Un ex jefe de Policía iría a juicio por la sedición

En los próximos días los fiscales pedirán la elevación a juicio contra media centena de policías, entre los que estaría Jorge Racedo. Los efectivos serán imputados por sedición o incumplimiento de los deberes de funcionario público, de acuerdo al rol que tuvieron durante los sucesos de diciembre de 2013

15 Nov 2014
Si la elevación a juicio de la sedición policial de diciembre del año pasado puede servir para que la situación no se repita a fines de 2014, el Ministerio Público quiere aportar su granito de arena. Fuentes judiciales aseguraron que los fiscales de Instrucción Diego López Ávila y Adriana Giannoni se encuentran trabajando en la requisitoria de elevación a juicio contra los policías que habrían tenido alguna responsabilidad en los saqueos motivados por el paro que realizaron varios miembros de la fuerza, entre el 9 y el 11 de diciembre de 2013.

Los fiscales ya cerraron la investigación y no citarán a nuevos testigos. En la requisitoria distinguirán las distintas responsabilidades que tuvieron cada uno de los imputados. Algunos de ellos incidieron directamente en los hechos, convocando a la revuelta policial, impidiendo que los autos y motos salieran a patrullar y hasta ingresando por la fuerza a dependencias policiales (como la base del 911), obligando a sus compañeros a abandonar sus puestos de trabajo.

Otro grupo, en tanto, tuvieron incidencia por omisión. Entre ellos se encontraría el entonces jefe de Policía Jorge Herminio Racedo, quien se encuentra imputado por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Los fiscales le endilgarían que no dio expresas directivas para que todo el personal que estaba de franco retornara al trabajo, para paliar la indefensión en la que había quedado la provincia. Junto a Racedo, podrían ser imputados otros jefes policiales.

Racedo fue imputado en diciembre de 2013, cuando aún estaba a cargo de la fuerza, por la fiscala de Instrucción Adriana Reinoso Cuello. El comisario renunció luego del acuerdo salarial que puso fin al conflicto, en rechazo a la incorporación de los cesanteados Diego Herrera, Miguel Ángel Toledo y Ángel Chaile, quienes están detenidos en el penal de Villa Urquiza acusados de sedición por esta misma causa.

Actualmente se encuentran detenidos Herrera, Toledo, Chaile, Pablo Pedro Pérez, Sergio Omar Hogas, Federico Antonio Castro, Eugenio Alejandro Mamaní y Flavia María Belén Bedmar. Fueron los primeros implicados en la causa, que se inició luego de la protesta en la que reclamaron un aumento salarial y la incorporación de los cesanteados. En esas fechas se produjeron saqueos de comercios, ante la ausencia de policías en la calle.

Fuentes del Ministerio Público aseguraron que la gran cantidad de personas que serán imputadas motivaría numerosos planteos que demorarían la efectiva realización del juicio oral. El juez de Instrucción de la IV° Nominación, Víctor Manuel Pérez, deberá decidir si da el visto bueno al requerimiento de elevación a juicio de los fiscales. Lo voluminoso del expediente (serían más de 30 cuerpos) haría casi imposible que pueda estudiar la causa y expedirse en 2014. En el medio habría planteos de los abogados defensores oponiéndose a la elevación a juicio.

Lo cierto es que en el Ministerio Público quieren dar señales claras a la fuerza policial, para que no se repitan los sucesos del año pasado, luego de los rumores que dieron cuenta de un posible nuevo reclamo salarial. En el gobierno negaron que se encuentren en una situación similar a la del año pasado, aunque fuentes de la Policía reconocieron que están recorriendo distintas dependencias y dialogando con los referentes de la fuerza, para mantener el compromiso de garantizar la paz social durante las fiestas.

Comentarios