Actualidad Política

Los empresarios de transporte se abroquelan contra la quita de subsidios

“Es injusto: la Nación mantendrá el subsidio para la ciudad de Buenos Aires, pero los eliminará para el interior”, reclamó Berreta, de Aetat.
11 Sep 2018

Los empresarios de transporte de las provincias del interior plantearán mañana un reclamo en conjunto contra la quita de subsidios: buscarán conocer cómo se producirá el traspaso de la ayuda económica. En el caso tucumano, los fondos nacionales rondan los $ 170 millones por mes. Si ni la provincia ni los municipios pueden solventarlos, el boleto mínimo de colectivos debería subir de los $ 12.50 actuales a $ 36.

“El miércoles (por mañana), se reunirán los empresarios de todo el interior para tratar que no se implemente la medida. Todas las cámaras de empresarios dirán presente en la reunión de la Fatap (Federación Argentina de Transporte por Automotor de Pasajeros)”, explicó Jorge Berreta, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat). La cámara tucumana del transporte público tiene entre sus representantes de la Fatap a Daniel Orell: presidente de Aetat y vicepresidente de la federación de transportistas del interior. “Además de la crisis económica, las tarifas atrasadas, los insumos dolarizados y la devaluación, se suma que entre agosto del año pasado y agosto de este año, hubo una caída de pasajeros del 10%”, lamentó Berreta.

La quita de los subsidios al transporte público forma parte de los anuncios del gobierno nacional como consecuencia del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. “Si le quitan la plata al transporte, el colectivo va a subir (la tarifa) y esto pegará de lleno en las familias tucumanas”, consideró ayer el gobernador, Juan Manzur, antes de partir a Buenos Aires para el encuentro con el presidente Mauricio Macri para definir el proyecto de Presupuesto 2019. El recorte de subsidios del gobierno macrista afectará sólo al transporte del interior. La Nación mantendrá los subsidios al transporte público en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense.

“Más que nunca hay que trabajar para que las tarifas del transporte que pagan los usuarios del interior sigan siendo compensadas con equidad”, habían adelantado desde la Fatap en un comunicado.

Los subsidios nacionales se otorgan a través de tres sistemas, que consideran una ayuda económica en base a los kilómetros recorridos, la cantidad de empleados y la pasajeros transportados. Además, se incluye un descuento en el precio de gasoil.

El Ministerio de Transporte de la Nación, comandado por Guillermo Dietrich, tiene previsto distribuir más de $ 90.000 millones en subsidios al transporte público este año, entre colectivos, trenes y subtes. A Tucumán le corresponden cerca de $ 2.040 millones. Uno de los aportes es el Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sistau), creado en 2002 por Eduardo Duhalde. Los fondos surgen de un impuesto de un porcentaje sobre el litro de combustible vendido en las estaciones de servicio. El segundo ítem es Compensación Complementaria Provincial (CCP), que surge del Tesoro de la Nación. En agosto, las empresas que explotan las 70 líneas de colectivos de la provincia (14 urbanas en la capital y 56 interurbanas y rurales) recibieron $ 137 millones por los ítems Sistau y CCP, y otros $ 32 millones, por compensación del precio del gasoil, en subsidios a las petroleras. A estos fondos se suman $ 20 millones de subsidios provinciales girados a través de la ley que declara la Emergencia en el Transporte Público en Tucumán.

“Si se lleva adelante la medida será caótico para el interior. Volveremos al escenario del 2000-2001 con empresas que de un día para otro se caen porque la gente no puede pagar el valor técnico de la tarifa, sin subsidios. El usuario tiene un mal servicio, resurge la ilegalidad”, lamentó Berreta. Y agregó: “es injusto, la Nación mantendrá los subsidios para la ciudad de Buenos Aires y el conurbano pero en el interior el boleto deberá estar entre los $ 35 y $ 40, ¿quién puede pagar ese boleto?”.

Medida de fuerza de UTA: advierten que habría paro en algunas líneas

El gremio que reúne a los choferes de ómnibus advirtió que hoy podría haber restricciones en el servicio, en caso de que las firmas no pagaran un adicional a los trabajadores. Según el acta salarial firmada con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los empresarios debían abonar hasta ayer una suma no remunerativa de $ 2.000. Desde la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) alertaron no estaban en condiciones de afrontar el compromiso. “Terminamos de pagar con mucho esfuerzo los sueldos de agosto, muchas empresas no están en condiciones de abonar el adicional”, dijo Jorge Berreta, vicepresidente de Aetat. Agregó que el acta es ambigua, porque si bien establece que el pago debía efectuarse ayer, también prevé el cobro cuando reciban el subsidio nacional. En los sindicatos explicaron que en las primeras horas de hoy se conocerá el impacto en los servicios urbano e interurbano.