Llega el tiempo del votante

Con la elección radical de hoy, las urnas vuelven a circular. El desdoble de las elecciones con dos enfoques diferentes. La fracturación del sistema de partidos alcanzará su punto culminante en los comicios del 28 de agosto.

12 Jun 2011
1

El mundo de la política está en ebullición. La propuesta presidencial de la oposición para las elecciones de octubre se delineó a grandes trazos, mientras que el oficialismo aún espera que Cristina Fernández anuncie su lanzamiento por la reelección.

La controversia política y judicial que rodea a Hebe de Bonafini -todo un ícono del kirchnerismo- por el manejo de cientos millones de pesos en planes de viviendas, y el reconocimiento que hizo el cegetista Hugo Moyano de la inflación como el gran déficit del modelo, han puesto sobre el tapete los problemas que condicionan la iniciativa de la Casa Rosada. La impaciencia cunde entre sus partidarios.

Ante este cuadro de situación, vuelve el debate sobre la utilidad de la estrategia de provincializar la elección. Alambrar Tucumán es una expresión muy escuchada en la máxima intimidad del Gobierno. Se concurrirá a las urnas el 28 de agosto, pero 14 días antes se celebrará la elección primaria obligatoria para escoger la fórmula presidencial -si es que esta instancia no se cae-.

Con lupa, el kirchnerismo medirá los porcentajes de adhesión que consiga el 14 de agosto y los que consiga el binomio alperovichista, dos semanas después.

En la Casa Rosada no olvidan lo que dijo el senador Sergio Mansilla acerca de Bonafini, que aún sigue siendo intocable para la Presidenta. Es una demente, deslizó, en réplica iracunda a manifestaciones antialperovichistas de la referente de Madres de Plaza de Mayo. Las figuras ligadas a la disidente Línea Fundadora traladaron las diferencias con la conductora emblemática de Madres de Plaza de Mayo, hasta Tucumán. Así, Alperovich escuchó palabras de apoyo, pero el entredicho entre él y Bonafini levantó polvareda.

Del abrazo del oso, escapó el cordobés José Manuel de la Sota al no incluir ningún postulante afín a la Presidenta en las listas provinciales. Es una clara toma de posición mirando a 2015. Tal vez piense desquitarse de la postergación de 2003, cuando no pudo despegar en su proyecto presidencial y, finalmente, desertó beneficiando a Néstor Kirchner.

La Casa de Gobierno ensayará la diferenciación con una movilización electoral que le dé solidez para el futuro. En el corto plazo, sin embargo, la mano presidencial se hará sentir con la designación de los postulantes a diputados nacionales.

Nadie discute que Cristina Fernández seleccionará dirigentes que les sean leales después del 10 de diciembre si busca la reelección. Tres nombres repiquetean en los mentideros: Alfredo Dato, Gerónimo Vargas Aignasse y José López, para los primeros puestos de la lista oficialista.

A López -secretario de Obras Públicas de la Nación- se lo incluye en la lista, mientras los ecos del escándalo de la Fundación ligada a Madres de Plaza de Mayo están lejos de apagarse. Por la secretaría de Obras Públicas de la Nación, justamente, se tramitan todos los proyectos de construcción de viviendas en el país.

El desgaste sin fin
La consistencia de la estrategia de provincializar los comicios está atada a la marcha de la gestión de Alperovich. El conflicto de la salud la jaquea duramente, y desgasta día a día al ministro de Salud, Pablo Yedlin. Juan Manzur es preservado de la ira de sus colegas. Aparece, pero no se expone en demasía, porque está en la primera fila del gabinete nacional.

La tregua que pide el gobernador, coincide justamente con el tramo en el que se desarrollará con mayor intensidad la campaña electoral. El reclamo gremial del sector ganó la adhesión de los colegios profesionales y de estamentos de la Facultad de Medicina de la UNT. El ciudadano es el convidado de piedra del diferendo, sin dudas. La idea de la confrontación continua deteriora a los contestatarios, y al Gobierno, cuya conducta será sometida a revisión en las urnas. El precio político a pagar es impredecible a esta altura del año. En las urnas se cuantificará el daño.

Sistema cuestionado
Envuelto en turbulencias se despliega el proceso electoral provincial. Los radicales desempolvaron las urnas para elegir aspirantes a bancas legislativas en las secciones de la capital y del Oeste. En el Este hubo lista única. Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) aprovechó la circunstancia para atacar el método de la UCR, desde donde le respondieron que se ocupe de controlar a Alperovich. Con todo, la tradición de la UCR indica que en muchas ocasiones las heridas internas no suturan y se transfieren a la elección general. Ese efecto maligno se transparentará con el escrutinio del 28 de agosto.

El protagonismo de las urnas entrará en receso hasta agosto, pero durante ese lapso el ciudadano experimentará visicitudes que definirán su comportamiento final.

Proliferación de siglas
La oferta de partidos será profusa del lado del alperovichismo. Se calcula que la Junta Electoral Provincial ha emitido unas 16.000 fojas relacionadas con la formación de organizaciones politicas para el 28 de agosto. Entienden que 400 de estas participarán de la puja de ese día. Se distribuyen entre comunas rurales, municipios y las tres secciones en que está dividida la provincia, La inmensa mayoría de esos partidos orbita en derredor de la fórmula Alperovich-Manzur. En esa inmensa parcela del paisaje político se libra una guerra feroz por la incorporación de activistas mediante dádivas y por el uso desigual de recursos económicos. En la capital se hace más ostensible esa disputa, porque ya no bastan los votos del circuito que comanda el legislador, sino que debe buscar un caudal extra en otros territorios. El choque de intereses termina con grescas y hasta balazos e algunas circunstancias.

En las filas refractarias al alperovichismo alarma tamaña distorsion del sistema de partidos. Vamos a apoyar a José Cano sin presentar acoples, adelantó Enrique Romero (Cruzada Peronista). El senador radical, en el marco del Acuerdo Cívico y Social (ACyS), contará con el aporte del macrismo, entre los partidos adheridos. Pero para las elecciones presidenciales de octubre, el macrismo jugará sus fichas en Tucumán, por el binomio presidencial Eduardo Duhalde - Mario Das Neves. Igual conducta observará en el Noroeste. La dispersión de opciones del ACyS para los comicios de octubre se acentuará: Ricardo Alfonsín - Javier González Fraga (UCR); Hermes Binner - Norma Morandini (socialismo), y Elisa Carrió - Adrián Pérez (Coalición Cívica) captarán a los partidos asociados.

Comentarios