Cayó el prófugo más buscado de Tucumán - LA GACETA Tucumán

Cayó el prófugo más buscado de Tucumán

Lucas González, que escapó durante casi un año, estaba escondido en un departamento de Moreno, provincia de Buenos Aires. Es el único acusado del asesinato de María Fernanda. La joven recibió un disparo en la cabeza, frente a la puerta de su trabajo. Un informante secreto aportó el dato que sirvió para atrapar a González.

08 May 2007
Después de casi un año de estar prófugo, Lucas González durmió anoche en una comisaría de la provincia de Buenos Aires. El único acusado por el asesinato de María Fernanda Chaila, perpetrado el 29 de mayo de 2006, fue atrapado gracias al dato que aportó una persona, cuyo nombre se mantiene en estricto secreto. Según se afirma, el informante ya cobró parte de la recompensa de $ 115.000 (la Nación le habría depositado $ 100.000 en una cuenta bancaria). El "Gardelito" estaba en un departamento del barrio Las Catonas, en la localidad bonaerense de Moreno. Hasta allí llegaron, ayer a las 5, policías de la Bonaerense. Los comisarios Humberto Ruezga y Francisco Picón, de la Policía de Tucumán, que investigaron el caso durante meses, no pudieron participar de la detención porque estaban viajando hacia Buenos Aires. El operativo estaba previsto para la tarde, pero la Bonaerense lo adelantó por temor de que González volviera a fugarse. El joven, de 27 años, señalado por varios testigos como la persona que le disparó a María Fernanda, ya se les había escurrido de entre las manos otras veces.
La madre de la víctima, Mary Ahumada, que también estaba en camino hacia la Capital Federal, donde se encontrará con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, quedó impactada cuando recibió la noticia. "Ahora quiero que sea juzgado y que reciba la condena que se merece", le dijo a LA GACETA.

De mayo a mayo
MARIA FERNANDA murió el 29 de mayo de 2006, luego de recibir un disparo en la cabeza frente a la puerta del Predio Ferial, donde ella trabajaba. Según testigos, el autor de crimen fue su ex novio, Lucas González.

GONZALEZ escapó durante casi 12 meses, aunque, al parecer, vino a Tucumán en varias oportunidades. Se lo buscó en la provincia, en Córdoba,en Mendoza, en Salta, en Mar del Plata y en Buenos Aires.

LOS INVESTIGADORES lo acusan de haber cometido varios delitos mientras estuvo prófugo, entre ellos, el asalto al Banco Macro de La Ciudadela y robos a personas que salían de distintos bancos.

$ 115.000 se ofreció a quien aportara datos. Una persona que presuntamente vive cerca de donde se atrapó a González denunció que este se encontraba escondido en Moreno.

ESTABA SOLO cuando llegó la Policía y se entregó sin resistirse. Según los pesquisas, le era cada vez más difícil encontrar refugio. Estaba tan "marcado" que era considerado un peligro por los otros delincuentes.