El derrumbe y el inicio de clases fueron los ejes de un debate en Filosofía

La decana propuso empezar cuanto antes el ciclo lectivo. Los estudiantes sostienen que no están dadas las condiciones.

31 Mar 2011
1

CLIMA TENSO. La falta de acuerdo derivó en un cuarto intermedio hasta la semana próxima. LA GACETA / JUAN PABLO SANCHEZ NOLI VIA BLACKBERRY

No fue una sesión más del Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT). El tenso debate que se produjo esta mañana tuvo como eje los problemas derivados por el derrumbe del techo del anfiteatro "C", el 28 de febrero, que se habrían producido por fallas en su construcción.

El encuentro de los consejeros debía definir sobre el inicio del ciclo lectivo, en base a una propuesta presentada sobre tablas que elevó la decana Judith Casali de Babot. En ella, se impulsaba el inicio en los próximos días de los exámenes, las inscripciones y las clases de ambientación.

La sorpresiva presentación generó malestar en algunos representantes del estamento docente y de los estudiantes. Fue la consejera Natalia Armendariz -también presidenta del centro estudiantil- quien propuso que la decisión se prorrogue debido a que no estaban dadas las condiciones edilicias. Por ello, se decidió pasar a un cuarto intermedio hasta el martes de la semana próxima.

El encuentro se realizó con la presencia de numeroso público, en virtud de que desde algunos sectores se pretendía solicitar un pedido de informes a Casali de Babot -que no prosperó- porque no presentó en la reunión del Consejo Superior, de la semana pasada, una resolución aprobada por la mayoría de los consejeros de Filosofía y Letras, relacionada con el derrumbe del techo.

En ella, el cuerpo de dicha facultad pide al Rectorado un plan de obras integral, declarar la emergencia edilicia y la prioridad presupuestaria para esa casa de estudios, y que los fondos proviniesen de la Nación, al exigir la ruptura del vínculo de la UNT con Minera La Alumbrera. LA GACETA ©
Comentarios