Cristina encabeza la misión internacional de apoyo

La mandataria argentina recibió una dura advertencia por parte del gobierno de facto.

06 Jul 2009
1

EN WASHINGTON. Cristina y Zelaya, junto con la comisión regional de apoyo. AFP

WASHINGTON/TEGUCIGALPA.-A pesar de que se frustró su viaje a Honduras acompañando al presidente derrocado Manuel Zelaya, la presidenta Cristina Fernández se puso al frente de una misión internacional para respaldar el regreso del destituido mandatario al país centroamericano, de donde fue expulsado el domingo pasado tras un golpe cívico-militar.
Luego de participar en Washington de la reunión de la OEA que suspendió a Honduras como miembro del organismo, la Presidenta se trasladó hacia El Salvador junto con otros presidentes de la región para ejercer mayor presión internacional en pos de la restauración democrática en Honduras.
La idea original era que la jefa de estado iba a viajar ayer a primera hora con Zelaya con sus pares de Paraguay, Fernando Lugo, y Ecuador, Rafael Correa, y el secretario general la OEA, Miguel Insulza, vencido el plazo de 72 horas que impuso Correa para destituirlo.
Tras la prohibición del gobierno de facto de que esa comisión ingrese al país, decidieron viajar a El Salvador. "Todos queremos lograr la pacificación, que no haya ningún acto de violencia, y la plena vigencia de los derechos civiles en Honduras", dijo la mandataria.
Asimismo, puntualizó que decidieron viajar a El Salvador por "la cercanía del lugar" con Honduras, cuyas capitales están separadas por 363 kilómetros.
La presidenta también señaló que "la historia se construye de acciones y gestos concretos". "El protagonista fundamental de este proceso es el retorno del multilateralismo como instrumento más apropiado para definir grados de conflictividad regional y resolverlos en ese marco", puntualizó.
Respuesta
Mientras tanto, hubo respuesta y advertencia del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, a la presidenta argentina. "Ni ella ni ningún otro mandatario de la región va a llegar en forma intempestuosa al país, por cuestiones de soberanía que todo el mundo va a tener que respetar", señaló.
"Tenemos el más alto concepto de la Presidenta, pero ella no nos llamó para pedirnos si podía venir a este país", dijo Micheletti en conferencia de prensa en Honduras. Y agregó: "cuando otros países de la región tuvieron problemas -citó a Venezuela y a Bolivia-, las autoridades argentinas actuaron en forma muy disimulada, por eso pido respeto hacia las decisiones de nuestro gobierno". (AFP)
Comentarios