Atlético es campeón del Nacional "B"

El "decano" derrotó a Olimpo por 3 a 1. Los goles fueron marcados por Montiglio (2), el héroe de la noche, y Longo. Cerreña marcó el empate transitorio para la visita. Vea las alternativas del partido en Daledé.

15 Jun 2009
1

CAMPEONES. Antes del partido, el equipo "decano" dio la vuelta olímpica por el ascenso a Primera. LA GACETA / FRANCO VERA

Atlético Tucumán cerró una temporada perfecta. A dos fechas del final del torneo, ascendió a Primera división y, cuando aún resta disputar un partido más, se consagró campeón de la Primera "B" Nacional.

Esta noche, no desaprovechó el empate de Chacarita ante San Martín de San Juan y derrotó en el estadio Monumental a Olimpo de Bahía Blanca por 3 a 1 para quedarse con el título de la temporada 2008.

La fiesta en el estadio “José Fierro” arrancó cerca de las 19. A esa hora, una de las bandas de rock más importantes de la provincia, “La Banda de tu Hermana”, desplegó un repertorio con sus éxitos. Luego fue el momento de saludar y felicitar al plantel que consiguió el ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional.

Los jugadores, acompañados por sus respectivas familias, recorrieron los cuatro costados de la cancha, improvisando una vuelta olímpica.

El héroe de la noche fue César Montiglio, quien marcó dos goles ante los bahíenses. El primero para abrir el marcador a los 19 minutos del primer tiempo y el segundo a los 31 de la segunda etapa para romper la paridad y poner, nuevamente, en ventaja a los "decanos".

En la primera etapa, el partido fue parejo. Olimpo no se achico por estar frente al mejor equipo del Nacional "B" y tuvo varias chances para dejar a Atlético sin la fiesta completa en su casa.

Sin embargo, en el segundo tiempo y cuando la pasaba mal, a los 30 minutos, apareció Montiglio que trajo algo de alivio para los locales.

A partir de ese momento, el conjunto dirigido por Héctor Rivoira puso el pie en el acelerador y de contragolpe golpeó nuevamente a la visita a través de Sebastián Longo.

Cuando aún faltaban cinco minutos para que termine el encuentro, la hinchada comenzó el festejo soñado al grito ensordecedor de "¡Dale campeón¡". El árbitro Castro, de correcta labor, marcó el final del partido y se desató la fiesta en el Monumental. Una noche de grandes emociones para los hinchas "decanos" que pudieron festejar primero el ascenso a Primera y, como frutilla del postre, el título de campeón de la Primera "B" Nacional. LA GACETA ©
Comentarios