UNA ENFERMEDAD PREVENIBLE

Tucumán, en alerta por el regreso del dengue

Los infectados se contagiaron al viajar a Paraguay y a Bolivia. Intensificaron los operativos en la provincia para evitar que el virus se propague.
Compartir
A DESCACHARRAR. Desde 2009, los agentes recorren las casas y aconsejan eliminar recipientes con agua. LA GACETA / FOTO DE ANALíA JARAMILLO (ARCHIVO)

El virus del dengue volvió a Tucumán. Y encendió el alerta. Esta semana se detectaron los tres primeros casos de la enfermedad en la provincia, en lo que va del año. Se trata de personas que viajaron a países limítrofes, adonde adquirieron la infección que se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Por ahora no hay casos autóctonos, aunque la preocupación ante un posible brote aumenta entre las autoridades. Rogelio Cali, director de Epidemiología de la Provincia, comentó que los tres casos son de la capital. Hasta ahora dieron resultados positivos a estudios preliminares de laboratorio, pero falta que sean confirmados o descartados en estudios de referencia nacional. Dos de las personas infectadas habían viajado a Paraguay y la tercera a Bolivia. Los pacientes presentaron síntomas como fiebre alta, dolor corporal, dolor de cabeza intenso, generalmente detrás de los ojos, y picazón. Todos se recuperaron favorablemente y no necesitaron internación.

El gran temor de las autoridades sanitarias es que se produzca un brote como el que ocurrió en 2009, que pasó a ser la peor epidemia de dengue en la provincia, con más de 1.700 afectados.

"Hemos redoblado los esfuerzos para evitar la presencia de casos autóctonos", explicó Cali. Se considera que es un caso autóctono cuando la persona afectada no viajó a otras zonas con dengue sino que adquirió la infección por la picadura de mosquitos infectados con el virus en su área de residencia.

Cali especificó que ya se realizaron operativos en los sectores cercanos a las viviendas de los infectados. El procedimiento es así: cuando aparece un caso se trabaja en las nueve manzanas que rodean la casa del paciente. Los agentes sanitarios buscan si hay otros vecinos que presenten síntomas del mal y revisan los fondos de las casas para ver si hay recipientes con agua acumulada, ya que estos son potenciales criaderos del mosquito transmisor del mal. El epidemiólogo advirtió que aún no se ha detectado la circulación de mosquitos con el virus del dengue dentro del territorio. Sin embargo, se mostró preocupado porque nuestra provincia tiene una altísima cantidad de Aedes aegyptis. Cuando estos insectos pican a un enfermo, se vuelven portadores del virus y comienzan a infectar a otras personas.

Otra situación que alarma es que en Tucumán todavía no pasó el período de lluvias: el calor y la humedad conforman un escenario ideal para que los Aedes se reproduzcan.

Este año, en la Argentina, el total de casos de dengue asciende a 317. La preocupación por el posible avance de la enfermedad se debe a que Brasil, Bolivia y Paraguay ya tienen más de un millón de pacientes que padecieron la enfermedad.

"Necesitamos que la gente colabore con el descacharrado en sus viviendas para evitar que pasemos a una situación de brote", pidió Cali. El funcionario resaltó que muchos vecinos creen que basta con la fumigación para prevenir el dengue. "Nosotros resaltamos que este procedimiento no es la solución, ya que de esta manera sólo se elimina el mosquito adulto y no se interviene en el fondo del problema. El Aedes sólo necesita agua limpia para depositar sus huevos, reproducirse y picar", aclaró.

Como no existen vacunas que prevengan el dengue, ni medicamentos específicos que lo curen, las autoridades enfatizan en prestar atención a los síntomas de la infección. "Si tiene fiebre alta de aparición brusca, hay que acudir al centro asistencial más cercano. El dengue se divide en clásico y grave. Este último puede ser mortal. En todos los casos, depende de la respuesta del paciente", concluye Cali.

TODO LO QUE TENES QUE SABER

- ¿Qué es el dengue?.- Es una enfermedad infecciosa causada por un virus que tiene cuatro variedades (serotipos): Den -1, Den-2, Den-3 y Den-4.

- ¿Cómo se adquiere?.- Los virus son transmitidos al ser humano por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite la fiebre amarilla. No se contagia de persona a persona.

- ¿Existen vacunas para prevenir el mal?.- No hay vacunas para prevenir el dengue ni tratamiento específico para tratarlo.

- ¿Cómo se propaga la enfermedad?.- El ciclo se inicia cuando un mosquito pica a un enfermo con dengue. El mosquito se infecta con el virus y 10 días después comienza a transmitirlo al picar a personas sanas.

- ¿Cuánto dura la incubación de la enfermedad?.- Entre tres y 14 días después de inoculado el virus a través de la picadura del mosquito. La persona desarrolla una viremia que dura alrededor de cinco días.

- ¿Cuáles son los síntomas?.- Fiebre alta repentina, sin resfrío; dolor detrás de los ojos, de cabeza, en músculos y articulaciones; decaimiento general. También pueden aparecer erupciones cutáneas, dolores abdominales, diarrea o vómitos.

- ¿Qué debe hacer una persona con síntomas compatibles al dengue?.- No tomar aspirinas ni otro medicamento y concurrir de inmediato al médico, sobre todo si viajó a zonas donde hubo brotes en los últimos días o la enfermedad es endémica. Por ejemplo: en Paraguay, Bolivia, Brasil y zonas limítrofes con nuestro país.

- ¿Cuál es la época de mayor riesgo de contagio?.- Los mosquitos proliferan con el calor y la humedad. El clima de Tucumán tiene estas características y el mosquito Aedes aegypti está presente en nuestra provincia, aunque todavía no se detectaron insectos contaminados con virus del dengue.

- ¿Qué es un caso importado de dengue?.- Cuando una persona adquirió la enfermedad fuera de su provincia o país de residencia.

Etiquetas de esta nota
Más como esto