La oposición advirtió que intentará frenar el adelantamiento de los comicios

Morales, el titular de la UCR, señaló que el Gobierno cambia las reglas porque está débil. "El matrimonio Kirchner se volvió loco", afirmó. Stolbizer, la diputada de la Coalición Cívica, rechazó la manipulación del calendario electoral.

13 Mar 2009
1

RECHAZO. Morales, titular de la UCR, criticó el proyecto del Gobierno, de anticipar las elecciones legislativas. DyN

BUENOS AIRES.- Las principales fuerzas de la oposición criticó hoy al Gobierno nacional luego de que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, confirmara el adelanto de las elecciones legislativa, que iban a concretarse en octubre, para el 28 de junio.

El jefe de la Unión Cívica Radical (UCR), Gerardo Morales, advirtió que desde su espacio político hará todo lo posible para impedir que la iniciativa sea aprobada en el Congreso nacional.

"La verdad es que son unos vivos y no se gobierna un país con viveza criolla, ni tomando atajos o cambiando reglas. Esto demuestra que el matrimonio Kirchner está loco", disparó el senador, y atribuyó la idea de anticipar los comicios a que el Gobierno está asustado, tras el resultado desfavorable en Catamarca.

En declaraciones a la prensa, Morales estimó que si la iniciativa prospera en el Parlamento tendrá efectos institucionales muy graves. "Nosotros vamos a hacer todo lo posible para impedir la locura que intentarán", adelantó.

Luego, el parlamentario volvió a insistir con su dura embestida: "No se puede creer lo que hace el Gobierno, resulta que se autodebilita, autolicúa su poder político y quiere que todos paguemos por eso?", cuestionó. A propósito, el titular de la UCR argumentó que, para no seguir debilitándose, la Casa Rosada debe cambiar de rumbo. El dirigente insistió con que desde el oficialismo trata de impedir que la oposición articulemos y construya frentes electorales.

Daño institucional
A su turno, el radical Ernesto Sanz, jefe del bloque de la UCR, en el Senado, criticó el anticipo de los comicios y también lo atribuyó al debilitamiento de la gestión que encabeza la mandataria.

"Esto hace un daño muy grande a la institucionalidad del país. La ley que establece que las elecciones deben ser convocadas el cuarto domingo de octubre ayuda a dar previsibilidad", declaró el parlamentario, según publicó el diario digital La Nación.com.

Además, el parlamentario explicó que si hay crisis económica, es necesario tomar medidas pero no cambiar las normas electorales. "No me parece serio", agregó.

Por su parte, la diputada de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer, también rechazó la decisión de la Presidenta. "Cuestionamos la manipulación del calendario electora para favorecer al partido gobernante", remarcó. Desde el mismo partido, la legisladora Patricia Bullrich, se sumó a las críticas y anticipó que la fuerza política que integra votará en el contra cuando el proyecto se trate en el Congreso. "Vamos a pedir que la mandataria dé explicaciones", dijo la legisladora. (DyN-Especial)

Comentarios