Dolor en Santiago por la muerte de Juárez

El ex cinco veces gobernador de la provincia tenía 93 años y estaba internado desde hacía varios días. "El Tata", como lo llamaban sus seguidores, fue el primer gobernador constitucional detenido por delitos de lesa humanidad. Su primer triunfo electoral fue en 1948

04 Jul 2010
SANTIAGO DEL ESTERO.- El ex cinco veces gobernador santiagueño Carlos Arturo Juárez que murió el viernes a la noche, víctima de un paro cardiorespiratorio tras permanecer internado desde principios de esta semana en una clínica privada de esta capital, fue sepultado ayer en medio de la congoja de cientos de santiagueños. La salud del caudillo peronista de 93 años, que sufría de hace tiempo una afección cardíaca, se agravó con una artrosis en sus miembros inferiores que lo tenía postrado en su domicilio, conocido como "La Rosadita", ubicada a pocas cuadras de la plaza principal de la capital santiagueña.

Los médicos que lo asistían ya le habían colocado un marcapasos y no metabolizaba los alimentos, por los que fueron permanentes sus reinternaciones para evitar deshidrataciones.

Poco antes de producirse su fallecimiento, el caudillo peronista recibió la visita de su esposa, la también ex gobernadora Mercedes "Nina" Aragonés de Juárez y de su médico de cabecera y amigo, el ex diputado nacional Juan Domingo Pinto Bruchman.

Juárez había nacido el 8 de febrero de 1917 en la ciudad de La Banda, cuarto hijo del matrimonio integrado por Nicolás Juárez Taboada y Elvira López, inició su trayectoria cuando tenía 29 años y fue designado contador general de la provincia, tras concluir sus estudios de abogado.

"El doctor" o "El Tata", como lo llamaban sus seguidores, fue cinco veces gobernador de la provincia en los períodos comprendidos entre 1949/52, 1973/1976, 1983/1987, y otros dos más entre 1995 y 2002. El primer triunfo que lo catapultó como mandatario fue en 1948 y el presidente Juan Domingo Perón y su esposa, Eva Duarte, asistieron a su asunción. En 1973, volvió a imponerse y se fue al exilio en 1976, cuando se produjo el golpe militar. De regreso al país, en los comicios de 1983 su triunfo lo llevó por tercera vez al sillón de Juan Felipe Ibarra.

Cuando concluyó su gestión en el gobierno provincial, fue sucedido al frente del Ejecutivo, y a través del voto popular, por su esposa, destituida luego por la intervención federal que condujo Pablo Lanusse. Juárez también cumplió tareas legislativas como diputado y senador nacional.

Tras su alejamiento de la política y la destitución de su esposa, se convirtió en el primer gobernador constitucional detenido por delitos de lesa humanidad y cumplió durante varios meses arresto domiciliario en su residencia de "La Rosadita", aunque, luego, fue excarcelado y le levantaron un millonario embargo que pasaba en su contra. (DyN-Télam)

Comentarios