Actualidad Policiales

Guerra entre clanes: el paso a paso de cómo se produjo el secuestro de Margarita Toro

Ya han pasado 48 horas y no disminuyó la tensión. En distintos sectores de la ciudad se escucha la misma advertencia: después de ese hecho, nada será igual.

Por Gustavo Rodríguez

27 Abr 2018

El fiscal federal Pablo Camuña sigue avanzando en la investigación de un caso que generó miedo en los barrios El Sifón y Villa 9 de Julio, de donde son originarios los clanes Toro y Acevedo. En cada rincón de esos sectores de la ciudad se percibe el mismo clima y se escucha la misma advertencia: después de ese hecho, nada será igual. Los móviles del secuestro aún no están claros, pero en las más importantes, la droga está presente. En las últimas horas se conocieron algunos detalles de este caso. A continuación, una lista para tener en cuenta y entender la gravedad del episodio.

1- Sorpresa en el barrio 130 Viviendas

El martes languidecía en este barrio de Villa 9 de Julio. Margarita Toro subió a su camioneta Amarok blanca para realizar un trámite con su hermana Verónica y una menor de edad. Las agujas del reloj marcaban poco más de las 20 y una llovizna caía sobre ese sector de la capital. 

2- Los atacantes estaban alertas

Los vecinos, por miedo, no hablan y por eso fue muy complicado establecer cómo se desencadenó el hecho. Se sospecha que los secuestradores llegaron al barrio en motos y vehículos y, separados, aguardaron pacientemente la salida de “La Patrona” -como la llaman sus parientes- de su casa. Los investigadores no dudan que recibieron el dato que la Toro estaba por retirarse de su domicilio.

Lo que el secuestro de Margarita Toro dejó al descubierto

3- Las redujeron en pocos minutos

Cuando las Toro estaban por abandonar su casa, al menos cinco personas las redujeron amenazándolas con armas de fuego. A los empujones, hicieron descender a “La Vero” y a la menor; uno de ellos condujo la camioneta y los otros se encargaron de vigilar a Margarita para que no se escapara del vehículo.

4- Habría estado retenida en El Cadillal

Los pesquisas, a través de las escuchas telefónicas que realizaron, después de dar varias vueltas para despistar a posibles perseguidores, se dirigieron a El Cadillal, donde varios integrantes del Clan Acevedo tienen propiedades. En ese lugar habrían cerrado las negociaciones con llamadas telefónicas.

5- “La Vero” fue la negociadora

Los secuestradores eligieron a Verónica Toro para realizar las negociaciones.  Según el trabajo de inteligencia que realizaron los investigadores, los captores habían pedido $ 2 millones para liberarla. Los familiares de la víctima les explicaron que era imposible conseguir esa suma de dinero y les ofrecieron $500.000 que terminaron siendo entregados casi de manera inmediata en un lugar no precisado. La familia de la víctima, que fue liberada cerca de las 2 de la mañana en otro lugar, no informó cómo hicieron para juntar esa suma de dinero en tan poco tiempo.

Guerra de clanes: “actuaron con descaro, con impunidad”

6- Hubo golpes, pero no se sabe de videos

Por las redes sociales se difundió que Margarita había sido duramente golpeada por sus captores y que se habían filmado videos de esas agresiones. Sí se comprobó que la líder del Clan Toro fue golpeada con las culatas de las armas de fuego en la cabeza, pero hasta el momento no se conocieron o aparecieron esas supuestas imágenes.

7- La aparición de la moto robada

En un primer momento se pensó que el móvil del secuestro  de “La Patrona” fue el robo de la moto que habría sufrido Abel González, hijo del Gustavo “El Gordo” González hace una semana. Según dijo el líder del Clan Acevedo, Maxi Toro, el sobrino de la víctima, había sido el autor del hecho. Siempre según esta teoría, los captores la raptaron para recuperar el rodado de $100.000. Sin embargo, la moto fue ubicada por la división Sustracción de Automotores mientras Margarita estaba cautiva. 

Quién habría sido el autor del audio que prometió una masacre contra los Acevedo

8- Vecinos muy poco cordiales

Varios de los integrantes de ambos clanes son vecinos en Villa 9 de Julio. Los investigadores no descartan  que el secuestro también estuviera vinculado a una pelea territorial por la venta de drogas en el barrio.  La casa de Julieta Díaz, la nuera del “Gordo” González, fue atacada minutos después que liberaran a Margarita. En tanto que el líder de “La Inimitable” estaría refugiado en una vivienda de “El Sifón”, ya que allí estaría más protegido por sus seguidores y parientes.

9- “Pipa”, el principal sospechoso

Ligado indirectamente con el Clan Acevedo es señalado como el líder de la banda que secuestró a Margarita. Está sospechado de vender “alita de mosca” en El Sifón. Los investigadores siguen sus pasos porque creen que roba las dosis a organizaciones dedicadas al narcomenudeo para poder venderlas. También lo tienen apuntado porque habría cometido algunos secuestros extorsivos a personajes vinculados a la venta de drogas que saben que no realizarán denuncias.  

“Fueron ‘changos’ de El Sifón, pero yo no los mandé”, dijo “El Gordo” González

10- Hubo amenazas al por mayor

Horas después de que liberaran a la víctima Ismael Toro habría enviado un audio para amenazar a los integrantes del Clan Acevedo. El fiscal Pablo Camuña podría incorporar el mensaje a la causa y desde la justicia ordinaria no se confirmó si iniciarán una investigación de oficio para analizar si realmente ambos grupos cuentan con las armas que dijeron tener en el audio que se viralizó rápidamente y que generó temor entre  los habitantes de ambos barrios y de la población en general.

11- Sólo se registró un incidente

Pese a todas las versiones de supuestos enfrentamientos, el único incidente que se registró en las últimas horas fue el incendio a la casa de Julieta Díaz, la nuera del “Gordo” González. Por otra parte, los pesquisas encontraron un auto abandonado en una estación de servicio que sería de “Pipa”. Los investigadores están tratando de establecer si efectivamente es de él y si lo dejó antes o después de que Toro fuera secuestrada.