Actualidad Economía

El Central le puso freno al dólar, que cerró en $ 37,80

La divisa inició la semana con una leve alza
11 Sep 2018

Luego de las tres bajas consecutivas de la semana pasada, el mercado cambiario abrió ayer la semana con una tendencia alcista, marcada por una apreciación del dólar a nivel mundial, hecho que generó que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) salga nuevamente a intervenir para fijar un techo en la plaza mayorista.

De esta forma, cuando el billete tocó un máximo diario de $ 37,50 entre bancos, el BCRA salió a vender divisas de forma puntual para bajar su valor. Según operadores el monto volcado habría sido alrededor de U$S 50 millones. Un nivel muy acotado si se tiene en cuenta que entre el 27 de agosto y el 5 de septiembre vendió U$S 2.000 millones. Así, cerró la rueda a $ 37,80, unos 39 centavos (1%) por encima de la jornada del viernes pasado.

Este movimiento al alza ocurrió en un contexto en el que el volumen total operado fue muy acotado, de hecho fue inferior al del viernes, al registrarse menos de U$S 380 millones.

“Tras desinflarse en las últimas ruedas a raíz de la tregua financiera, el dólar revivió y se reacomodó hasta los $ 37,80 aún ante renovadas intervenciones del BCRA para amortiguar el alza, ya que la divisa acompañó las renovadas depreciaciones de las monedas emergentes, en línea con la expectativa de mayores tasas y flujos hacia Estados Unidos”, señaló a LA GACETA el economista Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

En la región

La suba del dólar en la plaza local estuvo en línea con la de los mercados de la región. En ese sentido, el real brasileño se depreció 1,3%, mientras que el peso chileno cayó 0,9%.

Los precios se movieron de menor a mayor, con una suba cuya magnitud fue acotada por la reaparición del Banco Central con ventas en el mercado. Los mínimos de la fecha se anotaron en los $ 37,20, con la primera operación pactada, veintiún centavos arriba de los precios del cierre anterior.

Las órdenes de compra fueron impulsando subas del tipo de cambio que poco a poco desplazaron los niveles anteriores, tocando máximos en los $ 37,50 por unidad.

“En esa instancia, la aparición de la autoridad monetaria con ventas en el sector donde operan los grandes jugadores puso límite a la corrección y generaron una reversión de la tendencia, con bajas que recortaron gran parte de la suba de hoy y acomodaron los valores en el nivel visto sobre el cierre de la jornada”, afirmó el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. El volumen operado llegó a U$S 380 millones, un 5% menos que el viernes, ante la cautela inversora en momentos de una retracción de negocios debido a la celebración del año nuevo de la comunidad judía, según indicaron operadores del mercado.

“Las ventas directas efectuadas por el Banco Central establecieron un límite muy preciso al nivel tolerado para la cotización del dólar en la fecha, emitiendo una señal que el mercado interpretó con el desarme de posiciones y algunos ingresos desde el exterior”, remarcó Quintana.

Y agregó que “todo parece indicar que la decisión tomada con la nueva estrategia de intervención oficial tiene como objetivo suavizar la curva de depreciación del peso para de diluir la tensión sobre el mercado en un escenario que todavía no despeja todos los interrogantes”.