medida que la población crezca, las empresas pueden desarrollarse”, dijo Pérez Albert.

La presencia de los políticos.- Dos de las 45 mesas preparadas en el salón fueron ocupadas por dirigentes políticos. En una de ellas se observó a los dirigentes del PRO. Entre otros, participaron de la cena anual de la Fundación del Tucumán, Pablo Walter, el legislador Alberto “Tito” Colombres Garmendia, el concejal Roberto Avila y los dirigentes Laura Costa, Paul Bleckwedel y José Manuel Avellaneda, presidente del distrito del PRO. En otra mesa, se encontraban los radicales, encabezados por el diputado José Cano. También estaban los legisladores Federico Romano Norri y Roberto Sánchez.

El orador de la noche.- Nelson Castro fue el encargado de cerrar el Ciclo de Disertaciones 2014 “Políticas de Estado y Consensos Básicos para una Argentina alternativa” “La Argentina ha consolidado la democracia, eso es muy importante; no ha construido la República, eso es muy malo”, indicó el conductor de “El Juego Limpio”, que se emite por la señal TN. “El pilar de la democracia, que es la convivencia, se ha visto fuertemente erosionado. La pluralidad y la diversidad han estado afectadas en estos años de kirchnerismo. Tenemos que defender la idea de discrepancia que es fundamental para la democracia. El kirchnerismo ha tenido éxito en dividirnos y ha tenido éxito en generar poder a partir de la división en distintos estamentos”, señaló durante su disertación.

Los dos caminos.- La Argentina se encuentra casi a un año de tomar dos vías, según el periodista. Por un lado, habló de la reconstitución de las instituciones y, por el otro, de la posibilidad de sumergirse en un proceso de involución impresionante, de retroceso republicano. “Durante la administración del kirchnerismo, la Argentina se peronizó (y no se entienda desde el punto de vista ideológico)”, dijo en su exposición. Y explicó: “usó al Estado como elemento de consolidación de poder”. Castro marcó también la diferencia entre el populismo y el progresismo. Lo primero se consolida en el asistencialismo, a través de subsidios a los pobres; lo segundo, mediante la creación de trabajo genuino, que le permite a la persona abandonar el estado de pobreza.

Vaticinio.- Uno de los comentarios que más inquietó al público fue cuando Nelson Castro habló de lo que le espera al próximo Gobierno. “El gobierno que venga tendrá que enfrentar un ajuste brutal”, analizó. Mencionó que, en la Argentina, hoy hay entre 2,5 millones y 3 millones de planes sociales. En este aspecto, habló también del rol de la oposición. “”No sólo se tiene que ocupar de ganar, sino de cómo gobernar. En la población hay desilusión con la oposición”, indicó, un comentario que incomodó a la dirigente presente. Puntualmente, expuso el caso de UNEN que, a su criterio, se enfrasca más en las peleas personales que en desarrollar un acuerdo político común. “Sin esos acuerdos, el kirchnerismo seguirá gobernando”, acotó.

LO QUE EL GOBIERNO QUIERE.- Casi al finalizar su charla, antes de las preguntas, Nelson Castro expuso tres cuestiones que le interesa a la gestión de Cristina Fernández antes que deje de ser la presidente de la Nación. Habló, en primer término, de la impunidad, “con el fin de que la mayoría de los funcionarios sospechados de actos de corrupción sean intocables”; luego del blindaje judicial, lo que buscará es armar un “terreno minado, para condicionar al gobierno que viene, porque Cristina Fernández de Kirchner querrá volver en 2019”. Lo tercero, que mientras la oposición está en pelea permanente, sostener la capacidad de saber hacia dónde va.

Autocrítica como sociedad.- En varios tramos de su charla, Castro habló del rol de la sociedad frente a la política. Se preguntó por qué una sociedad genera tantos dirigentes corruptos; por qué vota a ese tipo de dirigentes. También llamó a la reflexión para que, según su entender, “se deje de transformar presidentes en monarcas”. Habló de “refrescar la democracia con renovación”, como una tarea ciudadana. “Debemos apuntar hacia la Argentina mejor que todos queremos y no quedarnos con aquello de que el mañana será mejor y luego nunca llega”, finalizó el periodista, poco después de las 2.30.

Comentarios