La Presidenta decide sobre el destino final del tren bala

La empresa francesa Alstom reclama U$S 16 millones.

07 Mar 2011
1

SIGLO XXI. La maqueta reproduce el diseño, en escala, del polémico proyecto del tren de alta velocidad que unirá Córdoba, Rosario y Buenos Aires. NA

BUENOS AIRES.- La empresa francesa Alstom decidirá esta semana si acepta depositar U$S 3 millones de garantía para mantener el proyecto del tren bala o si se retira del negocio. Si decide esto último, el Gobierno debería devolverle U$S 16 millones o soportar un juicio millonario en su contra, de acuerdo al diario porteño "Ambito Financiero".

El contrato que la compañía firmó en abril de 2008 con el Gobierno argentino -informó el matutino- preveía que Alstom debía dejar una caución semestral de U$S 3 millones para continuar con la iniciativa. Realizó puntualmente esa liquidación pero desde diciembre, por decisión del Gobierno, la liquidación quedó suspendida hasta el primer semestre de 2011.

El principal problema que enfrenta la empresa extranjera -que propuso una compleja ingeniería financiera- implica que la financiación del proyecto sería a través de un crédito del banco francés Netixis y una garantía especial de títulos públicos argentinos. El costo total de la obra estaba calculado en unos U$S 3.800 millones. Pero este sistema no pudo concretarse por el estallido de la crisis financiera internacional que afectó al Netixis, que tiene sus cuentas en rojo, indicó "Ambito Financiero".

Por esta razón, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner deberá decidir en los próximos días si archiva definitivamente el proyecto y cómo hará frente al pago de esa deuda. (Especial)
Comentarios