EL PEOR ESCENARIO

Honduras: "puede haber una guerra civil"

El mediador dijo que el pueblo no merece un derramamiento de sangre. Las tratativas se extenderán hasta el jueves.
Compartir
ALERTA. La OEA afirmó que si las negociaciones no prosperan, puede haber enfrentamientos entre civiles y militares hondureños. REUTERS

TEGUCIGALPA, Honduras.- Ante el estancamiento del diálogo en Honduras, entre el Gobierno de facto y los representantes del presidente derrocado, Manuel Zelaya, el mediador del conflicto, el mandatario costarricense Óscar Arias, manifestó su temor a que se produzca una guerra civil si fracasan las tratativas, que se extenderán hasta el jueves.

"Puede haber un derramamiento de sangre que el pueblo hondureño no se merece", declaró el facilitador, en un artículo del diario español "El País". El jefe de Estado lamentó la imposibilidad de acercar a los representantes de las partes enfrentadas en la segunda ronda de conversaciones que se desarrolló en Costa Rica, durante el fin de semana.

En los encuentros, Arias sólo logró convencer a los representantes de Zelaya y del mandatario provisional, Roberto Micheletti, a no iniciar ninguna acción antes de que finalice el nuevo plazo, ya que espera alguna salida de último momento que apacigüe el conflicto. "Veré si podemos lograr un acuerdo porque ¿cuál es la alternativa al diálogo? Se sabe que buena parte del pueblo hondureño tiene armas: ¿qué pasará si se dispara una de esas armas contra un soldado, o un soldado contra un ciudadano?", declaró el mediador.

En tanto, la Unión Europea (UE) congeló fondos de asistencia, por un monto de 65,5 millones de euros para el Gobierno hondureño, tras el fracaso de las gestiones de Arias. La determinación del bloque de países del Viejo Continente afectará a la nación centroamericana, que padece grandes dificultades económicas. Durante las reuniones, la delegación de Micheletti calificó de inaceptable el retorno de Zelaya al poder y cuestionó a Arias por considerar que se entromete en asuntos internos de Honduras.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, coincidió con los temores del mediador. "Si pide tres días más es porque cree que vale la pena intentarlo. No creo que sea un buen camino el de la insurrección y el de la confrontación, pero creo que no lo vamos a evitar si no hay de parte del Gobierno de facto alguna flexibilidad", concluyó el funcionario. (Especial)

Más como esto